López Garai: «El único responsable de la situación del equipo soy yo»

López Garai asume que el equipo no está funcionando y cree que si siguen cometiendo error tras error en todos los partidos no habrá forma de cambiar la dinámica. Ante el Tenerife, otro equipo con resultados negativos, tendrá una nueva oportunidad de sumar para salir del pozo

Bajas: «Tenemos confirmadas las bajas de Javi Jiménez y Javi Navarro. Fran García está prácticamente descartado para mañana porque tiene una molestia que no remite. Liberto me pidió el otro día el cambio y tenemos que evaluarlos bien. Va a ser difícil que mañana pueda estar con nosotros».

Habla con Mauro y la directiva sobre la situación del equipo: «Con Mauro hablo todos los días, vienen a todos los entrenamientos y estamos en permanente contacto. Con Víctor Varela cuando coincido hablamos de lo que surja y también en los viajes. Con la propiedad no porque es inviable que puedan viajar o tener contacto. Con Mauro hablamos de lo que sucede día a día, cómo está el equipo e ir valorando las cosas sobre la marcha».

 

«La conclusión es fácil: no ganamos. Cuando no ganas partidos analiza por qué no ganas, ese es mi trabajo, aparte de intentar ganarlos. Si hacemos memoria de los últimos partidos, un resumen sencillo y corto, significa que cuando cometes errores todos los partidos no puedes ganar. Entiendo el fútbol como acierto y error. Si tienes muchos aciertos y pocos errores tienes muchas opciones de ganar, sino tienes muchos aciertos y encima le añades que cada partido tienes uno o dos errores es imposible ganar en esta categoría».

¿Cómo se soluciona el cometer error tras error en cada encuentro?: «Es difícil ponerle solución a esos errores. Si fuese siempre el mismo error se corregiría fácil, pero cada jornada es un jugador diferente quien lo comete y en diferentes contextos. De los últimos 6 goles que ha encajado el equipo, 4 son de penalti. Es una barbaridad. No puedes regalar un penalti cada semana. Llevamos cinco penaltis en contra desde que llevo aquí, es inconcebible. Casi todos son errores nuestros. Hay que intentar ser consecuentes y cuando el rival está en nuestra área, no podemos permitir que piten un penalti de la nada. Ha pasado ya en Lugo, contra Las Palmas, en Mallorca, contra el Almería y en Logroño. Sea un penalti o un error, todos los partidos hacemos algo. Hay que cortarlo porque no te da para ganar».

Frustrado al ver que no puede cambiar la dinámica: «No siento impotencia, es frustración. Preparas la semana, el partido y sales convencido de que va a ser el día. Muchas veces, sin que pase nada, se desmorona todo un poco. Queda después mucho partido por delante, pero remontar partidos en la situación que estamos no es fácil. Entiendo que cuando un rival te hace 15 o 20 minutos de arranque excelentes te pueda marcar un gol, es parte del juego. Pero en partidos que no suceda nada ponernos por detrás, no lo podemos permitir».

Una mala racha que ya dura demasiado y hay que quitar de la cabeza: «El equipo lleva año y medio en una dinámica mala. Ya el año pasado con la permanencia, el inicio de esta. Es un año y medio donde parece que todo sale mal. Es una sensación que todos tenemos y es difícil quitarte. Empiezas el partido con la ilusión de que es el día y pasa algo otra vez. Esa dinámica es la que está entorno al equipo. Tenemos que eliminarlo de la cabeza de todos, sé que no es fácil, pero es la única manera. No podemos afrontar el partido mañana de Tenerife con la carga de que algo nos va a pasar. Tenemos que ser consecuentes, no vivir en un mundo irreal, pero afrontarla con personalidad y saber que cuando no cometamos errores vamos a ganar partidos. Igual que cuando llegué el equipo hizo buenos resultados, no puede ser que de la noche a la mañana el equipo no sea capaz de ganar».

No quiere que su equipo deje de insistir: «Yo puedo pensar en un plan B o plan C, pero luego los jugadores tienen que ejecutarlo. Intentan ejecutarlo, poner todo de su parte, pero no acaba saliendo. No es una cuestión de dejadez. En ese vestuario no veo dejadez de ningún tipo. Veo muchas veces querer y no poder. Eso es insistir y no decaer. Si eres capaz de seguir insistiendo al final en fútbol todo cambia. No estamos en momento de arrojar la toalla con tanto importante y tan cerca como el partido de mañana».

Quiere que el Albacete empiece a sumar desde ya: «Es una liga donde hay muchas exigencias. Hay muchos equipos en la parte de abajo porque no somos capaces de conseguir victorias. Lo estamos viendo semana tras semana. Cada vez que no somos capaces de ganar y juegas último tienes opción de volver a salir. Tampoco somos capaces. Somos uno de esos equipos que no somos capaces de encadenar victorias, por eso estamos ahí 4 o 6 equipos en la pelea por conseguir esa fiabilidad para salir de la quema. Tarde o temprano la gente va a ganar partidos, nadie va a acabar la Liga con 14 puntos o 20. Tenemos que ser uno de esos equipos que empiece a sumar ya, no podemos esperar más».

El Tenerife de Ramis también en mala dinámica: «No pongo excusas de que el Logroñés vaya bien y el Tenerife venga mal. Es una realidad. Viene con problemas, ha cambiado de entrenador. El otro día en Almería perdió haciendo un buen partido desde mi punto de vista. Con el entrenador nuevo ha cambiado cosas y va a ser un equipo diferente al que era. Conocemos bien al entrenador, no sé el tiempo que le habrá dado para meter sus ideas en el Tenerife. En el partido ante el Almería ya se vieron cosas del nuevo entrenador y tenemos que estar preparados para enfrentarnos a un equipo que viene en dinámica negativa como la nuestra. Nos enfrentamos dos equipos que ellos de ganar salen para arriba, y nosotros de ganarles les cogemos. Tenemos una oportunidad y tenemos que demostrar que queremos salir de ahí abajo».

Sería importante marcar pronto ante el Tenerife: «Abrir los partidos es importante por todo. El rival se lleva un golpe duro y tu te llenas de moral, lo estamos viviendo en nuestras carnes. Tenemos que tener la tranquilidad de saber jugar ese partido y saber lo importante que es. No podemos tener la ansiedad de querer ganar en el minuto 1 porque en el 94 hay que seguir jugando. Si nos ponemos por delante pronto, sensacional. Si nos marcan un gol, a pensar en que somos capaces de remontar. No puedes prever un partido, yo puedo haberlo jugado en mi cabeza 500 veces, pero no sé si va a pasar ese partido».

Vuelve Ramis, López Garai se enfrenta a su ex equipo: «Para Ramis será una ventaja porque conoce la casa y para nuestros jugadores se supone que tiene que ser una ventaja conocer como trabaja Ramis. Luego en el fútbol los jugadores no piensan si Ramis es el entrenador o si es López Garai. Podemos tener información previa de lo que hace Ramis para preparar un partido, igual que Ramis tendrá información de la gente de Tenerife de lo que hacía allí. Ambos tenemos un plus, pero cuando los jugadores comiencen a ejecutar acciones, ahí somos dos espectadores más con influencia en los cambios».

Menaje para la afición que se encuentra desencantada con el equipo: «Se junta que no pueden ir al campo, que el equipo no le da ninguna alegría desde hace mucho, nos ven por televisión y no somos capaces de levantarles una sonrisa, la sociedad y el país está como está. La afición es normal que esté desencantada conmigo, con los jugadores y con el club. Les entiendo y si fuese aficionado del Albacete estaría preocupado y triste, es lógico. Lo único que puedo decir es que no vamos a dejar de trabajar y estamos día a día metiendo todo lo que tenemos dentro de nuestra experiencia y capacidad para sacar esto adelante. Todo lo que hago es para sacar al Albacete de ahí abajo. Si el equipo no sale de ahí abajo, no sé hacer más. A partir de ahí solo pido que la afición no nos abandone».

No comparte las críticas hacia Mauro Pérez: «No las leo porque no soy de leer nada cuando las cosas van bien o mal. Me las comentan y mi opinión, aunque acabe de llegar no sé si tiene peso. Mauro confeccionó la plantilla y metió al equipo en playoff ilusionando a todo el mundo. Creo que igual que en su día Mauro no sería el mejor Director Deportivo del mundo, ahora tampoco es el peor Director deportivo del mundo. Hay que tener un poquito de equilibrio y estabilidad. Soy el único responsable de que el equipo no gane partidos, no es Mauro. Mauro no me hace alineaciones, no me sugiere jugadores. Él me pone una plantilla a mi disposición y que no gane partidos es mi responsabilidad. Los jugadores intentan ejecutar lo que yo les digo, pero el culpable único de la situación del equipo soy yo».

La culpa de la poca eficacia goleadora de Zozulia y Ortuño es suya y del resto del equipo: «Es mi responsabilidad que Roman y Alfredo cuando jueguen les lleguen balones. Los delanteros pasan por momentos complicados, son rachas que van y vienen, pero como entrenador no puedo justificar que Zozulia y Ortuño cobran mucho y no meten goles y que por eso no ganamos, eso sería de entrenador malo y barato. Cargar las tintas de que no marcan en ellos sería injusto para ellos. El responsable soy yo y el equipo de no llevarles balones, ellos lo saben. A partir de ahí, cuando les generemos ocasiones y les veamos finalizar, hablaremos de otra cosa. Si no llegan balones y no terminan de finalizar jugadas, ¿Qué vas a pedirles? Si Ortuño fallase delante del portero 6 goles puedes preguntarle que qué pasa. Pero es que no se ha plantado más de tres veces delante de la portería. Parte de la responsabilidad es mía y el equipo tendrá que hacer más para ello».

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.