Medinaceli Blues 3×21: ‘La canción de los oficios’

No se dan las condiciones objetivas para experimentar la felicidad siendo del Albacete. La broma infinita —cada año de peor gusto— de los cierres de mercado ejerce tal poder de opresión psicológica que es capaz incluso de borrar cualquier rastro de las sonrisas que dos días antes delataban la euforia contenida de la hinchada. Tres victorias consecutivas del Alba en Segunda División son un fenómeno lo bastante extraordinario para que uno deba considerarse privilegiado si lo contempla alguna vez en su vida. A la conciencia de la historicidad del momento se le sumó la destrucción del maleficio del Tartiere y, lo más importante, el abandono de los puestos de descenso. La sensación era casi agradable, como de segunda oportunidad por estrenar. Tras los árboles relucientes del efecto Menéndez seguía elevándose el mismo bosque de carencias y necesidades, pero era sábado, aire nuevo y puro atravesaba las mascarillas para limpiar nuestros pulmones y quedaban siglos por delante para reforzar el equipo hasta el lunes por la noche. Cuando se alberga alguna clase de expectativa, se asume implícitamente una posterior decepción. La realidad siempre es decepcionante y no pasa nada. Lo que ya no gusta, lo que ya no se da por hecho, es que al final resulte humillante.

Y viendo que las gentes de Albacete y otras aldeas amanecían turbadas y atribuladas, Toni Cruz, de profesión profeta, las congregó al pie de los micrófonos para iluminarlas con su verbo mágico. Toni Cruz, de profesión reaccionario, proclamó no ser partidario de una revolución a pesar de haber dado hasta seis bajas en el mercado invernal. Toni Cruz, de profesión previsor, alegó no querer tocar lo que funciona ahora mismo porque es cosa sabida que el Albacete ya no dejará de puntuar nunca en las diecinueve jornadas que quedan ni sufrirá lesiones ni sanciones ni positivos por coronavirus que obliguen a echar mano de alternativas. Toni Cruz, de profesión lógico aristotélico, explicó que estamos fuera del descenso y, como estamos fuera del descenso, no volveremos a caer en él. Toni Cruz, de profesión tautólogo, reveló que el jugador que se busca tendrá que ser uno en paro. Toni Cruz, de profesión sociólogo, admitió entender todo lo que la afición pueda decir. Toni Cruz, de profesión caballo de Espartero.

 

Toni Cruz, de profesión dizque director deportivo del Albacete Balompié, no es el único culpable de que ya no nos quieran ni los descartes del Cádiz —lo que en la época actual del club es la definición de tocar fondo—, como tampoco lo era solamente el ínclito Mauro cuando atentaba desde los despachos de la Ciudad Deportiva. Pero Toni Cruz, a través de su piquito de oro, extendió antes del mercado unos cheques que ni su capacidad negociadora ni la tesorería del Alba, convertida en máquina expendedora de finiquitos de octubre a diciembre, han podido pagar a la hora de la verdad. Entre y unos y otros han dejado a Menéndez con el culo al aire de cara al futuro inmediato justo cuando consumaba la hazaña de sacar a su limitado equipo del descenso en tiempo récord deteniendo la sangría, rentabilizando la escasa producción ofensiva mediante estrategia y segundas jugadas y dando el asco necesario para sobrevivir en la categoría. Existe la tentación de decir que una racha tan positiva de resultados era lo peor que podía pasar en mitad del mercado toda vez que alguien (o más grave aún, alguien con responsabilidad) llegaría a pensar que no era necesario echar el resto por un salto cualitativo, pero sonaría parecido a decir que jugar el play-off fue lo peor que pudo pasarle al Albacete y conviene evitar la incitación a la violencia. Una racha como la que han encadenado los chicos de Menéndez siempre es una bendición y el viento favorable debe aprovecharse al máximo. Los chicos de Menéndez, aunque queden pocos para afrontar el tramo más exigente y decisivo de la competición, son los nuestros. Son los que tendrán que luchar en el campo para salvar el escudo que defienden o llegar hasta donde puedan por ese camino.

One Comment

  1. Pingback: 3×21: La canción de los oficios – Agorerismo mesetario

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.