La Esquina del Belmonte 1×22: ‘Deja Vú’

La Vorágine del día a día muchas veces nos impide reflexionar sobre las cosas importantes de la vida. ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? ¿Por qué nuestro director deportivo dijo que no hacía falta una Revolución?

Minutos antes del partido, vimos la alineación. Con la cantidad de bajas que el equipo, los titulares eran los esperados teniendo en cuenta a lo que juega el técnico. Yo me puse a santiguarme. Aún así confié; he de decir que confié. Soy un optimista redomado. Porque pienso que todo va a salir bien. Y porque no hay mal que cien años dure.

 

Del partido hay que destacar casi lo mismo de siempre desde que se acabó la mini-racha de victorias de Ménendez. Cierto buen juego y buena compostura, hasta que el equipo se desmorona. Estas últimas frases seguro que las han visto en otras ediciones de este blog. Han sufrido un Deja Vú. Es lo que sufrimos todos al ver a este equipo en las últimas semanas. Y no se sabe si son los jugadores que no dan para más, o Menéndez está sobrepasado, o es un cúmulo de las dos anteriores. Me inclino por la tercera opción.

Luis Miguel Ramis dejó de ser un recuerdo dulce y agradable para el albacetismo en aquel partido en Oviedo. Las cámaras le enfocaron aquel día con la mirada pérdida, intentando buscar soluciones a problemas que estaban planteados ya, desde la repesca por parte del Getafe en el mercado de invierno de la 18/19. Un mercado de invierno, por cierto, que inició el boquete de malas decisiones a nivel deportivo por parte de Skyline, al menos su parte deportiva. Esas malas decisiones deportivas, nos llevan a día de hoy, a una concatenación que explica como estamos: últimos y casi pidiendo que el Almería gane al Alcorcón para que la salvación dependa del partido en dónde nos visitan los alfareros entre otros.

Durante el partido en su primer acto, el Albacete no jugó del todo mal. Hubo varias ocasiones que no se materializaron. Manu Fuster tuvo la suya, Ortuño tuvo la suya. Durante la primera parte, no se puede decir que no se tuvieran ocasiones. Vivo en un auténtico Deja Vú. Otra frase que he repetido en semanas anteriores. Es como cuando va a la discoteca llegas a casa, y tu padre te pregunta si has ligado: “Bueno, no. No he ligado, pero he hablado con tres chicas la pasada noche”. “El fin de semana siguiente, arraso” Y otra vez lo mismo. Pero en el fútbol, y más en las latitudes de temporada en la que nos encontramos, no vale lo de “El siguiente fin de semana arraso, porque cuando se quiera dar cuenta la dirección deportiva, será demasiado tarde.

No entiendo lo de los cambios en la segunda parte. Tendría que haber hecho Ménendez los cambios en el descanso al menos (meter a Álvaro Peña por ejemplo y/o poner a Vargas en un 4-4-2 porque Manu Fuster No es delantero. Y ya conocemos él porque de esta afirmación. Lo hemos visto demasiadas veces esta temporada.

En estos tiempos de COVID-19, tengo la sensación de estar viviendo en un continuo Deja Vú. Buscar másters y ofertas de empleo, jugar al Football Manager, e ir con Cristina a dar una vuelta. Amén de ver todo el fútbol que pueda, de donde sea porque el fútbol me importa en todas partes. Y ver al Alba, siempre ver al Alba. Esta droga no me la quita ni Cristo.

Voy a ser un poco malo: creo que a Menéndez le está empezando a venir grande el asunto. Si en algún momento, tras tres victorias, se empieza a perder, cuando se continua con la palmadita en la espalda puede ser contraproducente.

En la segunda parte adivinen…¡No hicimos ningún tiro a puerta! Y si dicen que salimos a ganar, debe de ser en otro universo paralelo. Me gustaron los Alex en el Tenerife. Ramis con intentar cerrarse bien y aprovechar las jugadas a balón parado, sacadas en corto ¡Curioso!

Yo voy a seguir apoyando a este equipo. Porque el sentimiento y el amor es más fuerte que todos los jugadores con escasa técnica que podamos tener; o los Toni Cruz que nos podamos cruzar. Quiero tanto al Albacete Balompié que duele. Mi padre desde el año 80, se dejó tanto dinero en el Albacete Balompié que podríamos tener una buena casa en Madrid.

Mucha suerte a nuestras chicas del Fundación Albacete. Está difícil lo del ascenso, pero desde aquí estaremos apoyándoos.

Me despido de mi esquina, vuestra esquina, hasta la semana que viene.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.