Lucas Alcaraz: «El equipo tiene clarísimos los conceptos de todas las facetas del juego»

El míster del Albacete, Lucas Alcaraz, comparecía en la previa del encuentro ante el Real Zaragoza de este domingo para abordar la actualidad de su equipo.

No pasa por su mejor momento, pero confía en que los suyos vayan para arriba, más si cabe cuando cuenta con casi todos sus efectivos.

 

Recupera a Álvaro Peña, Nahuel y Liberto, tiene entre algodones a Gorosito y son baja Javi Jiménez y Alberto Benito.

Tras el exigente entrenamiento del jueves, llega la calma: «Siempre soy exigente, hay veces que toca exigencia y hay veces que soy más pedagogo y corrijo más. Lo de ayer con Karim puede ser pedagogía. Se calientan entre ellos y tienes que tomar una decisión para que no se vulnere el límite de la armonía. Son cosas puntuales que han pasado toda la vida y seguirán pasando».

Tiene buenas sensaciones viendo al equipo trabajar: «Si veo trabajar al equipo, la sensación que tengo es buena. Estoy bastante contento con como está trabajando la gente».

«El equipo tiene clarísimos los conceptos en todas las facetas del juego. Luego hay que armonizar el conocimiento de las cosas, de como realizarlo. Si las sensaciones se tuviesen que medir por como entrena la gente y como trababa, serían muy buenas. Pero las sensaciones se tienen que medir por la competición».

Opinión sobre el cambio de horario: «Mi abuelo decía una cosa: ‘cuando de un tema no vayas a decir nada original, no hables’, y creo que de esto se ha dicho ya todo. Se comenta solo».

Tocó ensayar el balón parado: «Es una faceta del juego que hay que trabajar. Puedes entrenarte a ti, intuyendo que puede hacer el contrario. Luego el contrario se entrena a él. Es cierto que los entrenadores en Segunda División le damos bastante importancia, intentamos sistematizarlas al máximo. Hay veces que se hace bien y otras que no. No por ello hay que dejar de intentar pulir los máximos detalles posibles».

Los resultados pueden ser definitivos en su etapa como entrenador del Albacete: «No me paro a pensar en eso. La percepción que tengo es que hay buena armonía entre todos los que estamos. Igual que el año pasado hicimos unos resultados muy buenos, este año tenemos unos resultados que no contentan a nadie, es lógico. Cuando llevas tantos años, por lo que da cosa es por la afición, el ánimo de la ciudad, de los chavales… más que preocuparse por uno mismo».

El rival tampoco está para tirar cohetes: «El partido que han ganado ellos es federativamente, tampoco es que estén sobrados de puntos. Es cierto que para la jornada que es, hay cierta ansiedad. No hay que negarlo, sino afrontarlo».

«Es un equipo bastante reconocible con un entrenador reconocible. Ahora mismo, debido al comienzo de liga, estamos ocupados con nosotros mismos. Espero que seamos nosotros y lleguemos donde queremos llegar. Espero que podamos llegar al nivel que ansiamos y dé resultado».

Sabe que once alineará en La Romareda pero no da pista: «Ya he dado con el once del domingo, veremos si hay continuidad. Me gusta cambiar gente por dos motivos. Primero porque mantienes a la gente enchufada, me parece fundamental. Segundo porque hay cinco cambios. Después porque cualquier jugador te puede hacer falta en cualquier momento, además de las lesiones tenemos la enfermedad que ya sabemos».

Jugar sin público es una desventaja para todos: «Nosotros tampoco tenemos el Belmonte. Recuerdo el partido del Numancia y del Rayo el año pasado y sentía mucho a la gente. Es una desventaja para todos, si me apuras incluso para los visitantes. Muchas veces cuando estás en estado de ansiedad, el público puede ayudar o pesar y al contrario le aumenta la adrenalina. No se puede cuantificar para quien es más desventaja, es una desventaja para el fútbol en general».

Recupera a tres jugadores en ataque: «Están para entrenar y jugar. No sé el número de minutos. No he tenido a estos jugadores y no sé su estado de forma. El domingo cuando más gente de fuera necesitábamos, no teníamos. Por como se desarrollan los partidos nos hubiera venido bien un cambio de exteriores. Esta semana, la buena noticia es que los tenemos y cojan la dinámica de hacer esfuerzos muchos minutos. Para como queremos jugar nos vienen muy bien».

La salida de Miguel Ángel se toma en base a varias situaciones: «Hay que generar un equilibrio en tres direcciones. Una el momento, estoy muy cómodo con él. Segundo es el club, es patrimonio del club y hay que elevar su valor y rendimiento. El tercero es el chaval, llevaba un año lesionado, en la recta final nos echó un cable, pero tiene una edad que tiene que jugar. En ese cóctel se toma una decisión. Además viene Emiliano que nos puede ayudar a jugar en esa posición, ya tenemos tres jugadores ahí».

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.