Tomeu: «Quiero pedir disculpas al club, a la afición, a los trabajadores y a toda la ciudad»

El capitán del Albacete daba la cara al día siguiente de confirmarse el descenso. No habló de su futuro, pero dejó claro que siente mucho dolor por lo ocurrido, tras cinco años en Albacete con muy buenos recuerdos

Tomeu Nadal, como capitán del Albacete Balompié, quiso comparecer el jueves ante los medios para poner voz al sentir del vestuario. “Primero de todo quiero pedir disculpas al club, a la afición, a los trabajadores y a toda la ciudad. Dije hace unas semanas que creía en la salvación y que si no se producía vendría a pedir disculpas. Es un momento duro para todos. Personalmente me duele. Vine aquí hace cinco años y prácticamente todos los momentos que he vivido han sido muy bonitos. No es nada fácil digerir una situación como esta, el vestuario está como yo, es complicado de vivir. Nunca te haces a la idea de que te puede pasar”, empezó diciendo. “Creo que no hemos estado a la altura del escudo y más en una temporada importante como la del 80 aniversario. No hemos podido estar con los aficionados, que han sufrido desde casa”, prosiguió.

Pero al igual que ayer transmitía el Club, Tomeu aboga por mirar hacia el futuro con optimismo, herramientas para poder hacerlo existen. “Después de los días de dolor hay que mirar al futuro con optimismo y saber que dentro del club hay una directiva muy comprometida que va a hacer todo lo posible por volver cuanto antes al fútbol profesional que es donde se merece estar este club”.

Después del mensaje, nuestro portero no tuvo reparo en entrar a valorar los motivos que han conducido a esta situación y que son muchos. “Ha sido un cúmulo de muchas cosas que no han salido bien. Cuando a un equipo le ponen cuatro entrenadores, algo pasa. Para mí, los mayores culpables somos los jugadores, somos los que estamos en el verde. A partir de ahí, cada uno de quien haya participado desde fuera en este equipo se sentirá culpable o no. Los jugadores nos hemos equivocado, no hemos estado a la altura de lo que pide la categoría. Hemos tenido momentos buenos con esperanza de cambiar la situación, pero al final no se ha podido conseguir. Mi trabajo es el vestuario y el campo y ahí hemos fallado”, relató.

A la hora de valorar su situación personal, Tomeu se reconoció hundido. “Sin ninguna duda es mi peor momento como profesional. Un descenso de categoría nunca es fácil. Y también por todo lo que he vivido aquí. Casi todos son momentos bonitos en los que se consiguieron objetivos. Llegué en Segunda B, logramos ascender y han sido cuatro años muy bonitos en Segunda viviendo un año histórico en el que casi ascendemos a Primera. Siento lo que puede sentir un aficionado del club, son momentos duros por lo que significa el club y la ciudad para mí”.

Respecto a cuál será su futuro, el meta explicaba lo siguiente «no lo sé. A día de hoy no me preocupa mi futuro. Veremos a partir del 30 de junio que es lo que pasa. Aquí como sabéis se han producido cambios. Hay que terminar la temporada y después nos sentaremos a hablar si quiere el club. Pero como digo, no me preocupa el futuro, es un momento que tenemos que pasar de sufrimiento y dolor los que sentimos este club y escudo. Al final un descenso nos hace sufrir».

Y acabó refiriéndose a cómo van a enfocar los jugadores estos dos partidos que restan para la conclusión del campeonato. “Hay que defender este escudo en cualquier situación. Y ahora más que nunca, el Club, los aficionados merecen que defendamos el escudo a la altura de lo que merece. Y no es lo mismo terminar colista que antepenúltimo. Tenemos que ser profesionales hasta el último día con el Club, los trabajadores que están aquí y con todos. Hay que cumplir hasta el último día”.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.