Toni Cruz: «Necesitamos un entrenador incansable que sea capaz de agitar el vestuario»

El nuevo director deportivo del Albacete Balompié comparecía en rueda de prensa tras la destitución de Aritz López Garai como técnico del Albacete para anunciar cual será su objetivo en la contratación del nuevo entrenador

Toni Cruz está recién aterrizado en Albacete, a pesar de ello, la situación le ha hecho tomar ya varias decisiones y no serán las últimas en estas semanas que se avecinan. La primera y la segunda han tenido que ver con López Garai, que ya es historia del Albacete, «estoy en una fase de empaparme de contexto, de club y de gestor coyuntural. No es la primera decisión la que se toma en la noche de ayer. La primera fue que el entrenador continuase en estos dos partidos ante el Sporting de Gijón y el Girona. La segunda decisión ha sido la que no queríamos nadie, destituirlo. Ahora tenemos que encontrar el perfil adecuado».

Sobre la llegada de un nuevo técnico que se espera para mañana martes con el objetivo de que comience a trabajar el miércoles y pueda sentarse ya en el banquillo del Albacete el sábado en Castellón, no quiso dar pistas, aunque si las características que tendrá, «sé la respuesta pero no la voy a contestar. Faltan algunos aspectos y evidentemente tenemos el perfil y trabajamos en ello. Hay tres opciones sobre las que se está trabajando, una prioritaria que se puede solucionar en las próximas horas. Queremos un entrenador con mucho contenido, que sea incansable porque después de ver el partido de ayer creo que esto va a ser largo, lo vamos a conseguir pero va a ser largo. Necesitamos un entrenador incansable que sea capaz de agitar el vestuario y que perciba que no solo viene a sacar al Alba de esta situación, sino que sienta que es también su oportunidad para estar en el fútbol profesional. Necesitamos bastante agresividad en esta situación».

 

«Tendrá experiencia como entrenador, pero no priorizamos que la tenga en Segunda en cuanto a las características. Queremos que tenga mucho contenido, es fundamental, pero que sea incansable. Tiene que percibir que el Albacete necesita una continuidad en la motivación. Tenemos claro el perfil del entrenador para salir de esta situación. Me gustaría que no hubiese sorpresas, soy consciente de que no vamos a traer a un cuerpo técnico o a algún jugador en el que vayamos a estar todos de acuerdo, no busco eso. Busco que cuando pasen las semanas todos estemos de acuerdo en que tomamos la mejor decisión. Por eso creo que necesitamos un perfil que en principio nos deje a todos expectantes», apuntaba el canario.

Cuestionado también por el próximo mercado de invierno, al que el Albacete tendrá que acudir si quiere aspirar a la salvación, el nuevo director deportivo quiso dejarlo en un segundo plano hasta la llegada del técnico, «el análisis de la plantilla también se está haciendo. El corto plazo es traer al jefe del equipo. Los actores y cuerpo técnico tienen que saber donde están, es fundamental. De esta situación se sale unido. Yo no estoy viciado, vengo fresco y tengo una perspectiva diferente. Entiendo la crítica pero pediría que todo el mundo aporte ese granito de arena para ser más porque hay mucho en juego. Respecto al mercado de invierno es el siguiente plazo, primero va el cuerpo técnico. Juego al ajedrez y cuando compito no me gusta anticipar ningún movimiento. El Albacete es el último clasificado de Segunda y atraer a distintos futbolistas es muy complejo, un profesional se piensa mucho donde va. Si encima anticipo cualquier cuestión voy a perjudicar a los partidos que nos quedan, que no están perdidos y también a las posibles llegadas. Los jugadores que están han demostrado que fueron capaces de invertir una situación de forma inmediata. Es verdad que tal como están ahora no están aportando lo que se espera y habrá que hacer lo necesario para que haya un contexto diferente».

Entre otros temas, habló de la preocupación en la delantera, aunque no quiso olvidar también la faceta defensiva después de lo visto en estos dos últimos partidos con él al frente de la dirección deportiva, «me preocupan las dos áreas, nuestro comportamiento en ellas, solo hay que ir a las métricas para saber que estamos entre los tres últimos de todas las métricas. El técnico que venga tiene que dominar muchas facetas y una de las que más me preocupa es que el jefe del equipo tenga motivación. Que al primer problema redoble esfuerzos, que busque la manera de que los jugadores encuentren una hora más de trabajo al día».

Reconocía que no era él quien tenía que meter mano a esta plantilla, sino el nuevo entrenador que llegue, «puedo percibir junto con el resto de mis compañeros de estructura las necesidades. Tenemos que hacer una pequeña cirugía dentro del comportamiento diario, eso lo tiene que hacer un cirujano, y no soy yo. Mi experiencia la puedo aportar en el diagnóstico y en la búsqueda del mejor profesional. No podemos errar. Pertenezco al Alba y todas las decisiones que se han tomado ya cuentan y condicionan mis siguientes decisiones».

Toni Cruz tiene en mente algo, y es hacer reconocible a este Albacete por su juego, un enamorado del ‘queso mecánico’ que quiere revivir épocas pasadas, «tengo que reconocer que cuando describo el perfil que buscamos, los tres tienen ese perfil. Hablamos de una plantilla con unas características. Puedo anticipar que cualquiera de las tres posibilidades tienen el perfil que hemos elegido. Me gustaría que si dentro de 5 meses el Alba juega sin camiseta, cualquier persona que fuera por el campo dijera que ahí está jugando el Alba. Hay que tener personalidad propia. Viví la época del ‘queso mecánico’, soy admirador de Benito Floro. Es fundamental para un club ser reconocible».

Uno de los trabajos fundamentales para Cruz será acudir al mercado de fichajes, algo en lo que ya trabaja y donde también se las tendrá que ingeniar a falta de grandes cantidades de dinero, «a las limitaciones para animar a alguien a venir, también están las limitaciones económicas y que tienen todos los clubes. Es parte de mi trabajo, ser creativo como para aumentar lo que ahora tenemos bajo mínimos».

Ya por último y antes de despedirse, el nuevo director deportivo relataba como había sido su llegada al Albacete y qué le había hecho convencerse para venir al club manchego, «fue todo rapidísimo. Mi relación con el Albacete solo la conozco yo. Está llena de razones futbolísticas. Crecí como entrenador y tuve alguna conversación con Benito Floro que ni si quiera recordará. Es muy fácil haber aceptado venir aquí. Los que estamos fuera y tenemos una relación con el Alba, entendemos que hablamos de un club con un poso futbolístico grande. Vengo a ayudar, pero creo que se puede sacar. Es un reto difícil y apasionante. Me he encontrado con la amabilidad de la gente del club. Creo que hay muchas cosas hechas y solamente hay que agitarlas un poco. En cuestión de horas estaba en el aeropuerto y nadie sabía que venía, ni mis hijos. Creo en este proyecto y creo que tengo la obligación de ayudar a encauzar un rumbo. No se va a solucionar en dos semanas, será largo y en algún momento puede cambiar e ir subiendo puestos».

2 Comments

  1. Pingback: Alejando Menéndez es el elegido para el banquillo del Albacete Balompié – Aúpa Alba

  2. Pingback: Víctor Varela: "Vamos a poner todas las herramientas disponibles al área deportiva" – Aúpa Alba

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.