Capítulo 05: Jugamos como ‘nunca’ perdemos como ‘siempre’

Foto: La Liga

“Jugamos como nunca, perdemos como siempre”. Ese fue el gran lema de la Selección Española antes de 2008. El lema de los fallos de Cardeñosa, de Salinas, del “Me lo merezco” de Míchel, de Al Ghandour en Korea… de tantas “gestas bizarras” de la Selección Española que yo hice mío de pequeño. Todos los equipos del Albacete desde la temporada 2010/11 (que es en la que empecé a seguir al equipo como una enfermedad día a día) exceptuando a 2013/14, me han hecho recordar este lema genial para expresar desgracias de un futbolero como yo. Futbolero racional, ¡OJO!

Tengo últimamente un sueño que se repite: me encuentro en la habitación de los chicos escoceses de Transpotting. Entre sudores fríos y los últimos gramos de coca sin apurar, de repente, se abre la puerta. Es mi ex-novia, Mireia, la que abre:

-Te dije que no abandonaras al Barcelona-con tono desafiante-Os vais a la B.

-No, todavía se puede remontar. Hay que confiar en el trabajo…

Tan súbitamente como apareció se fue. Me recompongo e intento olvidar lo que sucede y pongo la tele para ello. Aparecen ‘Los Manolos’ de Cuatro. Carreño lanza una pregunta al aire:

-¿Quién será el colista de la Liga SmartBank este año?

-El Albaaaaaaa-dice el periodista egabrense imitando la forma en la que se refería a Cristiano Ronaldo cuando jugaba en el Real Madrid e iniciaba una contra.

Apago la tele. Pongo la radio. Áxel Torres en La SER. Su compañero presentando le pregunta:

-Bueno Áxel ¿Qué esperas el partido contra el Albacete el sábado?

-Creo que le pondremos la puntilla a Alcaraz.

Me desmayo. Me puede el mono y suena ‘Such a Perfect Day’ de Lou Reed.

Dejando a un lado mis ensoñaciones, volviendo al título del artículo, la verdad es que en Zaragoza no jugamos mal; teniendo en cuenta de que venimos de pasar la bola de un lado al otro sin profundidad contra el Real Oviedo con nueve jugadores. En ese intervalo de minutos a los carbayones no les hicimos peligro. Incluso los azules atacaron con más efectivos en los últimos minutos.

En los primeros treinta minutos nos limitamos a defender en nuestro campo, bien arropaditos. Aunque nuestro ex Álvaro Tejero rompía líneas con sus subidas por banda como franceses e ingleses sus Imperios en el Siglo XIX.

A partir de ahí empezaron los mejores minutos del Albacete: Carlos Isaac se compenetró con Álvaro Jiménez y vinieron las mejores ocasiones del Alba: un remate de Zozulia fuera y un centro de Isaac al que no llegó Liberto. Una pena por el chaval. Apunta maneras pero ha estado timorato en el partido.

Volviendo a Zozulia; me parece que está “aburguesado” que ya no presiona o se las ingenia como antes para buscar los huecos que propicien los goles. Eso, y que necesita a un Tejero o Febas en su vida.

Muy bien Jean Jules, bastante mejor que Diamanka. Siento que Jules va de menos a más. Eso es lo que se debería hacer con los jóvenes (si valen claro).

Los cambios (especialmente Ortuño) llegaron demasiado tarde. Quizás por esa manía de nuestro todavía míster (recordemos que lo avisé cuando renovó en Julio) de conformarse con el empate lo que en mi casa y mi pueblo quiere decir “cagón”.

Como no quiero calentarme demasiado, hasta aquí “La Esquina del Belmonte» de esta semana. Es la una de la madrugada y he tardado en escribir varios párrafos más tiempo del que debería.

Jugamos como nunca, perdemos como siempre.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.