fbpx

De la Barrera: «Aquí no dependemos de nadie, dependemos de nosotros»

El técnico sólo piensa en ganar al Cornellá y no mira la clasificación. Eso sí, deja claro que hay que llegar a mayo bien situado para así poder luchar por el objetivo

Rubén de la Barrera compareció hoy ante los medios en la previa del partido ante el Cornellà del domingo en el Belmonte. Y lo primero, hizo referencia a los jugadores con los que podrá disponer. “Estamos los de la semana pasada, más veremos qué ocurre con Javi Jiménez que ya está entrenando con el equipo”. Por lo que seguirá sin contar con Emiliano por lesión y Eric Montes por sanción, además de las lesiones de larga duración de Maestre y Fran Álvarez.

Seguidamente, se refirió a la diferencia entre los resultados obtenidos por el equipo, dos empates y una derrota, y la imagen que se está ofreciendo de dominio y ocasiones. “Hay que ver los partidos, eso en cuanto a lo que ha ocurrido en estos tres partidos. Si miramos números, con los dos partidos que faltan por disputar, el equipo está ahí. Me preocupa el juego, lo que se haga en los partidos, y lo que extraemos del análisis de esos partidos es que hacemos mucho para ganar. No estamos concediendo nada, hemos recibido dos disparos a portería en los dos últimos partido y hemos generado muchas ocasiones de gol. De lo que se trata es de mejorar en campo contrario para que las ocasiones de gol sean más claras y mejoremos nuestro grado de eficacia en área rival que es algo que no nos ha permitido hacer gol en estos últimos tres partidos”, analizó.

Sobre si es frustrante generar tanto y no hallar recompensa, indicó: “Es más frustrante no ser capaz de construir nada y depender de que alguien un día tenga un momento inspirado y nos saque las castañas del fuego. Y creo que no, al contrario. Aquí la gente de arriba es consciente de que el balón le va a llegar muchas veces. E intentamos que les llegue con la mayor ventaja posible, tratamos de atacar con la mayor gente, pero de forma equilibrada y no vernos expuestos en contragolpes. Dar sensación de estabilidad, continuidad, fluidez en el juego y no ser víctima de lo que tú haces para buscar ese gol. Es lo que me tranquiliza. Son cuestiones que van pasando a lo largo de todas las temporadas. El equipo está jugando bien, haciendo muchas y mejores cosas, pero no está entrando el balón. Se trata de generar aún más y permitirles a los jugadores que están cerca del área rival que puedan hacer muchas más cosas todavía y con la mayor ventaja posible”.

La falta de gol va a asociado a un 2022 sin triunfos, si bien solo han sido tres partidos. “Veo muy bien al equipo porque otros equipos están padeciendo lo mismo. Es cuestión de este deporte y una categoría muy competida. Los partidos que hemos merecido ganar los hemos ganado y los que hemos merecido perder los hemos perdido. Anímicamente el equipo está bien porque está seguro de lo que hace. Volver a ganar depende de no abandonar aquello que nos está permitiendo generar ocasiones. Si vamos a pretender hacer ocasiones de la nada y de forma que nos aleja de lo que realmente nos hace ser fuertes sería equivocarnos”, concluyó al respecto.

Sobre el rival, Cornellà, nada de triunfalismos. “Es un equipo organizado, que defiende con gente. Espero que vengan en momentos a apretar, pero otros en los que defienda cerca de su portería y nos va a obligar a ser pacientes, inteligentes, movernos bien y ser agresivos con balón para comprometerlos. Me espero situaciones de contrataque y a balón parado a vigilar. No caer en un error no forzado como ocurrió contra el Sevilla, por ejemplo. Y estar atentos en situaciones de defensas de contragolpe, juego directo, balón parado, que son situaciones que van a tratar de explotar”. Y se refirió al hecho de que apenas ganen a domicilio. “A todo el mundo le está costando ganar fuera de casa. El nivel de la categoría es importante y no es sencillo. El Cornellà me parece que tiene buena organización, buenos jugadores, aunque históricamente parezca que consigue sus objetivos en los partidos de casa. Aquí hay estadios complicados y no es sencillo sumar fuera”.

Al Alba le llegan ahora dos partidos seguidos en el Belmonte. “Es el más importante el primero. No tiene sentido hablar de nada más que no sea Cornellà. Hacer un buen partido y ganar para afrontar aún más fuerte lo siguiente”. “Fundamentales son todos los partidos. Los calendarios están equilibrados. Es verdad que tu ganas dos partidos en esta categoría de manera consecutiva y clasificatoriamente eso repercute y tiene un impacto. Y más si tenemos en cuenta que jugamos dos partidos próximos el uno del otro y ambos en casa. Es importante. Pero lo que es importante de verdad es afrontar cada partido como toca y hacer las cosas como hay que hacerlas para merecer ganar. Cualquiera te puede complicar. Todo lo que tenemos claro que nos da crédito hacerlo y que se repita con más frecuencia. Dar importancia a los pequeños detalles que te permiten que los tres puntos se queden aquí”, defendió. “El tema es llegar a mayo bien situado. Ganar mañana, pasado y al día siguiente, nos va a venir muy bien a nivel clasificatorio, pero sobre todo a nivel emocional. Pero a nivel clasificatorio lo importante es llegar hasta final de temporada peleando por todo. No me espero que nadie lo sume todo. Las cosas cuestan y ya no los equipos que estamos en la zona de arriba, sino todos”, agregó.

Habló sobre el Andorra-Villarreal B que se jugará el sábado. “Si gana uno va a pasar una cosa, si gana otro, otra, Evidentemente lo mejor es el empate. Pero lo que tenemos que hacer es ganar nosotros. Hace unos meses dábamos por hecho que el Villarreal B estaba ascendido y el Sevilla Atlético estaba descendido… Esto da muchas vueltas. Queda un lote de partidos, un lote de realidades. Vamos a estar tranquilos y hacer lo nuestro. Aquí no dependemos de nadie, dependemos de nosotros”.

Y acabó su comparecencia hablando de unos refuerzos invernales que, al menos en Linares, sumaron titularidades y minutos. “Están para jugar. Es un cúmulo de todo. Son chicos que vienen con ganas. Se cuidó qué tipo de jugador venía. Existe un proceso de adaptación, pero queríamos que se viese reducido y así lo intuíamos con ellos. Pero lo importante es el núcleo de jugadores que ya estaban. Que se conocen y acumulan sesiones y conocimiento y eso facilita muy mucho las cosas. Pero sobre todo el ambiente que aquí hay. Y eso hace que un chico que lleva tres días sienta que el tiempo en el equipo es más del que realmente es. Eso da puntos y clasificación”. Y profundizó en el tema Kawaya. “Eso pasa por entrenar, competir y que se atreva de hacer todo aquello por lo que fue incorporado. Para desequilibrar, aportar diferencia desde fuera, tanto sin balón como con él, y al igual que él, todos estamos obligados a dar un paso al frente porque las segundas vueltas y más ahora que se concentran tantos partidos y con tanto candidato a hacer cosas chulas a final de temporada, los rendimientos individuales van a permitir más cosas al equipo”.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.