El Albacete sigue sin dar motivos para soñar con la permanencia (1-1)

Los de Alejandro Menéndez evitan la derrota ante el Logroñés con un gol de Ortuño en el minuto 92. El Alba realizó un mal encuentro, pero lucho por salvar un punto hasta el pitido final. Si rival tampoco mereció el triunfo, por lo que las tablas fue el resultado más justo. Los blancos seguirán colistas con 26 puntos

En la previa dejamos claro que las finales se deben jugar para ganarlas y eso es algo que no hemos visto por parte del Albacete en el choque ante el Logroñés. A los blancos les faltó ambición, llegadas con peligro y ser mejores que un rival que tampoco ofreció demasiado. Al final el empate es el resultado más justo por lo que ambos demostraron en el verde. A los de Logroño les sabrá a poco, al Alba de la forma en que llegó, le supo a gloria. El tanto milagroso de Ortuño en el 92, sirve para hacer que un rival directo pierda dos puntos, y es de las pocas cosas positivas que dejó el 1-1.

El Albacete sumó un punto, seguirá colista con 26. La permanencia se complica, a pesar de que la clasificación siga mostrando que con una victoria puedes salir del pozo. Jugando así, como en Sabadell y ante Logroñés, es imposible ganar partidos y como no cambie mucho esta dinámica, habrá poco que hacer para salvar la categoría.

Tal vez seamos demasiados negativos, aunque por juego y resultados el optimismo no es posible. El equipo es un quiero y no puedo. Lucha, no se deja llevar, pero no hace goles y siempre se comete algún error defensivo. La falta de calidad también es notable y si faltan piezas como Álvaro Jiménez, las cosas se complican más.

Entrando en el encuentro, saltaba mejor al campo el Logroñés y a los seis minutos daba un primer aviso en un balón profundo a la izquierda para Iñaki, el lateral llegaba al área y desde el costado ponía raso al primer palo. Allí Nano Mesa remataba muy desviado.

El Alba también pudo adelantarse pasado los diez minutos en una jugada a balón parado. Carlos Isaac centraba pasado un córner desde la izquierda al segundo palo, Peña buscaba el remate y justo delante de él, Iago López llegaba para sacar con la testa de nuevo a saque de esquina y evitar el tanto.

El choque llegaba a la media hora y prácticamente no había pasado nada. El Albacete tenía algo más el dominio y llegaba a las inmediaciones del área de Santamaría, pero todos los centros desde las bandas estaban siendo malos y no encontraban rematador. El dominio hasta ese momento era estéril y había que mejorar mucho para hacer daño al rival.

Perdonaba el Logroñés en el minuto 35 en la ocasión más clara de la primera parte. En un saque de esquina al segundo palo, Bobadilla conectaba un remate de cabeza cruzado, el cuero llevaba buena dirección y muy cerca de la línea de gol, Nano Mesa cambiaba la trayectoria de tacón. Gracias al toque del delantero, el esférico fue al cuerpo de Tomeu, que con el pie lograba detener.

El Albacete se pudo ir al descanso con el marcador a favor, pero un gol de Carlos Isaac en el minuto 44, fue anulado por un claro fuera de juego. Perdió el cuero el Logroñés en la salida, los blancos armaron una buena contra, Cedric recibió por la izquierda, puso un gran centro raso al primer palo y allí llegaba Isaac para empujar de primeras a la red. El linier levantó la bandera y con la repetición quedaba claro la posición antirreglamentaria del futbolista del Albacete.

No ocurrió nada más en una primera mitad en la que el Alba fue algo mejor que su rival, tuvo más llegadas al área por las bandas, pero la ocasión más clara fue para Nano Mesa. Ya que las llegadas de los locales no ocasionaban nada de peligro a la meta de Santamaría. Con el 0-0 se legaba a vestuarios.

Nano Mesa adelantó a los visitantes, y Ortuño salvó al Alba en el descuento

Tras el paso por vestuarios los protagonistas eran los mismos, pero no tardó Menéndez en meter a Ortuño por Peña. El técnico se la jugaba con dos delanteros, para ver si alguna de las llegadas por banda daba sus frutos.

Lo cierto es que esa sustitución sirvió para dar algo más de libertad a un Zozulia que luchaba todas contra los centrales, pero estaba muy solo. El ucraniano fue capaz de crear alguna llegada, pero sus disparos se fueron desviados.

El encuentro estaba siendo malo por parte de los dos equipos y un error podía romper la balanza. Eso ocurrió en el minuto 73. Olaetxea controlaba a 40 metros del área, lograba avanzar unos metros cayendo a la derecha y veía un hueco entre Fran García y Boyomo, para meter el balón al espacio para el desmarque de Nano Mesa. El delantero entraba en el área escorado, Kecojevic no llegaba para taparle lo suficiente y sin pensarlo, sacaba un remate cruzado al palo largo. Tomeu no pudo hacer nada para despejar y el 0-1 subió al electrónico. Fue un mazazo gordo para el Albacete, que era incapaz de disparar a la meta de Santamaría.

Los blancos tras el tanto cambiaron el chip, y ahora sí dieron un paso al frente para intentar salvar la derrota. En el minuto 78, Silvestre daba el primer aviso, y su zapatazo raso, salió demasiado centrado. El meta intervino por primera vez para evitar el tanto.

Zozulia, que a pesar de no marcar, se dejó el alma en cada balón, tuvo el empate en el minuto 86. De nuevo el meta con un paradón lo evitaba. El ucraniano se hizo con un rechace cerca dela frontal y soltaba un zurdazo cruzado al palo largo. El meta sacaba el balón con una gran estirada.

Los minutos se consumían y el Logroñés ya saboreaba la victoria. El colegiado tampoco ayudaba, pues no quiso revisar en el VAR unas manos en el área y en el 90, tampoco quiso ver un agarrón claro de Álex Pérez a Zozulia.

Pero el Albacete no merecía perder, ya que su rival tampoco hizo mucho más para llevarse la victoria. En la última jugada del partido, los blancos pusieron las tablas. Cedric recibió el cuero en la derecha, se perfiló a su pierna buena y desde 30 metros, puso un balón medido al corazón del área. El esférico era un caramelo que no se podía desaprovechar y por fin apareció Alfredo Ortuño para picar de cabeza, superar a Santamaría y poner el definitivo 1-1.

El extremo fue titular por primera vez, estuvo participativo en ataque, pero hasta ese momento, sus centros no habían llevado peligro. Curiosamente cambiando de banda, realizó la mejor asistencia y vino un empate que al menos evita el triunfo de un rival directo y sirve al Alba para sumar.

Los blancos pierden el golaveraje contra el Logroñés por la derrota en la ida, seguirán colistas, y mucho tienen que cambiar las cosas para salir del pozo. Además, viajarán a Tenerife con las bajas de Zozulia y Fran García, que vieron la quinta amarilla y no estarán disponibles.

FICHA:

ALBACETE BALOMPIÉ       1

UD LOGROÑÉS                   1

Albacete: Tomeu, Carlos Isaac, Boyomo, Kecojevic, Fran García (Caballo, minuto 82), Dani Torres (Jean Jules, minuto 67), Silvestre, Benito (Fuster, minuto 67), Cedric, Álvaro Peña (Alfredo Ortuño, minuto 54) y Zozulia.

Logroñés: Santamaría, Iago López, Álex Pérez, Bobadilla, Iñaki, Medina (Rubén, minuto 67), Petcoff (Jaime Sierra, minuto 82), Olaetxea, Andy, David González (Paulino, minuto 67) y Nano Mesa (Leo Ruiz, minuto 82).

Goles: 0-1. minuto 73, Nano Mesa; 1-1. Minuto 92, Alfredo Ortuño.

Árbitro: Galech Apezteguía, Colegio Navarro. Amonestaba a los locales Benito, Dani Torres, Zozulia, Fran García y Boyomo; y al visitante Leo Ruiz.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.