fbpx

¡Que sí, que somos de Segunda!

Victoria épica del Albacete Balompié remontando en Riazor al Depor. Los goles de Alberto Jiménez y Jordi Sánchez llevaron a la gloria a los blancos

Podría escribir una crónica normal, como cada fin de semana, contando lo ocurrido en el partido, destacando los goles, criticando alguna que otra decisión arbitral y un mensaje final a modo de conclusión. Sin embargo, lo ocurrido en el día de hoy no tiene ni nombre ni explicación, por ello, esta crónica será diferente y especial, como lo ocurrido en Riazor el día 11 de junio del 2022.

Llegó el día más esperado para el albacetismo. Tras la decepción de no lograr el ascenso directo y la sorpresa de no conseguir el segundo puesto, el Alba se plantaba en los Play Off como el menos favorito de su cuadro. El primer escalón, un Rayo Majadahonda que venía lanzado, sin embargo, en Balaídos, ante poco más de 200 personas, el conjunto manchego hizo aquello que parecía poco probable, reenganchar a la afición.

Con el pase a la final, todo el mundo nos daba por muertos sin ni siquiera haber llegado a La Coruña. Nos esperaba Riazor y el Depor. Las apuestas no estaban muy a nuestro favor, pero durante esta semana se ha respirado un aire diferente dentro del Alba. No éramos favoritos, nos esperaba un infierno en tierras gallegas, pero, como dijo nuestro capitán que se ha vuelto toda una consigna en el equipo: “Si fuese fácil, no seríamos del Alba”.

El partido pareció haber sido escrito como un guion de película. Los manchegos salieron bien plantados, pero poco a poco el Depor comenzó a ganar terreno. Con un estadio a reventar, los alrededor de 1000 albacetistas se hicieron notar y le pusieron esa mano en el hombro al equipo para que supieran que no estaban solos.

Volviendo a la película, durante el encuentro, todo aquello que llevamos haciendo bien durante toda la temporada y que nos ha dotado de una seña de identidad, se volvió en contra, ya que, un error en salida de balón provocó que el conjunto coruñés recuperase en campo rival y Mario Soriano hiciese tronar Riazor anotando el 1-0 tras salvar la salida de Bernabé con una sutil vaselina.

Tras el paso por vestuarios, absolutamente nadie de los allí presentes dio por perdido el partido. Ni cuando Riki tuvo que marcharse por un golpe, ni cuando Emmanuel pidió el cambio porque sus piernas no daban para más. En este momento, Rubén De la Barrera comenzó a dirigir su ‘film’. La entrada de Alberto le dio otro aire al equipo y el Alba le robó el cuero al Depor y comenzó a hilar la machada.

¿Quién nos iba a decir a nosotros que el balón parado iba a ser nuestra mayor baza? Cuando el partido agonizaba y los deportivistas ya se veían en segunda, Manu Fuster sacó la varita para poner un balón teledirigido al corazón del área y Alberto con un testarazo increíble silenció Riazor para hacer rugir a la parroquia manchega.
Prórroga. Poca gente se podía creer lo que estaba sucediendo. El Alba por fin dio ese puñetazo sobre la mesa que se le lleva pidiendo toda la temporada y llegó justo a tiempo. En el tiempo extra, los coruñeses, sabedores de que el empate les valía, decidieron hacer su fútbol. Sin embargo, el plan de Rubén seguía su curso y los primero 15 minutos fueron del Depor.

Ya en el segundo tiempo, el conjunto manchego salió a morder y volvió a someter a un equipo blanquiazul que comenzaban a temblarle las piernas. Cuando mejor estaba el Alba sobre el verde de Riazor, ocurrió el milagro. Un centro de Sergi García al punto de penalti encontró a Jordi Sánchez, que esta vez sí, como el verdadero ‘killer’ que es remató con el alma el balón para culminar una remontada que entrará en los libros de historia del Albacete Balompié.

El defenestrado Jordi Sánchez, que no daba pie con bola durante la temporada, que había perdido la titularidad y no tenía nivel para ser el delantero del Alba, se quitó esa losa de encima al anotar un gol que vale un ascenso al fútbol profesional. Un gol que devuelve al Albacete a la categoría que se merece. Un gol de toda una ciudad y de su afición que siempre acompaña a su equipo. Un gol de plata que hace justicia con un currante como nadie.

Y con esto llegamos al final de temporada con los deberes hechos y con la mayor machada de la historia reciente del Albacete Balompié. Por la dirección deportiva que ha confeccionado esta plantilla, por un cuerpo técnico espectacular que nos ha hecho disfrutar de uno de los mejores años de fútbol desde hace tiempo, por los empleados que hacen que todo el engranaje funcione, por esa afición incansable, y por los jugadores que nos han llevado hasta aquí y nos han hecho creer, podemos decir bien alto y muy orgullosos: SOMOS DE SEGUNDA DIVISÓN. ¡AÚPA ALBA!

FICHA:

Deportivo de La Coruña:

Albacete Balompié:

Deportivo de La Coruña: Mackay; Héctor (Aguirre min. 115), Jaime (Granero min. 101), Lapeña, Antoñito; Bergantiños, Juerguen (William min. 80), Villares (Noel min. 115); Quiles (Álvaro Rey min. 80), Miku, Mario Soriano (De Vicente min. 68).

Albacete Balompié: Bernabé; Emmanuel (Llinares min. 80), Djetei, Boyomo, Julio Alonso; Riki (Alberto min. 63), Fran Álvarez (Eric Montes min. 95), Kike Márquez (Sergi García min. 88), Manu Fuster, Rubén Martínez; Jordi Sánchez.

Goles: 1-0 Mario Soriano min. 26; 1-1 Alberto min. 82; 1-2 Jordi Sánchez min. 112.

Árbitro: El colegiado Fuentes Molina (comité valenciano) amonestó con tarjeta amarilla por parte del Albacete Balompié a Rubén Martínez (min. 4), Emmanuel (min. 20) y Julio Alonso (min. 102); y por parte del Deportivo de La Coruña a Héctor Hernández (min. 78) y Antoñito (min. 108).

Incidencias: Partido correspondiente a la final de los Play Off de ascenso a la Liga Smartbank en el Estadio Abanca Riazor.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.