La Esquina del Belmonte 1×18: ‘Papa, ¿por qué somos del Albacete?’

Muchos años después de que se convirtiese en un eslogan perfecto para un Atlético de Madrid descendido, le pronuncié esta frase a mi padre: “Papá, ¿Por qué eres el Albacete?». Ocurrió un 4 de Mayo de 2011, mientras Guardiola celebraba su tercera Liga con el Barça. Sería la última para el entrenador (gran) de Santpedor (Barcelona). Había puente ese fin de semana y me fui a celebrarlo con los amigos. En cuanto a nuestro Albacete… bueno acababa de bajar a Segunda B por primera vez en 20 años. Esa vez no me contestó, lo haría meses después en el Vicente Calderón.

Sé que mi sobrino me hará esa pregunta dentro de unos años. Tengo tres posibles reacciones preparadas: Si el equipo va bien, le diré: “Paseamos nuestro nombre por Primera (y a lo mejor en Europa). Si el equipo está en Segunda, pero va bien “Volveremos a nuestro sitio” y si el equipo va mal, como este año no le contestaré, hasta que haya una ocasión propicia para responderle.

 

Tengo que confesar una manía. Ya me pueden llamar: Jesús Cintora, Susana Griso, Ferreras, Áxel Torres, Valdano, Ana Pastor, Edjogo, o Miguel Ángel Román durante un partido del Albacete que no se lo cojo. Me absorto tanto que imagino que estoy solo en una mesa con una radio y el móvil para ver el partido. Como si hacer este ritual supersticioso funcionase siempre… el otro me lo reservo, que si no lo gafo. También a Cristina le tengo prohibido que me llame. Ya hablaré con ella después y depende del resultado, tendré un tono más alegre o menos. Es una pena que en Madrid hayan prohibido las reuniones entre no convivientes. Gracias a Ayuso y Sánchez a partes iguales: el segundo por delegar y la primera por bueno… por ser la primera. Me prometí a mí mismo no volver a hacer reflexiones políticas aquí.

A todo esto, esta semana hubo dos partidos de Liga. Filomena quiso que este martes se jugase un Alcorcón Albacete. Alcorcón rima con resurrección, y eso es lo por lo que optó el Albacete el martes: continuar entre los vivos de la SmartBank (un paréntesis: me gustaban los nombres de las Ligas sin patrocinios “raros”.)

Alcorcón rima con resurrección, porque hace cinco temporadas por estas fechas con la calva de Sampedro gobernando nuestros destinos, el Albacete empezó a volver de entre los muertos. Al final nos salvamos y a Garrido hubo que darle la razón… sólo ese año.

Hay que decir que no seguí el partido por televisión (se me ha fastidiado el invento de cambio de IP) pero me pude hacer una idea por lo que escuchaba por la radio: más menos esto. Típico partido de Segunda División, en dónde ambos equipos tienen miedo a perder y vergüenza al atacar. Vergüenza y poca puntería, lo que era una explicación de porque los equipos están donde están.

Se lo leí a alguien, y tiene toda la razón “El Albacete de Ménendez está sacando la cabeza con el ABC de fútbol. 13/15”. Javier Clemente estaría orgulloso (buen entrenador, gran persona, aunque a mí no me guste).

Uno de los ‘fichajes’ es la reaparición de Eddy Silvestre, gracias a su absolución parece que se está entonando. Y no vean si le viene bien al mediocampo albacetista.

Vamos con la polémica: yo en directo NO hubiese pitado penalti. Ahora bien, luego he revisado diferentes tomas y me parece ver una leve zancadilla. Que juzgue cada uno. El caso es que se pitó penalti y Álvaro Jiménez lo ejecutó “Fetén”. Eso sí, en el gol alfarero se despista el extremo cordobés. En fin, victoria y tres puntos que es lo importante. No nos vamos a poner tiquismiquis.

En el Carlos Tartiere, o el “Campo de Patates” que llevaba su nombre, se vio otro partido típico de Segunda B. Salvo al final, el Real Oviedo apenas inquietó. Debido a como estaba el campo, parecía claro cómo iban a llegar los goles, si llegaban. Centro de Álvaro Jiménez (¡Qué bueno que ‘volvite’, Álvaro, que bueno que ‘volvite’ ¡Sos Macanudo!) para Zozulia y este, remata con el ariete que tiene en la cabeza. Fácil y sencillo.

En cuanto a juego, me costó no dormirme, en conjunción al nivel paupérrimo de la Segunda (a nivel futbolístico ¡OJO! De nivel competitivo no hablo) este año. Se necesitan fichajes y quedan menos de 24 horas… tic tac, tic, tac.

PD: Tras diez años siguiendo a este equipo, sé porque mi padre era del Albacete Balompié. El sufrimiento de temporadas como esta, le hacían hasta cierto punto llevaderos, los reveses de la vida.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.