fbpx

Siete partidos de sanción para Mila Martínez

 

Duro castigo para la entrenadora del Fundación Albacete Nexus, que según redacta el juez de competición de la Real Federación Española de Fútbol, la suspensión es por “protestar al árbitro siendo reincidente e insultar al árbitro” 

La entrenadora del Fundación Albacete Nexus, Mila Martínez, ha sido sancionada con siete encuentros de suspensión, tras la última jornada en la Primera División femenina. Poniéndoles en antecedentes, indicar que Mila veía el partido frente al Valencia desde la grada, pues hace dos semanas fue expulsada con roja directa frente al Rayo y ya estaba sancionada con dos partidos.

El choque frente al Valencia transcurría más o menos tranquilo, sin demasiadas polémicas, hasta que el colegiado decidió complicarse sólo. Antes del descanso señalaba un penalti inexistente que ampliaba la ventaja en el marcador de las valencianas y con el choque ya finiquitado, 2-5 en el marcador y el minuto 90 en el electrónico, se inventaba de nuevo un penalti que sólo vio él, para que finalmente el marcador terminara en 2-6.

No estamos diciendo que las decisiones arbitrales hubieran cambiado el rumbo del partido, pero si se cometieron dos errores de libro que hasta las jugadoras del Valencia no creían. De circo fue el penalti del final, en una jugada en la que no pasó absolutamente nada, el árbitro señalaba los once metros. Las protestas fueron innumerables desde la grada, también los gritos de los aficionados, y resulta curioso ver como se sanciona a la entrenadora local por unas protestas que pudieron ser de cualquiera de los aficionados presentes. El castigo que cae en Mila parece desproporcionado, a la par de injusto, pero lo cierto es que el Nexus no está teniendo suerte con los árbitros que le están pitando en casa.

Como locales han sido perjudicadas en muchas ocasiones, y como indicamos antes, a pesar de no influir en los resultados, los fallos tan graves deberían tener su penalización. Frente al Barcelona se vivió una decisión incomprensible. Se pitaba penalti a favor del Nexus cuando la última jugadora se marchaba de la portera y esta la derribaba. En vez de señalar el pertinente penalti y expulsar a la guardameta, sólo se le mostraba amarilla, una decisión mal tomada por parte del colegiado.

Frente al Oviedo Moderno en las primeras jornadas y con 0-1 en el marcador, Carla Bautista fue objeto de un claro penalti, que tampoco se señalaba con el árbitro muy cerca de la jugada. Podríamos enumerar muchos más errores vistos en la Ciudad Deportiva durante la campaña pasada, la mayoría en contra del Nexus. Muy pocos a su favor.

El malestar de la afición y del equipo es notable, ya que no piden que se les regale nada, pero tampoco que se les perjudique. Las decisiones de los colegiados locales están mermando aún más a las albaceteñas, que no pierden la ilusión por competir en la máxima categoría del fútbol femenino. Esperemos que en las próximas jornadas los arbitrajes mejoren, pues se debe recordar que los colegiados son locales y en más de una ocasión las albaceteñas se han planteado pedir árbitro neutral para ver si la situación cambia. Con esto no pretendemos indicar que hay una persecución contra el Nexus, pero sí mostrar que se están cometiendo errores en una competición de máximo nivel.

Esto indica el acta en la que se puede leer la sanción a Mila:

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.