Un Albacete muy serio despide 2020 con victoria (0-2)

Once jornadas después, el Alba ha sido capaz de obtener un triunfo en Liga, el primero fuera de casa en lo que va de temporada. Los goles de Diamanka y Peña en la primera mitad, sirvieron para superar a Mirandés en Anduva. El Alba hizo su mejor partido defensivamente, no cometió ni un error y lograba un triunfo merecido que le da vida de cara a pensar en la salvación. Los blancos siguen últimos con 14 puntos, pero recortan diferencias con los rivales de arriba

Solo servía el triunfo para soñar con alcanzar la salvación y once jornadas después, el Albacete ha logrado superar a Mirandés para sumar los tres puntos. Es la primera victoria de los blancos fuera del Carlos Belmonte en lo que va de temporada y también la primera con Alejandro Menéndez en el banquillo.

El técnico supo plantear un choque en el que los suyos lo hicieron muy bien defensivamente. Jugando con tres centrales y con Caballo y Carlos Isaac incorporándose bien al ataque. El Albacete no cometió errores como en jornadas anteriores y eso sirvió para lograr el triunfo con dos zarpazos al borde del descanso.

Es cierto que en la primera media hora el Alba no salió demasiado de su campo, pero estaba bien plantado y acabó la primera parte con dos goles a favor y pudo hacer un tercero. Hoy por fin la moneda cayó de cara y esperemos que sirva para coger confianza a la vuelta de vacaciones.

Entrando en el choque, el conjunto de José Alberto saltó al césped con ganas de hacer daño al Albacete y su alta presión servía para mandar en los primeros minutos, recuperar pronto y acumular llegadas. No se habían cumplido 5 minutos y los locales ya tuvieron dos saques de esquina en los que la defensa del Alba lograba despejar.

Los de Menéndez no lograban hacerse con el cuero y el primer cuarto de hora el Albacete solo iba detrás del balón. Los blancos eran incapaces de salir con cuatro pases seguidos y debían despertar para sacar algo positivo. Eso sí, estaban bien posicionados y no concedían en defensa.

Tocó esperar media hora para ver la primera aproximación del Albacete. Fue en una jugada por la derecha de Arroyo, que tras marcharse de un par de rivales y recortar en la línea de fondo, centraba con la zurda al primer palo y el meta atrapaba con cierta facilidad.

En el segundo aviso, el Albacete lograba perforar la portería, tras seis encuentros sin marcar. Corría el minuto 31, Caballo se incorporaba por la izquierda, desde unos 35 metros, sacaba un gran centro al área pequeña. El balón era un caramelo para que algún compañero lo pudiera cazar y Diamanka llegando en carrera, se lanzaba en plancha para cabecear al palo largo y poner el 0-1. Golazo del centrocampista cuando más falta hacía. El Albacete por fin se puso por delante en un encuentro fuera de casa y ahora tocaba aumentar la renta o saber gestionarla.

Con el paso de los minutos los de Menéndez fueron mejorando y en el 42, llegaba el segundo tanto. En una contra de libro, Peña no fallaba en el mano a mano con Lizoain para poner el (0-2). Atacaba el Mirandés con peligro, pero un centro al área lograba sacarlo la defensa. En una rápida transición, Silvestre dejaba al centro del campo para Ortuño. El delantero vio a la perfección el desmarque de Peña al espacio y le dejaba un balón milimétrico entre los centrales para que se fuera solo a encarar al portero. Peña templó los nervios, llegaba al área y cruzaba al palo largo para desatar la alegría en un equipo que necesitaba un golpe de efecto.

Aún pudo ser mayor la renta, ya que nada más sacar el Mirandés, el Albacete robaba, se marchaba con velocidad a la contra y Ortuño recibió en el área cayendo a la izquierda. El delantero buscó el disparo al palo largo, el cuero tocaba en Trigueros y se envenenaba, para acabar saliendo a córner, muy cerca del palo.

No daba tiempo para más, al descanso se llegaba con el 0-2. El Alba estaba planteando un choque serio y de momento no cometía errores. Además, los blancos supieron aprovechar dos de sus ocasiones. Quedaban 45 minutos y tocaba mantener el triunfo para soñar con la salvación.

El Alba supo mantener el resultado

La segunda mitad arrancaba con un cambio en el ataque del Mirandés. Jirka se quedaba en la caseta y Jackson entraba en su lugar. En el primer minuto, Tomeu lograba atrapar un centro muy peligroso de Víctor Gómez, al que no llegaba Schutte por muy poco.

En el minuto 54, Javi Muñoz  pudo recortar diferencias en la mejor ocasión para el Mirandés en lo que iba de partido. El jugador recibió un centro al segundo palo y cerca de la línea de fondo, controlaba ante Arroyo, sin dejarla caer, le hizo dos sombreros y finalmente disparaba con la zurda desviado. El Mirandés apretaba y el Alba debía tener más el balón, o en su defecto parar el choque.

La tuvo de nuevo Schutte en el minuto 63, en una rápida contra por la izquierda, Letic sacaba un buen centro al corazón del área, el delantero llegaba libre de marca por el punto de penalti y remataba de cabeza fuera, cuando tenía todo a su favor. Y tres minutos más tarde, en un gran pase de Víctor Gómez que dejaba solo a Jackson, pero cuando el delantero se plantaba ante Tomeu, controlaba mal por suerte para el Albacete.

Menéndez decidió mover el banquillo dando entrada a Fran García y Jean Jules para dar aire a un Albacete que lo necesitaba. Es cierto que el Mirandés tampoco estaba llegando con remates peligrosos, pero si se veía a los locales con más energía.

Los minutos fueron pasando y se llegaba al 86 con la ventaja del Albacete en el marcador por (0-2). Los locales se fueron con todo para arriba acumulando atacantes para buscar el empate. El Alba por su parte metió en el verde a Nahuel y Vargas con la intención de mantener el cuero en la zona alta y crear algo de peligro antes de finalizar.

Pudo hacer el tercero Fran García en una buena jugada personal en el descuento, pero tras marcharse de dos rivales, su disparo salió desviado. El Alba no sufrió en los últimos minutos y esa es la mejor noticia para un equipo que necesitaba un encuentro así. Por fin se ha logrado ganar fuera de casa, y por fin se rompe una dinámica que estaba dejando a los blancos sin vida en el fondo de la tabla.

El Albacete seguirá último con 14 puntos, pero al recortar diferencias con rivales de arriba, parece que las cosas se ven de forma diferente. El milagro aún es posible, tocará esperar a 2021 para ver si se hace realidad. Desde luego, disputando encuentros con la intensidad de hoy, se conseguirán puntos, pero tal vez sea ya demasiado tarde. De momento habrá que seguir confiando en un equipo que debe levantar el vuelo al volver de vacaciones.

FICHA:

CD MIRANDÉS                   0

ALBACETE BALOMPIÉ        2

Mirandés: Raúl Lizoain, Víctor G, P. Trigueros, Berrocal, Letic, Javi Muñoz, Meseguer (Pablo Martínez, minuto 80), Iván Martín (Mario Barco, minuto 84), Djouahra ( Ezzarfani, minuto 72), Schutte (Sergio Moreno, minuto 80) y Jirka (N. Jackson, minuto 46).

Albacete: Tomeu Nadal, Carlos Isaac, Arroyo, Gorosito, Boyomo, Diego Caballo (Fran García, minuto 72), Eddy Silvestre (Jean Jules, minuto 74), Diamanka, Álvaro Peña (Nahuel, minuto 86), Fuster (Vargas, minuto 86) y Ortuño.

Goles: 0-1. Minuto 31, Diamanka; 0-2. Minuto 42, Peña.

Árbitro: Sánchez López, Colegio Murciano. Amonestaba a los locales Víctor Gómez y Javi Muñoz; y a los visitantes Boyomo, Diamanka y Ortuño.

 

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.