fbpx

Un Albacete Balompié que quiere pasar a la historia

Los de Rubén de la Barrera se juegan el ascenso alas 18,00 horas en Riazor y frente al Deportivo. Una final del play off apasionante, en la que el Alba quiere una victoria épica, pues la desventaja en la grada será notable. La motivación y la mentalidad jugarán un papel importante y hoy el Albacete no puede fallar

Llego el día. El Albacete está a un paso de alcanzar el objetivo y volver esta tarde a Segunda División. Una camino que no ha resultado nada sencillo, pero el premio es gigante y toca lucha por él. Tal vez el Depor sea favorito por jugar en casa y frente a su afición. Pero más de 1.000 valientes acompañan a los blancos hasta Riazor y muchísimos más estarán pendientes en la capital manchega, en la provincia y en toda la Región. El Albacete quiere acabar la tarde siendo equipo de Segunda, y solo sirve un resultado, ganar al Deportivo.

Los blancos deben emplear todas sus energías en cuajar la mejor actuación de la temporada. Las finales no se juegan, se ganan, y con esa mentalidad deben saltar al verde los 11 titulares y el resto de la plantilla.

Tal vez Riazor tenga en las gradas a más de 30.000 mil aficionados locales, pero ambientes de ese tipo se viven pocas veces y tiene que servir de empuje para cualquier profesional. La experiencia, tranquilidad, entrega y la mentalidad ganadora son esenciales e innegociables de cara al objetivo. La plantilla es consciente de ello y buscará entrar en la historia de oro del club albaceteño.

Para el choque en A Coruña, Rubén de la Barrera a desplazado a toda la plantilla. Es momento de hacer piña y los lesionados no podían faltar en la expedición. No podrá contar con Maestre, Diegui, Kawaya y Javi Jiménez. El resto están disponibles y la novedad es la vuelta de Gálvez tras cumplir sanción.

La victoria del pasado sábado ante Rayo Majadahonda ha servido para cargar de moral a un Albacete que lo necesitaba. El mal final de Liga ha penalizado mucho a los blancos y generó dudas para el choque de semifinales.

Ahora con el paso de los días esas dudas se han ido acabando y la plantilla realmente cree en triunfo. También la afición que no quiere que el sueño se convierta en pesadilla.

Tras las pruebas de esta semana, es complicado saber los cambios que tiene en mente De la Barrera. El gallego se mide a su ex equipo, al conjunto de su ciudad, pero quiere superar al Depor y ascender con el Albacete.

Las dudas principales llegan en el lateral diestro. Emmanuel no estuvo fino ante Majadahonda, y tal vez mañana de inicio se quede en el banquillo. En su lugar veremos si entra Montes, o por lo contrario mueve a Boyomo y Gálvez pasa al centro con Djetei.

También es complicado acertar en el centro del campo, pues puede que vuelva Alberto Jiménez. En ese caso acompañaría a Riki y tal vez Fran Álvarez entre por la banda en detrimento de Llinares.

El resto podría ser lo mismo de hace siete días, es decir, Rubén Martínez, Fuster y Jordi Sánchez, como hombres más adelantados.

En finales como la de Riazor tienen que jugar los mejores, pero solo De la Barrera sabe el once que pondrá en liza y que podría estar formado por: Bernabé, Boyomo, Djetei, Gálvez, Julio Alonso, Riki, Alberto Jiménez, Rubén Martínez, Fran Álvarez, Fuster y Jordi Sánchez.

Deportivo

El conjunto de Borja Jiménez no pondrá las cosas sencillas al Albacete. El Depor es un histórico, ha ganado la Liga, Copas, participado en Champions y al igual que el Alba, su sitio no está en Primera RFEF.

Tras una larga campaña, los blanquiazules quedaron segundos con 74 puntos tras el Racing, por lo que el empate incluso les valdría para ascender, si no se rompen las tablas en 120 minutos.

Los gallegos han logrado esta campaña 23 victorias, 8 empates y 8 derrotas. El último triunfo fue contundente el pasado fin de semana ante Linares por 4-0 en la semifinal del play off.

El Depor cuenta con una plantilla experimentada y de calidad, en la que vemos a un ex del Alba, Antoñito. Pero también a grandes futbolistas como: Ian Mackay, Lapeña, Héctor, Bergantiños, Juerguen, William, Quiles, J. Calavera, Soriano, Rafa de Vicente o Miku, entre otros.

Los deportivistas parten como claros favoritos, ya que juegan en casa y con el gran apoyo de una afición que colgará el cartel de no hay billetes en Riazor. El Alba debe luchar contra el rival y la grada, pero los partidos grandes son para futbolistas grandes, y la plantilla de Rubén de la Barrera tiene que demostrarlo.

Todo preparado por tanto para que Albacete y Deportivo se vean las caras en Riazor desde las 18,00 horas. El premio es el ascenso a Segunda y ambos se dejarán la vida para conseguirlo. Esperamos poder contar un triunfo épico del Albacete. Ahora toca ver pasar las horas con impaciencia hasta el pitido inicial.

 

 

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.