La crueldad se ceba con un buen Albacete (2-1)

Foto: LaLiga.

Los de Alejandro Menéndez vencían de forma merecida con un gol de Ortuño y en un error defensivo en el 91 llegaba el empate del Girona. En la última jugada del choque Stuani hizo el segundo y mando al Alba al farolillo rojo. El fútbol no fue justo con los blancos, ya que han pasado de estar fuera del descenso al último puesto en cinco minutos

Un mazazo tremendo es lo que se ha llevado el Albacete Balompié de Montilivi. En el minuto 90 los blancos vencían de manera justa con un gol de Ortuño y estaban fuera del descenso, y cuatro minutos más tarde veían como Stuani ponía el 2-1 y acabarán la jornada como farolillo rojo.

La crueldad del fútbol en estado puro se ha cebado con un Albacete que hizo un muy buen partido y que acabó penalizado por errores defensivos. El primer gol del Girona llegaba en un saque de banda a favor, que Juanpe de cabeza metía al área del Alba desde su campo. Arroyo se durmió, Tomeu salió muy mal y Sylla lo aprovechaba para poner las tablas con una vaselina de cabeza.

Si el empate ya era injusto, lo peor estaba por venir. En la última jugada y en una falta lejana, el cuero era centrado al segundo palo, Arnau llegaba forzado para meter el balón al centro y allí estaba solo Stuani para mandar a la red y dejar al Alba roto.

Hasta esos momentos los albaceteños hicieron un partido de sobresaliente, no concedieron prácticamente nada en la segunda mitad, a pesar de las lesiones de Isaac y Kecojevic. El técnico al final realizó varios cambios para intentar dar aire a los suyos y en esta ocasión los movimientos no salieron bien. El Albacete no tiene profundidad de banquillo y una vez más quedaba demostrado.

Como decimos, una auténtica lástima, que puede ser una puñalada para un equipo que luchó por salir del descenso. Lo tuvo en su mano con el gol de Ortuño y se escapó en el último suspiro. Ahora toca levantarse del duro golpe, pues el miércoles será el Castellón el que visite el Belmonte y será una de las últimas opciones para seguir confiando en que se puede conseguir la salvación. Es cierto que la permanencia seguirá a dos puntos, pero el triunfo que se acarició en Girona era vital y la derrota hunde a un equipo que no lo mereció.

El Albacete saltaba al campo con las ideas muy claras. Los blancos defendían con las líneas juntas, replegando a la perfección Dani Torres y Silvestre y buscando futbol directo con Zozulia y Ortuño. El planteamiento una semana más fue acertado, pues desde muy pronto el Alba se hizo con la manija y las ocasiones.

A los 7 minutos, los manchegos pudieron ponerse por delante en el electrónico. La verdad que el trallazo de Jiménez mereció ser gol, pero Juan Carlos lo evitaba con una paradón. Tras un saque de banda a favor de los locales, Ortuño presionaba bien para robar, dejaba en la frontal para Jiménez y su derechazo a la escuadra, lo mandaba el meta a córner.

Tres minutos más tarde, fue Fuster el que no acertó de cara a gol. En un balón muy largo desde la defensa, Zozulia peinaba de cabeza adelantándose a los centrales y Fuster entraba libre por la espalda rompiendo el fuera de juego. El extremo se iba por la izquierda, entraba en el área y a pesar de estar escorado, buscó rematar cruzado y raso al palo largo. El cuero se fue por muy poco.

Respondió el Girona en el minuto 12 con un trallazo de Gambau que se fue rozando el palo de Tomeu. El cuero quedaba suelto a 30 metros de portería y el centrocampista que llegaba de cara, sacaba un zurdazo que se fue abriendo por suerte para el Alba. El balón salió por línea de fondo.

Pasado el minuto 20, de nuevo Fuster tuvo el gol en sus botas. Tras un centro al área y el despeje de la defensa local, el cuero cayó a la frontal para e ‘8’ del Alba que le pegó a puerta con el alma. Kebe puso el cuerpo para evitar el tanto y la jugada finalizaba en córner.

El Albacete estaba muy bien sobre el césped de Montilivi, con las ideas muy claras y siendo superior. A pesar de eso, Girona casi se adelanta en el minuto 37 en una contra muy rápida. Luna entraba solo por la izquierda, recibió el balón entrando por el vértice del área y se plantaba ante Tomeu. Quiso cruzar raso al palo largo y entre el meta o Boyomo, sacaban a córner. La jugada fue tan rápida que ni viendo la repetición podemos acertar si fue el meta o el central el que sacó el cuero a saque de esquina.

Antes del descanso también pudo llegar el gol del Albacete y hubiera sido justo, pues los de Menéndez lo merecieron. Corría el minuto 40 cuando el Alba presionaba la salida de balón de los locales en su área. Dani Torres robaba a 30 metros de portería, dejaba para Ortuño que estaba en la frontal. El delantero se hizo hueco para rematar con la zurda, a su lado entraba Zozulia solo, pero decidió rematar y mandó a las nubes.

Con el 0-0 se llegaba a la caseta y faltaban 45 minutos muy emocionantes. El Albacete estaba siendo mucho mejor que el Girona y mereció el premio del gol.

Ortuño adelantaba al Albacete y el Girona remontaba en el descuento

Arrancaba la segunda mitad con dos cambios en el conjunto de Francisco. Valery y Kebe se quedaban en la caseta y entraban Samu Saiz y Pablo Moreno.

Los primeros minutos fueron igualados, ambos conjuntos intentaban crear ocasiones de peligro, pero en los primeros 15 minuto de la reanudación no se vieron disparos a portería.

El Albacete tuvo que hacer el primer cambio obligado en el minuto 58. Kecojevic se quedaba tendido en el césped en el centro del campo y pidió las asistencias. El central con algún problema muscular no pudo seguir y Arroyo entraba en su lugar. Fue una lástima, pues la defensa del Alba hasta ese momento estaba muy bien.

La suerte no acompañaba al Albacete, pues siete minutos después de la lesión de Kecojevic, Carlos Isaac se tuvo que marchar también del campo por el mismo motivo. El lateral diestro acompañaba en una contra a Jiménez y se lanzaba al césped cuando su compañero le pasó el balón. Benito entraba en su lugar.

Cuando parecía que las lesiones podían mermar al Albacete, los de Menéndez lograban adelantarse en el electrónico en el minuto 68. En una buena contra por la izquierda, Caballo ponía un centro templado al corazón del área, Zozulia intentaba llegar ante Juanpe, pero no tocaba el balón y le pasaba al central entre las piernas. El cuero quedaba al segundo palo para que Ortuño se adelantara a Luna y se lanzara en plancha poniendo el 0-1. Remate al palo corto del delantero de Yecla que superaba a Juan Carlos y desataba la alegría en el Albacete. Con ese resultado se salía del descenso. Ahora tocaba defender la renta o aumentarla.

Tuvo el empate el Girona en dos ocasiones. La primera en un balón que peinaba Stuani para Samu Saiz. El atacante entraba por la derecha libre y buscó el pase de la muerte para Pablo Moreno. Por suerte la asistencia no fue buena y se quedaba en nada. Poco después, el propio Pablo Moreno remataba de cabeza un centro desde el carril zurdo y el esférico se perdió muy cerca del palo largo.

El Albacete estaba cansado, a pesar de ello los jugadores de Menéndez siguieron haciendo un buen partido. Intentaban mantener el balón lejos de su área y creaban mucho peligro por la derecha con Jiménez. El Girona salía con todo a la contra y tocaba estar muy vivo en defensa para no cometer errores. Mantener el triunfo era vital.

El técnico del Albacete quiso dar aire a los suyos en los últimos minutos. En el 85, Peña y Fran García entraban al verde por Fuster y Ortuño. Los locales seguían volcados en el campo del Alba y a la contra se les podía hacer mucho daño y poner la sentencia.

Cuando el Alba rozaba la victoria con la punta de los dedos, un error defensivo sirvió al Girona para empatar en su primer disparo a portería en el segundo tiempo. En un saque de banda a favor cerca del área de Tomeu, el Alba sacaba en largo, Juanpe desde campo propio despejaba de cabeza y el balón cruzaba el campo. Cayó a la espalda de los centrales, Arroyo y Boyomo se lo comieron y Sylla se quedaba solo. Tomeu salió mal y tarde y el delantero hizo una vaselina de cabeza que entraba en la red. El gol no era justo, pero los errores en Segunda se pagan muy caros y el 1-1 subió al marcador.

Por si no era injusto el empate, aun llegó lo peor en la última jugada y el Girona daba la vuelta al marcador en el 94. En una falta lejana a favor, los locales colgaban al segundo palo, Arnau entraba en posición correcta, ganaba en carrera a Fran García y ponía el cuero al centro. Allí estaba Stuani completamente solo, Tomeu se quedaba a media salida y el delantero empujaba a la red. El 2-1 fue un mazazo para un Albacete que no lo mereció.

Con la derrota el Albacete pasa al farolillo rojo, cuando cuatro minutos antes del final estaba fuera del descenso. El golpe es duro, seguramente a más de un futbolista y muchos aficionadas se les ha escapado una lágrima, pues el Alba hizo un buen partido hasta el descuento y no mereció la derrota. Toca cambiar el chip cuanto antes, pensar que jugando así todavía quedan opciones de permanencia, y ahora es momento de pensar en el Castellón y en ganar.

FICHA:

GIRONA FC                             2

ALBACETE BALOMPIÉ            1

Girona: Juan Carlos, Yan Couto, Juanpe Gil, Arnau, Antonio Luna, Ibrahima Kebe (Pablo Moreno, minuto 46), Terrats (Cristóforo, minuto 81), Aday Benitez (Stuani, minuto 62), Gumbau (Monchu, minuto 62), Valery (Samu Saiz, minuto 46) y Sylla.

Albacete: Tomeu, Carlos Isaac (Benito, minuto 65), Boyomo, Kecojevic (Arroyo, minuto 58), Caballo, Silvestre, Dani Torres, Álvaro Jiménez, Fuster (Fran García, minuto 85), Zozulia y Ortuño (Peña, minuto 85).

Goles: 0-1. Minuto 68, Ortuño; 1-1. Minuto 91, Sylla; 2-1. Minuto 94, Stuani.

Árbitro: Gálvez Rascón, Colegio Madrileño. Amonestaba a los locales Yan Couto, Gumbau, Terrats y Juanpe.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.