La Esquina del Belmonte 1×21: ‘Arroyo, Menéndez y Sabadell’

El vago recuerdo que tengo de Sabadell es que es una ciudad fea. Paradigma de su tradición industrial hasta la década de los ochenta. Ahora se ha convertido en una ciudad dormitorio, que vive del recuerdo de un pasado boyante. Algo parecido les pasa tanto al Sabadell como al Albacete. Clubs que hace muchos años que tuvieron su época dorada. El CE Sabadell disfrutó de su única participación en la 1968/69 en la antigua Copa de Ferias. Fueron eliminados por el Club Brujas de Bélgica. Con respecto al Albacete, creo que no hace falta explicar el porqué de la expresión “vive del pasado”. Y ese pasado nos pesa como una losa. En el caso del Sabadell es algo distinto: tienen al lado una gran metrópoli con uno de los mejores equipos del mundo al lado. En un 90% la gente prefiere irse con el equipo que genera pinchazos en TV, que provoca avalanchas de aficionados (cuando se vaya el COVID-19, por favor). El 10% restante somos ‘La resistencia’, lo que implica padecimientos una gran parte del tiempo y alegrías cuando los planetas se alinean.

Decía Áxel Torres en su libro ‘11 Ciudades. Relatos de un periodista deportivo’ que con respecto al sentimiento de pertenencia a su ciudad, los sabadellenses eran de tres tipos. A saber: los que se alineaban con la metrópoli y si un lugareño en el lugar de destino les preguntaba “Where are you from?”, estos respondían “I am from Barcelona”. Había un segundo tipo; los que mostraban el nombre de su ciudad, pero de una manera hipócrita: “I am from Sabadell. A city near Barcelona”. Y un tercer tipo, entre los que se encontraba Torres, que respondían con orgullo “I am from Sabadell”. Tras un rato de conversación, el lugareño ubicaba la ciudad. Esto es ‘La Resistencia’.

 

El viernes se vio a dos equipos en la Creu Alta que tienen muchos problemas para mantener la categoría. El fútbol es un deporte en el que gana el que cuela goles. La ausencia de ellos en el campo indicó lo nombrado al principio: padecimiento para ambas escuadras al cubo.

Otra primera parte tirada a la basura intentando defender del cuadro Ménendez. Los planteamientos en sí no están mal, pero el Albacete empieza a atacar en serio a partir del minuto 60. Es para decirle “Míster se puede atacar en la primera parte”. “Los goles no valen doble si los haces en la segunda mitad”.

Otro tema si tenemos que hablar de Menéndez. Hasta cierto punto entiendo que no agote los cambios. Si los agota, es fruto de la desesperación al final del encuentro. Me lo imagino diciendo “de perdidos al río”. Debería de hacer los cambios antes. Los hace cuando el rival ha hecho los suyos y se está empezando a volcar hacia la portería de nuestro alcalde honorario ‘per secula seculorum’ Tomeu Nadal. Lo crean o no, eso puede que imposibilite la capacidad de reacción.

Siguiendo con Menéndez, creo que es un buen técnico. Lo crean o no, el asturiano ha conseguido que nuestro equipo compita con una cesta de mimbres sin hacer; y así es muy difícil lograr el objetivo.

Muy sorprendente lo de Arroyo. No sé si será la edad futbolística, que ya no puede tener ese nivel de concentración (el año pasado también cometió errores groseros que costaron puntos), que se ha acomodado al ver que no tiene competencia en su puesto, o que simplemente está mal y punto. Las jugadas peligrosas del CE Sabadell ocurren por errores suyos en parte. Tanto la jugada de Stoichkov que sale rozando el palo derecho en la primera parte, como el penalty que lo comete él (aunque viene precedida de un error de Álvaro Jiménez)

Gracias al cielo que intervinieron la Virgen de los Llanos y Larguero, un fichaje tipo ‘Guess Star’ de última hora. La pena es que no les podamos hacer contratos vitalicios.

Con respecto a Toni Cruz: esto sí que va para él: Es preferible decir: ‘Señores, no hay dinero y vamos a competir con lo que podamos. Para eso trajimos a Menéndez, es un buen técnico centrado en características defensivas… a decir “no es necesario una revolución”. Porque la gente no es tonta, y ya son muchos años de hastío.

Del Sabadell me gustaron ‘Stoichkov’ y Juan Hernández. Vi que son jugadores con movilidad, algo que nuestro equipo no tiene, exceptuando quizás el chaval Diego Cortés Vargas ¿Cuándo se le darán minutos? Desde aquí apoyamos al ‘Basti 2.0’.

Puede que descendamos, puede que no, pero una cosa está clara: hasta final de año hay que estar a muerte con los chicos (y las chicas del Funda, las grandes olvidadas ¡Luchadme hasta el final!)

Tengo que darle una vuelta a “Vicky, Cristina Barcelona” de Woody Allen. La vi con 15 años. No la entendí.

Me despido de La Esquina del Belmonte hasta la semana que viene.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.