La Esquina del Belmonte 1×25: ‘Reflexiones desde el fango’

Me dijeron desde muy pequeño que en la vida tienes que superar dificultades. Y que te tienes que sobreponer a ellas. Y que nadie te va a regalar nada. La vida es un continuo viacrucis, al igual que los últimos días para el Albacete Balompié.

Se presentaba el partido del Miércoles Santo ante el Castellón como una verdadera final. Lo que los ingleses llaman ‘sixpointer’, porque es un duelo entre dos rivales directos por un mismo objetivo. Básicamente, el partido tuvo la misma lectura que los partidos anteriores: falta de gol y buena compostura hasta que el equipo se desmorona. El contratiempo del miércoles llegó con el penalty de Ortuño. Y eso que fueron los de La Plana los que parecían ir en última posición en la primera parte.

Una primera parte en la que el equipo tuvo sus ocasiones: recuerdo una buena de Ortuño obviando el penalty, Álvaro Jiménez tuvo la suya. La verdad es que no se puede decir que esta plantilla no haya dado la cara y que no sea honrada dentro del campo (lo de fuera no lo podemos conocer). Si se baja es por otro motivo que en estas semanas que quedan de Liga, lo iremos descubriendo.

Jorge Fernández puso el penúltimo clavo al ataúd, y ante el Espanyol se acabó de cerrar. El líder vino al Belmonte, a explicar con su fútbol porque era el líder de la categoría: Diego López, David López, Wu Lei, RDT… sólo con oír o leer sus nombres, te atenazas futbolisticamente.

Es como llegas al monstruo final en cualquier videojuego. De rebote, pero llegas. Y en ese momento te das cuenta de que sólo tienes una “vida extra”. Si no la cumples te amenaza el “continue” y el tener que echar moneditas de nuevo para seguir jugando

Los problemas de este equipo ya los hemos identificado todos. Vuelvo a repetir lo que dije antes de esta triada de partidos tan seguidos: Menéndez no es el principal culpable de que el Albacete baje. A Ménendez le han dado una cesta de mimbres, sin parar por el maestro artesano, para que los convierta en algo artístico. En el caso del fútbol, en un equipo que gane los suficientes puntos para permanecer en la categoría. Salvo giro milagroso: no se logrará. En la Biblia se escribió que un tipo resucitó hace 2021 años tras una crucificxión. Los milagros los dejo para ese tipo de historias.

Con esta temporada tengo la sensación de haberse involucionado una década a nivel deportivo. Si en aquella ocasión Candel jugó al Football Manager, firmó a nueve jugadores y destrozó un equipo apañado sin más quedando colista; en esta es justamente, por lo contrario. Pongamos antecedentes: se fía a la ruleta rusa del casino del mercado de fichajes. Un mercado de fichajes, en el que fichas; no jugadores contratados de Segunda B, ni siquiera jugadores buenos de la categoría. Fichas jugadores ¡¡Promesas de Segunda B!! Para una categoría en la que la calidad aumenta y el fútbol, tanto en la cabeza como en los pies. Con todos los respetos para los Liberto, Nahuel, Del Pozo y demás

Por mucho que lo niegue el club, el barco ha chocado contra el iceberg, y ya muchos pasajeros están protagonizando un motín.

Imagino y lo espero con impaciencia, a final de año que Víctor Varela o quien sea dé explicaciones sobre esta chirigota de temporada. Yo estaré con el equipo durante los nueve partidos restantes, pero entiendo que haya gente que se desconecte. Hay alguna similitud con el descenso de Candel. Por ejemplo: Tomeu Nadal puede ser considerado el Keylor Navas 2.0. Nos faltaría un caso ‘Asen’. Bien podrían ser los mensajes que Liberto Beltrán manda en forma de ‘Me gusta’ a los rivales del Albacete.

Puede (de hecho es lo más seguro) que descendamos. Pero una cosa está clara ¡¡Nos van a ver volver que nadie lo dude!!! ¡¡¡QUE NADIE TENGA LA MAS MINIMA DUDA DE QUE VOLVEREMOS A PRIMERA DIVISIÓN!!! Y pasearemos nuestro nombre por Europa

Me despido de mi Esquina, vuestra Esquina, hasta la semana que viene.

PD: Espero que la dirección de Aupaalba.es tenga a bien el renovarme en ‘Primera RFEF’.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.