La “Esquina del Belmonte”: Capitulo 12: ‘S.O.S’

Me va a resultar muy difícil, por no decir imposible hacer este capítulo sin que la propiedad de ofenda. Pero deben de saber que yo no soy del Albacete Skyline Balompié, sino del Albacete Balompié. Me dirigiré a los dueños en varios momentos de este artículo.

Me bajé del barco en Lugo. Es una de esas derrotas que suponen un punto de inflexión en determinar los objetivos de un equipo a lo largo de un año. Ya hablé aquí de lo que hizo en el capítulo anterior.

 

Una vez jugado el partido de Lugo, nos visitaba el Almería. Que la UD Almería es mejor que el Albacete, lo sabe el aficionado y experto medio que siga la Segunda División y es esperable una derrota. Lo que no es esperable, es que hagan rondos en los quince primeros minutos. Lo que no es esperable, es que Diamanka quiera meter un pase a vaya saber dónde y Gorosito intente solucionarlo cometiendo penalti. Penalti, esa palabra; gloriosa, si es a favor, maldita si es en contra.

Ante el Almería el Albacete sólo reaccionó a empujones. Empujones provocados, y porque en este deporte las jugadas a balón parado las saca el equipo que recibe la falta. Si no fuera así dudo que hubiera tal reacción.

Nos las prometíamos felices con el penalti transformado por Álvaro Jiménez. Durante este tramo de tiempo, el Alba tuvo alguna ocasión; pero si en todos estos años, desde los años 80, el ‘Albameme’ nos ha enseñado algo, es que nada se puede dar por hecho hasta que se consigue. Jorge Cuenca se encargó en una falta de recordarnos esta regla: La nº1 del sufridor albacetista.

El partido contra el “Logroñés falso” o “Logroñés de Félix Revuelta” (quién siga el balonmano sabrá quién es este señor) no lo pude ver debido a que me encontraba en el fisio fuera de casa. Llegué alrededor del minuto 50. En esos cuarenta minutos restantes, nuestro Alba sólo hizo… Un tiro. Un tiro que ¡Oh sorpresa! Se fue arriba.

La solución para Aritz López Garai era acumular más hombres en la delantera. Da igual los hombres que acumules arriba, si no tienes creatividad en la plantilla da igual que acumules hombres arriba, y lo más normal es que acabes concediendo. Y, además, la poca calidad que tienes la sacas en los últimos minutos. En la cabeza de Aritz, sonaba espectacular. Y en una contra en los últimos minutos, los riojanos sentenciaron el partido.

La traca final llegó este mediodia. Otra vez Suso Santana. Otra vez nuestro coco. Otra vez como aquella noche veraniega. Comíamos un asado con mucha cerveza en los exteriores de la piscina “¡Gol del Tenerife”! Dijeron los pocos paisanos que seguían el partido. Era el segundo partido y el cero de seis tras pasarnos 1200 días en el infierno. A un infierno que puede que quieran mandarnos la familia Kabchi. Por la confección de la plantilla y, las cosas raras que veo, no sería descabellado que hagan “mutis por el foro” si bajamos. Y si se van, en el ‘Alba’ sucederá… esa palabra con D que significa “dejar de existir”.

Si sucede la palabra con “D” que significa dejar de existir, el Alba podría jugar un partido de Liga en mi pueblo. Desde el punto de vista egoísta a mí me vendría perfecto que el equipo refundado (sería en el mejor de los casos un Club de accionariado popular) jugase la Liga en Segunda Autonómica y pudiera ir andando desde mi segunda residencia. Al pueblo económicamente le vendría de perlas que 50 o 100 albaceteños comieran y bebieran cerveza como cosacos rusos. Eso sí, en ese hipotético partido, iría con mi bufanda rojiblanca en vuestra contra con el corazón partido.

Los Kabchi descubrieron al Albacete Balompié en 2017 cuando el Albacete llevaba en su época “dorada” dos descensos ya acuestas. Los Kabchi no saben quiénes son: Julián Rubio, Calvoechenaga, Paco Gómez, José Valiente Mercader ‘Porro’, Mariano Hernán, Santi Denia, Rommel Fernández, Zalazar, Rommel (si ha visto el partido desde el cielo, se da de cabezazos por el esperpento de sus dos equipos). Los dueños sólo quieren maximizar beneficios, jodiéndole con ello la salud física y mental unos 5000 abonados y de varios cientos de miles de aficionados más. Bienvenidos al fútbol moderno. Aunque no se crean que “los de Albacete” eran mejores. Un mantra hecho mentira, digno de Goebbels. Se sentiría orgulloso. Los que mandaban eran grandes familias de empresarios. El aficionado medio, no pinta nada desde 1992. Mi abuelo, antiguo sindicalista, nunca vio bien las SAD, mi padre tampoco.

También hay para este director deportivo: en situaciones como esta dónde el dinero no corre por los equipos, sólo hay dos opciones:  1. O te conviertes en un “Carlos Terrazas” y te ves 15-20 o 50 partidos de Segunda B y Tercera o 2. Miras lo que tienes en tu cantera. En 2007, el club mutiló su descendencia. En aquel tiempo necesario, pero fue “pan para hoy y hambre para mañana”. Salvo contadas excepciones (vuelta de César Díaz, Samu Delgado, Juanra, Jaime Romero, Carlos Moreno, Ritchie Kitoko o también Ortuño) la cantera del Albacete no da frutos desde 2007. El padre no da descendencia. Como ahora en estos tiempos no es posible hacerse un “Carlos Terrazas”, le recomiendo a Mauro Pérez el videojuego “Football Mánager”. Hay equipos en Europa (y entrenadores) así como secretarios técnicos que lo usan. Me ofrezco como adjunto a la Secretaría Técnica del Albacete. Para negociar el contrato, basta un mensaje privado en Twitter.

Ahora que menciono el Football Manager: hace dos años descubrí así a Manu Appeh. Me ha alegrado ver a ‘Manolito’ en el ataque del Tenerife: ha estado fallón, pero ha hecho buen partido. También descubrí así a Samuel Shashoua: canterano del Tottenham, gran partido del londinense hoy, recordando a Cassius Clay: pica como una mariposa y vuela como una abeja. Del partido simplemente comentar que se podría poner en Guantánamo para torturar a los presos.

A los Nahuel, Del Pozo, Liberto y demás decirles que aprovechen para disfrutar de Segunda. O espabilan o harán bueno y sucesor del Diego a Álex Pérez alias “El novio de Natalia la de OT”.

Me he quedado vacío, pero necesitaba sacar de dentro lo que llevo rumiando días.

Me despido de mi Esquina, vuestra Esquina, hasta la semana que viene.

PD: Nuestras chicas, salvando el honor albacetista. Mi aplauso y mi reconocimiento para ellas. ¿Aceptarían ponerse un bigote postizo y agravar la voz para paliar la falta de gol y de fútbol?

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.