El Albacete corta la sangría en la batalla de El Molinón (0-0)

Los de López Garai logran un punto muy luchado, gracias en parte a las magníficas intervenciones de Tomeu Nadal. El meta balear pudo mantener la portería a cero y acaba así con la racha de cuatro derrotas consecutivas. La lluvia hizo muy complicado el fútbol, sobre todo en la segunda parte. El Alba demostró buena actitud, eso sí, solo disparó una vez a portería y así es imposible sumar de tres. Los blancos adelantan al Zaragoza y no finalizan la jornada en el farolillo rojo

Tocaba cortar la racha de cuatro derrotas consecutivas, ganar era prácticamente una obligación, al final el Albacete ha logrado sumar un punto ante un complicado Sporting, y Tomeu Nadal ha sido una de las claves.

El meta balear salvó a los blancos en las ocasiones más claras de los locales. Tomeu se hizo grande ante Álvaro Vázquez en dos ocasiones seguidas. Mientras con una intervención descomunal, mandaba a córner un trallazo de Djuka cerca del final.

El Albacete es cierto que solo disparó una vez a la meta de Mariño. El resto, los tiros no llevaron demasiado peligro. Una de las ocasiones más claras llegaba al minuto y medio, y la sacaba Saúl a córner. La otra en el 37 con un centro de Fuster que dejaba pasar Zozulia y tuvo que sacar Mariño con una buena intervención. Pero hay que reconocer el esfuerzo del equipo, que a diferencia de jornadas anteriores, no bajó los brazos. El Alba supo reponerse de los últimos mazazos, luchó mucho para sumar y logró un punto que sabe a oro.

Las condiciones tampoco acompañaron a los dos equipos. La lluvia fue en aumento y El Molinón acabó siendo una piscina. A Garai no le salió mal el planteamiento defensivo, al menos no se encajó gol y por ahí se debe empezar a construir una mejora. Saltó al verde con 5 defensas y dos centrocampistas por delante. Así era complicado atacar, pues Zozulia, Peña y Fuster estaban muy solos.

Comenzaba el encuentro y lo hizo con una ocasión muy clara para el Albacete antes de cumplirse los dos minutos. Caballo centraba desde la izquierda, Borja López fallaba en el despeje y el cuero quedaba muerto en el palo largo. Fuster llegaba en carrera para salvar el balón que se perdía por línea de fondo y asistir de tacón a Carlos Isaac. El lateral sacaba un zapatazo que pegaba en el cuerpo de Saúl y se marchaba a córner.

El agua no terminaba de filtrar por algunas zonas del campo y era complicado jugar el balón. Cuando el esférico no se frenaba en un charco, deslizaba con gran velocidad.

Pasados los 10 minutos, el Sporting perdonaba también en su primera llegada clara. En un balón interior para Djuka, el serbio caía a la derecha, entraba en carrera ganando a Kecojevic y ante la salida de Tomeu, cruzaba raso a portería. El central del Alba recuperó la posición para sacar a un metro de la línea de gol.

Los minutos fueron pasando, y los locales tenían algo más el balón, pero lo cierto es que el choque estaba igualado. Costaba llegar con claridad a las porterías de Mariño y Tomeu.

Antes de la media hora, tuvo otra buena opción el Sporting. En una contra por la derecha, Djuka se iba por el lateral del área, ponía un gran centro raso al punto de penalti y Álvaro Vázquez fallaba en el remate. Por detrás entraba Gaspar con libertad y el extremo disparaba a las nubes, con todo a su favor.

La única parada del meta local en el partido llegaba en el minuto 37. Fue el disparo más peligroso del Albacete y llegaba en una jugada en la que Fuster realizaba un centro-chut al corazón del área, Zozulia dejaba pasar y el cuero botaba ante Mariño para envenenarse. Con la velocidad del césped era complicado despejar el cuero y el meta con una buena intervención, lograba despejar.

Antes del descanso, Djuka daba una nueva advertencia con un zapatazo desde la frontal, que se fue muy cerca del palo. El serbio controlaba de espaldas y tuvo tiempo de darse la vuelta y rematar ante los centrales. Con el 0-0 se llegaba a la caseta y la lluvia no remitió.

Tomeu salvó al Albacete

El Sporting saltaba con las ideas muy claras tras el descanso. Los locales metieron al Alba en su campo y con una buena circulación de balón, fueron generando peligro. En el minuto 49, Djuka no marcaba un cabezazo picado por milímetros. Playo puso un gran centro desde la derecha al punto de penalti, y el serbio saltaba entre los centrales, para rematar al palo largo. El balón se fue por muy poco.

No tardó López Garai en mover el banquillo y en el 55, Manu Fuster dejaba el campo en lugar de Álvaro Jiménez. El técnico quería más velocidad en ataque y daba entrada al extremo para ver si se lograba llegar en alguna ocasión con claridad.

Tan solo un minuto después del cambio, Tomeu evitaba el tanto con una doble intervención. Gaspar recibió en el semicírculo del área y picó el balón al espacio para Álvaro Vázquez que entraba por la derecha. El delantero controló en el área, recortó a Gorosito y cuando tenía todo a su favor, disparaba con la zurda al palo largo. Tomeu despejaba, el cuero quedaba muerto y de nuevo Álvaro disparaba para que el meta balear mandara a córner. Una vez más, Tomeu fue salvador.

La lluvia, que no cesó en todo el encuentro, fue a más en la segunda parte. El Molinón poco a poco se convirtió en una piscina y las condiciones se complicaban para ambos equipos. Jean Jules intentó crear peligro a la meta de Mariño con un disparo lejano antes del 70. El cuero se fue algo desviado.

Por bajo era imposible seguir jugando. El cuero se frenaba una y otra vez, y el césped estaba muy pesado. Quedaban 13 minutos por delante y prácticamente no se podía hacer otra cosa, que jugar en largo. Era complicado romper el empate, solo algún error podía condenar a Albacete o Sporting.

El tiempo se estaba cumpliendo y una vez más, Tomeu se convirtió en el milagro que necesita el Albacete. En un balón colgado a la derecha por encima de la defensa, Djuka llegaba y desde el vértice del área sacaba un derechazo magistral. El meta balear volaba para mandar a córner con una parada espectacular.

Los últimos instantes fueron de parones constantes. La lluvia hizo que cada balón luchado en el centro del campo se convirtiera en falta y con ella, una ocasión de colgar el balón al área.

No quedó tiempo para más remates entre los tres palos. Al final los puntos se repartieron y el Alba volvió a sumar, tras cuatro derrotas seguidas.  Es cierto que un día más el partido no fue bueno, pero la actitud mejoró mucho respecto a las jornadas anteriores. Ahora toca crecer desde abajo, teniendo claro que es esencial no encajar, pero para salir del descenso, marcar también es una obligación. El Albacete tiene que mejorar muchísimo en ataque y no hay tiempo que perder. Los blancos salen del farolillo rojo con 11 puntos, y dejan al Zaragoza cerrando la tabla. El domingo reciben al Girona en el Belmonte y toca hacer bueno el empate, sumando de tres.

FICHA:

SPORTING DE GIJÓN      0

ALBACETE BALOMPIÉ     0

Sporting: Mariño, Saúl, Borja López, Babin, Pelayo, Gragera, Manu García, Aitor García (Javi Fuego, minuto 65), Gaspar (Carmona, minuto 72), Álvaro Vázquez (Pablo Pérez, minuto 65) y Djuka.

Albacete: Tomeu, Carlos Isaac, Kecojevic, Boyomo, Gorosito, Caballo, Jean Jules, Karim, Peña (Silvestre, minuto 77), Manu Fuster (Álvaro Jiménez, minuto 55) y Zozulia.

Goles: No hubo.

Árbitro: Ávalos Barrera, Colegia Catalán. Amonestaba a los visitantes Kecojevic, Boyomo, Jean Jules y Gorosito.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.