La esquina del Belmonte 1×17: ‘Sucesos paranormales’

Las esperas son largas cuando tu equipo no juega. Como diría Santiago Segura “Son largas. Como un domingo sin fútbol”. Segura después soltaría una de las frases más icónicas del cine español. Algo de pajas pequeñas, creo.

Estas dos semanas en la que no hemos tenido fútbol, me han dado para pensar en un asunto que no por manido, y por estar más manoseado que un libro de texto prestado, es baladí. Resulta que el Celta ejecutará la opción de compra por ‘Alfon’. Ello me ayudó a iniciar un debate en Twitter en el que planteo si el ‘modelo Athletic’ puede ser posible en el Alba. Todo ello vino por ver al genial Athletic de Bilbao de Marcelino, a Asier Villalibre tocando la trompeta (diría que el himno del Athletic) y a todos los jugadores del equipo con sus bufandas e Ikurriñas. Y lance un suspiro de deseo, envidia y ¡Por qué no decirlo! Alegría. Cada título que pierde el Barça ahora, acerca la posibilidad de un cambio que el equipo barcelonés viene reclamando hace años. Pero aquí no me toca hablar de los catalanes.

 

La primera cuestión que hay que plantearse, es que habría que tener una red de ojeadores amplia que cubra todos los territorios de Castilla-La Mancha y provincias limítrofes. Cantera se supone que hay, y se trabaja al igual que hay buenos preparadores.

La primera premisa tiene que ser que la Directiva tenga clara y apueste por esta máxima “Joven manchego que despunte, al Alba” independientemente de a que cantera pertenezca. Una figura jurídica y deportiva que el Athletic tiene con clubes más pequeños de las provincias de referencia son los llamados “clubes convenidos”.

Básicamente consiste en que el Athletic Club de Bilbao da una cantidad importante para un equipo modesto (pongo de ejemplo 30.000€) al año a cambio de tener derecho de tanteo o de preferencia sobre los chavales que despuntan, previa observación in situ, o mediante informe del club nodriza.

Mirando esto desde el punto de vista demográfico: En Castilla la Mancha viven 2.035.000 personas, sumándole además los habitantes de las provincias limítrofes: Madrid (rebotados de Real Madrid, Atleti, Getafe, Rayo Vallecano) Valencia (Rebotados de Valencia F.C. y Levante), Alicante (Hércules y Elche) y la Región de Murcia. Me sale un total de población de nuestro entorno “cercano” de 14.630.000 personas ¿Me pueden asegurar de verdad que, en ese volumen de población, no puede haber de manera continua un total de 5 o 6 jugadores que tengan nivel para Segunda División? La respuesta es clara: no. No estoy pidiendo un equipo como el Athletic aquí. Creo que nadie pide eso.

En el fútbol moderno, tal y como está planteado (ahora con Skyline) se acrecienta más. Pero no se equivoquen, los culpables no son los actuales propietarios del Albacete Balompié. Por lo menos la familia Kabchi, saca dinero (poco, pero justo para las oportunidades que les dan primer equipo que es ninguna) por ellos. El inicio de todo esto ocurrió catorce años antes, no se equivoquen

Voy a poner cinco ejemplos con preguntas retóricas ¿Acaso era o es peor Gaspar Panadero que Liberto? ¿Acaso era peor Ritchie Kitoko que Javi Castellano? ¿Acaso era peor Mario Gaspar que Zubiaurre o que Diego Alegre? ¿Acaso era peor Miguel Ángel Guerrero que Chumbi, Emiliano Gómez o Martins? ¿O acaso era peor Matilla que Muntari? Yo ahí lo dejo.

El viernes volvió la competición a nuestras vidas. Después de que la borrasca Filomena nos impidiera jugar en Alcorcón, jugábamos en casa ante el Real Zaragoza. Una final. Aunque yo al igual que David Vidal pienso que la última final es el cementerio.

Del partido en sí, se podría definir con una palabra “Suerte”, o con dos “aparición mariana”. Es increíble que un equipo con cuatro balones a la madera acabe perdiendo. Es increíble que un equipo con tal cantidad de errores en el pase claros acaba ganando. Seamos claros, el Albacete gana, porque el Zaragoza no tiene puntería primero, y segundo porque empezamos a atisbar un bloque defensivo.

El penalti no me lo parece, la verdad. Lo que sí creo es que hay juego peligroso por parte del defensa zaragocista, por lo que se sancionaría con libre indirecto dentro del área. Manu Fuster acertó el penalti. Cristian Álvarez se tiró a un lado.

Después de conseguir el polémico tanto, comenzó el festival zaragocista. Viendo el panorama, Menéndez mando a defender a los nuestros. Los maños, aunque el Albacete se limitó a defender lograban poco a poco meternos a todos el miedo en el cuerpo.

Si el Albacete tiró otras dos o tres veces en el resto del partido muchas son. El Zaragoza no tenía puntería y Tomeu tuvo que emplearse a fondo en sólo una ocasión de manera espectacular.

La defensa del equipo aun defendiendo, estaba varios metros adelantada de más lo que posibilitaba que con balones a la espalda nos complicasen. Gorosito enviando despejes de cabeza a saque de esquina sin oposición, denotaba y denota que no tiene confianza. El equipo necesita un gran apoyo psicológico; una derrota en este tramo en el que a trancas y barrancas vas sacando la cabeza sería un tremendo mazazo. Veremos el martes en Alcorcón a ver qué cara nos ofrece este Albacete Balompié.

Por último, pero no menos importante; muy bien Jean Jules en el segundo tiempo. Con continuidad, podemos tener un buen jugador en el centro del campo para bastantes años. A ver cuánto tarda parte de la prensa albaceteña en masacrarle al mínimo error y ser cabeza de turco si vienen mal dadas. Yo digo minuto y medio. Al último que se lo hicieron está triunfando en Primera. Así nos ha ido desde 2005; salvo dos años en dónde ascendimos de Segunda B a Segunda y la 18/19, celebrando victorias con “sucesos paranormales” como esta jornada.

PD: Un aplauso para el papelón que están ciertos “medios deportivos de masas” comprándole las quejas a cierto sector de la afición del Real Zaragoza. También es culpa del árbitro que los jugadores maños dieran cuatro veces al palo, claro. Afortunadamente sé que no todos son así

Me despido de “Mi Esquina” que es la vuestra, hasta la semana que viene.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.