Capítulo 11: ‘La teoría de la compensacion’

Son sólo 11 pasos. 10.75 Metros y eres el encargado de lanzar el máximo castigo. Una fina y delgada línea entre ser héroe o villano. Entre la vida y la muerte, entre una victoria y una derrota, entre el éxito y el fracaso. Manu Barreiro acertó, apenas un rato después, Ramos falló por partida doble.

Lugo se puede convertir, si no lo es ya en una de esas ciudades malditas para el albacetismo. Albacete lo es para los equipos de Granada (dónde entre todos los conjuntos nazaríes sólo han ganado una vez desde los años 60). Al igual que nosotros en Lugo por cierto. Parece ser así desde que nos enfrentamos por primera vez en la 86/87 recién bajados a Segunda B, después de ascender con Julián Rubio y Ventura Martínez. En aquel partido en los últimos minutos marcó para el equipo gallego.

 

El partido del sábado es un calco de los últimos: orden y compostura, hasta que algo sucede lo que le impide al equipo recuperarse mentalmente.

“Tenemos menos gol que el Escalerillas”, dijo Jesús Gil una vez sobre el Atlético de Madrid. Se puede aplicar al Alba desde hace dos años.

Yendo ya a fijarnos en el rival, Nafti tiene un buen equipo: Campabadal, Chris Ramos… Una historia curiosa la de Campabadal; criado en la cantera del Barça, debutó como profesional en el Wigan Athletic de la mano de Roberto Martínez. Ganó la FA CUP con un equipo de una ciudad dónde el deporte más importante es el rugby. Eso fue en el lejano 2013 ante el Manchester City.

Otro de los jugadores ‘Diamanka’ y que no me importaría que vistiera nuestra camiseta era Roberto Canella. Recuerdo cuando era joven y triunfaba en el Sporting de Gijón; Madrid y Barça los caciques de la Liga, se lo rifaban como cualquier jugador español que despunta en cual equipo pequeño. También Canella apuntaba a ser internacional; un choque con Filipe Luis truncó su carrera y hasta hace dos años se quedó en su casa en Asturias.

Todavía no entiendo que quiso pitar Vikandi en el choque entre Campabadal y Fran García. No es falta dicho sea de paso. Vikandi entiende que había plancha cuando es un choque normal de los cientos que hay en cada partido. Y dicho esto ¿No puede ir al VAR a ver las jugadas? Demostró una prepotencia digna de nuestro amigo Figueroa Vázquez. Nuestros amigos de la República “Lugoslávica” indignados, normal. Vikandi, con el penalti no pitado, aplicó la “Teoría de la compensación”.

Cristina, la protagonista de nuestro primer capítulo, me preguntó el sábado por la noche su pregunta de cortesía “¿Cómo hemos quedado?” “Palmatorio” con un emoticono de un dedo hacía abajo. Ella se preocupó por mí y me escribió lo de siempre “¿Vale la pena?” “Es decir, ¿Todas las horas que has invertido en el Alba te han servido de algo más que para cabrearte?” “¿Es mi equipo, no lo puedes entender?” ¿O crees que me leerían jugadoras del Madrid si escribiese en el MARCA? ¡¡Pues del Funda si me leen!!! En fin, conversaciones de una pareja de periodistas que no se ven desde verano.

Aritz López Garai hizo lo que hacen todos los entrenadores de esta categoría fuera de casa: salir a empatar. Y cuando sales a empatar, normalmente acabas perdiendo. En el Ángel Carro (o Anxo Carro si son galaico-parlantes), Aritz López Garai se equivocó dejando en el campo en la segunda parte a dos de los tres defensas más lentos del equipo, cuando se está viendo venir que tras la expulsión se van a encerrar a atrás y van a usar al jugador que está recién entrado para que corra.

Si curiosa es la historia de Campabadal; más curiosa es la historia de Chris Ramos: jugador formado en equipos de categorías inferiores en Cádiz. Debutó en categoría nacional en el CD Mercadal de Menorca, de ahí al San Fernando. Tras hacerlo bien en Segunda B, lo ficho en 2018 el Real Valladolid. Cuento esto para que el señor Mauro Pérez vea que se puede hacer buen equipo con futbolistas de Segunda B. Pero es como pedirles a las tertulias políticas que no lleven a Inda: imposible.

A la secretaria técnica del Albacete le recomiendo que encargue los regalos de Reyes en forma de fichajes “Queridos Reyes Magos, la afición del Albacete aunque pequeña, es muy sufrida” “Por ello, os pido que visitéis a Mauro Pérez como los fantasmas de Charles Dickens en “Cuento de Navidad”. Cada Rey Mago puede pasar por un momento de la historia del club: uno el Queso Mecánico, otro la etapa actual, y otro lo que puede pasar si Mauro sigue haciendo lo que hace. La palabra que estoy buscando empieza por D y significa dejar de existir.

Ahora me gustaría hablar de Ortuño. Lo dije hace dos semanas y lo vuelvo a repetir: necesita un coaching. Conozco a una bastante buena. A mi me ha ayudado en varias ocasiones. Ese deambular por el campo sería buena tortura para los detenidos en comisaria. En mi caso con el de Yecla la decepción no es tan grande, me la esperaba pero no así.

El lunes que viene (gracias señor Tebas) viene al estadio el Almería. Sólo voy a dar algunos nombres: Álex Centelles, Umar Sadiq, Manu Morlanes, Fran Villalba o José Corpas. Viendo cómo está el Alba yo voy ensayando para hacer ‘la danza del gol’. Las tribus prehispánicas hacían la ‘danza de la lluvia’ en tiempos de sequías persistentes. Tengo la sensación de que el equipo es un polvorín. Deseo con todas mis fuerzas tragarme mis palabras.

Me despido por esta semana de mi esquina, vuestra esquina: “La Esquina del Belmonte”.

P.D El próximo partido es el lunes que viene y hay tres jornadas en 6 días. Es una vergüenza. Pero hay otra noticia negativa. No habrá “La Esquina del Belmonte hasta después del encuentro del Tenerife. Pienso que se tomarán decisiones si este Tourmalet no sale de manera beneficiosa.

Hasta entonces.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.