Albacete – Oviedo: Duelo de necesidades

Como parte de la cuarta jornada, el Albacete y el Oviedo están obligados a mostrar algo, a conocer el triunfo y a no seguir transitando la derrota, o cuando mucho el empate. No les ha ido nada bien a ambos equipos, y sus respectivas aficiones esperan más de ellos

Se trata de un partido en el que ambos rivales deben demostrar que sí pueden seguir delante y no seguir cayendo. Sobre todo el Albacete, que carga con 3 derrotas en 3 compromisos.

Al menos el Oviedo ha visto la luz de 2 empates, pero se sabe que eso no es suficiente si se aspira a subir en la tabla y no precisamente sobreviviendo a duras penas.

 

A cuál se le pinta más fácil

La categoría de plata del fútbol de España es una de las más fuertes del mundo por el alto nivel de competitividad de los equipos. Aun en aquellos casos de equipos que no comienzan bien la temporada, dan mucho que pensar a los apostadores para invertir sus bonos de LeoVegas promoción y ser lo más precisos en sus pronósticos.

Así se presenta el próximo encuentro entre el Real Oviedo y el Albacete Balompié porque los resultados obtenidos por ambos equipos hasta ahora no permiten un favoritismo declarado.

Pero tratando de que las cosas se vean claras, los pronosticadores apuntan a que el Real Oviedo no baja de un empate y pronostican una victoria segura de este equipo, que hasta ahora ha mostrado más empuje y determinación en sus líneas ofensivas.

Quienes ven al Albacete con opción de triunfo se basan en que puede parecer casi un milagro, ya que hasta ahora no ha marcado un gol y ha recibido 6 en contra.

Es como apostar contra el viento, pero su directiva confía en una pronta recuperación, a pesar de tan mal comienzo. Tanto el Real Oviedo como el Albacete necesitan demostrar más, mucho más, de lo que hasta ahora se les ha visto.

Pensando en la recuperación

El Albacete confía en la reincorporación de Kecojevic después de haber cumplido un partido de sanción y que el ucraniano Zozulya explote como delantero, más allá de las polémicas que lo acompañan.

Por su parte, el Real Oviedo trabaja en darle solución a las discusiones sobre salario que se mantienen con el artillero argentino Blanco Leschuk. Cifran sus esperanzas en que se pueda cumplir esa meta y contar con él ante el Albacete en el próximo partido.

No parece tarea fácil, pero el equipo asturiano hace sus mejores esfuerzos por tomar aire ante este desafortunado arranque.

Para el entrenador, Cuco Ziganda, se trata de tener un poco de calma, ya que debe tenerse en cuenta de que en la plantilla titular hay varios jugadores que atraviesan problemas físicos por lesiones que aún influyen en el rendimiento de jugadores como Arribas, Mossa y Sangalli.

Insiste en que la inclusión de Leschuk es fundamental para sus proyectos tácticos y poder armar un equipo que pueda consolidar sólidos ataques desde un medio campo que está en proceso de reconstrucción.

Para ambos equipos urge una reestructuración que han estado buscando con nuevos fichajes, bajas necesarias y el cambio radical en el planteamiento táctico, según sea el rival que les toque en cada jornada.

Perseverancia y confianza

Cuando un equipo no anda bien, una de las claves para que retome la ruta ganadora es la confianza, el sentido de organización y la seguridad que le inspira a su plantilla un director técnico.

Ese es precisamente el caso de un veterano en esas lides como Lucas Alcaraz, quien acumula más de 2 décadas de experiencia de cumplida trayectoria al frente de varios equipos de la Liga Smartbank. Ha sido cuestionado por los nuevos fichajes y por los que aún sigue buscando. Y a pesar de que su equipo no ha logrado un solo gol en 3 partidos, confía en que esa tendencia se va a revertir.

Ha expresado categóricamente que las lamentaciones están de más y que en la próxima jornada se podrá ver al Albacete con un rostro distinto y una efectividad que sorprenderá a sus seguidores.

Al menos demuestra con esas palabras que no se da por vencido y espera que ante el Real Oviedo el panorama de su equipo cambie, como también lo espera la afición desencantada con este inicio sin victorias y sin goles

Albacete contra el Oviedo es sin lugar a dudas un duelo de necesidades en el sentido de que ambos clubes están obligados a mejorar mucho más allá de resultados conformistas. Cierto que acaba de empezar la temporada, pero tampoco debe olvidarse que será corta y del arranque depende mucho lo que se obtenga al final.

Por ahora, se transita el territorio de las esperanzas y las posibilidades, porque en cuanto a planteamiento de juego, es poco o casi nada lo que se le ha visto a ambos equipos. Mientras tanto, siguen en sus preparativos a sabiendas de que ese partido en que se enfrentan es parte decisiva del futuro de ambos.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.