La Esquina del Belmonte 1×19: ‘Tipos de amor’

¿Me echasteís en falta la semana pasada? Yo a vosotros desde luego que sí. Este espacio se ha convertido como la consulta de un psicoanalista para un paciente: un espacio dónde descargar sus frustraciones, sus miedos, sus preocupaciones… con nuestro equipo como hilo conductor central.

Quiero dedicar unas primeras líneas al partido del viernes. Se compitió, se luchó, se maniató a un rival que casi seguro volverá a Primera el año que viene. El partido se celebró el día de Santa Águeda. Esta Santa, natural de Catania (Italia), es patrona de las enfermeras y matronas. Una de las tradiciones más curiosas alrededor de esta mártir, la encontramos en Euskadi y Navarra. Allí se cree, que tiene propiedades curativas y la tradición consiste en: cantar bertzos (poemas cortos), ir puerta a puerta recaudando dinero para diferentes causas y golpear con una maquilla el suelo para despertar a la tierra tras un duro invierno de cara a la primavera. Lo de golpear con una maquilla para despertar las esencias del equipo en el mercado de fichajes, lo ha hecho el Albacete Balompié.

 

No pude ver el partido del viernes gracias a Telefónica. Muchas cosas han pasado desde el último capítulo: se cerró el mercado de fichajes con dos nuevas incorporaciones: Dani Torres y Cedric Teguía.

De Cedric Teguía me llegan maravillosas referencias. Internacional con España en categorías inferiores, con punta de velocidad, con descaro con desborde y con algo de gol. Una de las cosas que necesitaba el Alba. De Dani Torres, simplemente decir era un fichaje extremadamente necesario. Da una consistencia y un empaque brutal hay centro del campo. Hoy ante el CD Leganés se ha visto. Pero voy a dar un pequeño rodeo debido a que hoy es el día del Corte Ingl…digo el día de los enamorados.

Hay varios tipos de amor para un ser humano. En mi caso existen diferentes tipos de amor. En un escalafón están: el amor a una madre, el amor a una novia y el amor a un equipo con sus jugadores.

A una madre la quieres porque te dio la vida. Cuando hay un partido del Alba siempre me pregunta quién juega, aunque no tenga ni idea de quienes son nuestros jugadores. Al final de cada encuentro siempre me pregunta “¿Han ‘ganao’?” “No”, le respondo normalmente por desgracia “¡¿Que corran más los huevones”?! Y yo siempre le respondo lo mismo “Si todo consistiera en correr, Usain Bolt, sería Balón de Oro perpetuo”.

Con respecto a Cristina, días antes hablamos de como pasar el día de hoy. Su madre se encuentra en Barcelona acompañando a los de su partido. Es un partido nacional y de momento, a juzgar por los resultados: no le va bien, pero le podría ir peor. Cuando le hablé de que el día de San Valentín había un Leganés – Albacete puso cara de pereza. Aunque no dijo nada. Le va entrando el gusanillo del equipo poco a poco, sin forzar. Creo que, aunque no le guste mi gran implicación con la causa, sabe lo importante que el Albacete para mí. ‘Mes que un club’ que dice mi parte barcelonista.

Un apunte más del mercado invernal que también tiene que ver con el amor: el deseado Eugeni Valderrama no vino el 1 de febrero. Eugeni, la ‘Helena de Troya para el albacetista no firmó el contrato ofrecido a última hora y rompió más corazones que Luis Figo cuando se fue al Madrid. Sigue faltando punch en la parte de arriba. Una de las opciones más plausibles que había (y creo que sigue disponible) es Jonathan Soriano. No es el mismo que el que ficharon los Banderas en enero de 2009, y tampoco es el mismo que goleaba en Austria bajo el ostracismo del fútbol español. Pero, el barcelonés podría aportar algo distinto a lo que tenemos en ataque. Entre Zozulia y Ortuño llevan la friolera de tres goles entre los dos. Ese es uno de los principales problemas de este equipo. Se supone, que con buenos extremos y laterales les llegarían más balones que ambos rematarían. En el fútbol no valen las suposiciones. En la política, tampoco.

El partido de podría resumir de la siguiente manera. El Albacete sale con mucho empuje durante el primer cuarto de hora. Y en la primera parte ahí se acaba el equipo. Después el CD Leganés demostró el porqué del puesto que ocupa en la tabla.

Rubén Pardo demostró que es jugador de otra categoría con un libre directo que no pudo atrapar nuestro alcalde honorario Tomeu Nadal. Corrían solo diecinueve minutos de encuentro. El gol viene precedido de una falta de Jean Jules. Digo lo mismo de siempre: algunos le echarán el muerto. Yo no seré ese. Es un joven jugador que está disfrutado de su primera temporada en la élite. A ver si aprende las hechuras de Dani Torres.

Si algo me cabreó del partido, fue la pasividad defensiva en el segundo gol madrileño. Como un padre cada evaluación, cuando ve que a su hijo le queda hasta el recreo: “Han tocado tres veces en el área”. “¡¡¡Tres putos pases en el área, un puto rondo en el área!!! “¡¡Y tos mirando!!! Venga hombre no me jodas”. ¡¡Y este entrenó con Mourinho!! Es acojonante jajaja” Aparece la risa nerviosa y aplaudes irónicamente. Y ahí querrías matar a tu hijo, el que le quedan todas.

En la segunda parte se mejoró un poco. Entiéndase por mejorar hacer algo más que un tiro a puerta desde el centro del campo. El CD Leganés encogió sus líneas hacia atrás y le salió bien.

El Albacete a través de centro y más centros, trataba de igualar la contienda, pero otro error de Cedrick Teguía. Espero que conduzca al ‘Alba’ de manera responsable y que no pase de 120 por la autopista. Y ya paro de hacer bromas sobre su apellido.

Se me olvidaba mencionar un tercer amor al principio del artículo. El amor a un equipo: es un amor en la mayoría de las ocasiones no correspondido. La afición y el sentimiento están por encima muchas veces de las expectativas. Son tantos años iguales, que cada vez que hay uno distinto, lo saboreas y paladeas. Disfrutas de cada partido, ríes bobaliconamente, y no puedes aguantar hasta la siguiente cita. Y cuando se acaba y vienen mal dadas, suspiras y recuerdas cosas que te encantaban de esa persona. Nuestro Alba es como un adolescente, algo atontado con problemas de autoestima y siempre esperas que recupere la grandeza (y la cabeza). Es como una relación tóxica: con ella no puedes vivir, te desespera.

PD: Cristina se ha tragado el Leganés Albacete, pero yo estoy viendo, mientras escribo, a Oriol Junqueras hablando. La veo concentrada tomando notas como Van Gaal. Tiene que hacer un trabajo para el máster

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.