Emotivo acto por el 60 cumpleaños del Carlos Belmonte

Cumpliendo todas las medidas de seguridad y protocolos, el Alba ha celebrado una fecha muy marcada, en la que ha faltado lo más importante, una fiel afición que todavía tendrá que esperar para volver a las gradas del Estadio

Día de muchas emociones en el sexagenario Carlos Belmonte. Este mediodía ha tenido lugar el emotivo acto del 60º aniversario del recinto albaceteño, en el que se han juntado el pasado y presente de una institución que este 2020 ha cumplido 80 años. Un evento al que han asistido autoridades provinciales como Santiago Cabañero, Presidente de la Diputación de Albacete; Vicente Casañ, Alcalde de nuestra ciudad; representantes de todas las fuerzas políticas de la Provincia; o el presidente de la FFCM, Pablo Burillo. Un acto en el que ha destacado la presencia de grandes leyendas de nuestro equipo como Juanito, Monroy, Salas, Cabrero, Soriano, Leo, Avilés o Julián Rubio, cuya huella en el club y en el estadio sigue igual de latente que cuando jugaban.

Javier López Galiacho, periodista y gran conocedor de la historia del recinto manchego

El acto, presentado por el periodista de Movistar y comunicador albaceteño Sergio Sánchez, dio comienzo con un emotivo discurso de Javier López Galiacho, periodista y gran conocedor de la historia del recinto manchego. “Nuestros mayores decían que aquí estaba todo el mundo ese día. 14.000 personas abarrotaron ese estadio, todos querían estar aquí. Esto es algo más que un campo de fútbol. Se decía que ya no se iba a llenar más el estadioi y luego ocurrió nuestro partido contra el Granada en Segunda B en la época de los 90 y se volvió a llenar. Esa y otras muchas veces más”.

El periodista contó una de las anécdotas que reflejan a la perfección la unión de la afición con el estadio. “Había otro mito y es que era un campo muy frío. Pero un partido del 7 de noviembre de 1978 por la noche, ya había luz eléctrica,  se produce una anulación de un gol del Albacete y hubo invasión de campo. Hubo 8 policías apaleados y vino un jeep de la policía armada para sacar al árbitro”.

“El primer partido de primera división que se juega en el Belmonte no es el Albacete- Valencia, sino en 1982, final de Liga. Le habían cerrado el campo al Atlético de Madrid, y se juega un Atlético de Madrid – Osasuna. Tras ese partido nos quedamos a ver un Albacete – Almoradí, en el que jugaba toda una estrella como Julián Rubio”, prosiguió.

Y cerró con una emocionante reivindicación sobre el Belmonte y su valor sentimental para la ciudad.  “Este campo no solo es el lugar donde juega el Albacete, sino es la casa del deporte de Albacete. En estas pistas de tenis vi entrenar a Santana. Es la casa del deporte de Albacete y su provincia. Es muy bueno celebrar este día, porque a veces hay que detenerse a observar y aprender de la historia. Es bueno aprender de estas leyendas del Albacete que nos han dado un ejemplo de superación. No podemos pasar de puntillas por su historia. Este estadio es un sitio de honor para Albacete, en el que se ha cuidado sus sentimientos y sobre todo ha sido el teatro de los sueños de un equipo que ha sido el principal representante de la ciudad y de la provincia”.

Juan Rodríguez, ‘Juanito’, Leyenda de nuestro Club

Después tomó la palabra una de las mayores leyendas de este club. Un emocionado Juanito, quien quiso poner en valor la importancia del estadio y de actos como el de hoy.” El Belmonte para mí es todo. Hoy no es un día cualquiera. Para la gente que hemos tenido la suerte de disfrutar de esta instalación es muy importante. Tuve la suerte de poder disfrutar en esa magnífica pasarela en la inauguración que encantó a todo el mundo. Nos convertimos en la primera ciudad de Castilla- La Mancha en cuanto a instalación deportiva. Había muchas instalaciones para practicar todo tipo de deporte. Albacete se modernizó con esta preciosa instalación. El estadio para mí ha sido talismán”.

“Los valores del Alba me han formado como persona. Ha sido maravilloso ver los ascensos de categoría. Me gustaría recordar a todos los presidentes, todos han luchado por el club y dejaron su huella. Es un acto que voy a llevar muy dentro de mí”, enfatizó.

Julián Rubio, histórico e inolvidable jugador del Alba

Y como el día iba de gente que ha hecho del Carlos Belmonte un estadio mítico, no podía faltar Julián Rubio, que recordó emocionado que, antes incluso de verlo,  soñaba con jugar en el Belmonte. “Mi recuerdo de infancia es aquel niño que soñaba con ser futbolista y que estaba seguro que el mejor lugar para jugar era donde estaba. Muchas veces era un terreno sin labrar en el que poníamos piedras de portería. También practicábamos en eras donde trabajábamos el trigo. Mis sueños empezaron a aflorar cuando escuché que en Albacete se estaba haciendo un campo nuevo. A la capital solo íbamos de vez en cuando, a hacer chequeos médicos. Un día de examen nos dijeron que si terminábamos pronto podríamos ir al Belmonte a ver un Albacete -Murcia. Fuimos y no solo vimos el partido sino que vi al que sería mi jugador favorito, el que para mí es el mejor jugador de la historia del Alba: Juanito. Para mí no hay otro mejor. Y buena gente. Nunca olvidé mi pasado, así que cada vez que venía a Albacete, iba al Belmonte. Para mí era una ilusión estar sentado en el estadio y disfrutar como cualquier albaceteño”.

También recordó uno de los pasajes más bonitas de nuestra historia, cuando el propio Rubio, en la cima de su carrera, decidió dejar el FC Barcelona para regresar a su casa, el Belmonte. “Luego pude acabar mi sueño de niño y retirarme aquí. Aún recuerdo cuando levanté el teléfono y llamé a Juan para decirle que iba a Albacete. Casi todos los equipos de Primera División, incluido el Puebla de México, intentaron mi fichaje, y  ahí decidí que volvería al Albacete. Salí y entré muchas veces, el Carlos Belmonte siento que es mi casa, sé que tengo mi habitación, mi cepillo de dientes, y que es mi hogar. Por eso cuando me invitaron al acto sentí muchísima alegría, porque volvería a encontrarme con grandes jugadores. El Carlos Belmonte siempre será mi casa”.

Carlos Belmonte, hijo del impulsor del estadio

En un día como hoy no podía faltar el emocionado recuerdo a la figura de Carlos Belmonte, gran impulsor del recinto. Su hijo, también llamado Carlos Belmonte, habló de la gran fuerza que hizo el arquitecto -y alcalde de la ciudad en esos momentos- por llevar a cabo la creación del estadio. “Siendo niño, mi padre me llevaba a ver las obras del campo. Para mí es un orgullo estar en el estadio que tiene el nombre de mi padre. Aún recuerdo el día de la inauguración. Es muy emotivo tener el recuerdo de mi padre. Luchó mucho por poder construir este estadio”.

Vicente Casañ, Alcalde de la ciudad

Las autoridades locales y provinciales también tuvieron palabras para un recinto que a lo largo de los años se ha convertido en seña de identidad de nuestra tierra. “Es un acto emotivo, distinto. Quién no recuerda las tardes de gloria de este estadio municipal. El Belmonte es más que un estadio, es el hogar donde sentimos al club de nuestros amores. El Albacete Balompié es una de las grandes banderas que tiene nuestra ciudad. En el fútbol, como en la vida, a veces toca sufrir. En este estadio hemos hecho de todo, disfrutar y sufrir. Siento admiración por los recuerdos y anécdotas que he escuchado en torno a este estadio. Albacete es mejor en base a su deporte. Os felicito a toda la gente del Albacete Balompié por haber hecho del Albacete una seña de identidad y del Belmonte mucho más que un estadio. Esta instalación ha pasado a la historia. Gracias a esta fiel afición por hacer grande este estadio. Ojalá pronto nos podamos volver a abrazar en las gradas del Belmonte”, aseguró Vicente Casañ, Alcalde de Albacete.

Santiago Cabañero, Presidente de la Diputación

En la mismo línea se expresó Santiago Cabañero, Presidente de la Diputación.” Quiero empezar agradeciendo por el orgullo que es compartir este momento en nombre de la provincia. Estar en este estadio me abruma y llena de responsabilidad. Estamos para celebrar los 60 años de esta magnífica instalación. 14,000 personas estaban en estas gradas que por desgracia ahora están huérfanas por la pandemia. Es un lugar único porque está impregnado de sentimiento. Aquí todos hemos sentido. El gran partido que ha ganado este campo es que durante 60 años ha sido capaz de ilusionaros día tras día. Felicito a la familia de Carlos Belmonte. Es el triunfo de muchísima gente, también de personas anónimas que han trabajado para darle vida a este templo albacetense. Gracias por hace ciudad y provincia”.

Víctor Varela reivindicó el futuro del Belmonte

Víctor Varela, Vicepresidente del Albacete Balompié, puso en valor la lucha de todos los que lograron llevar a cabo el proyecto del estadio. “En primer lugar quiero agradecer a la familia de Carlos Belmonte. Estos días he tenido la posibilidad de conocer más la historia de creación de este estadio. Un alcalde soñador que tenía una gran idea que se trae de Madrid, una teniente de alcalde que cede los terrenos y el trabajo de los albacetenses posibilitaron la construcción del recinto”.

“Tenemos cuatro motivos para celebrar: honrar a nuestro pasado y la memoria de todos aquellos que lograron construir este estadio que son un ejemplo social y de compromiso ciudadano como el de la familia Belmonte”, continuó.

Un recinto que a la vez es un gran exponente de la ciudad de Albacete. “También tenemos que hablar del recinto, vinculado a todo tipo de deportes, no solo fútbol. Es el recinto más visitado de Albacete, cada vez que las aficiones visitantes vienen, conocen todas las maravillas de Albacete».

“Es un día para loar a sus protagonistas. Javier (López Galiacho) lo ha hecho de maravilla. Son los deportistas que hicieron grande este lugar”, afirmó.

Y cerró con un mensaje de cara al futuro, en el que será necesario seguir trabajando para que el Belmonte continúe siendo un gran estadio y un lugar de orgullo para Albacete y Castilla – La Mancha. “No me puedo despedir sin reivindicar el futuro del Belmonte, que siga escribiendo páginas de gloria para la provincia y la región. El Carlos Belmonte y sus instalaciones necesitan afrontar nuevos retos, nuestra historia lo merece. Hay que trabajar por mejorar las instalaciones y que siga siendo un lugar de orgullo para Albacete”.

El acto concluyó con una emocionante interpretación del himno a cargo de Casimiro Ortega, su compositor,  con la inestimable aportación de la Banda Sinfónica Municipal.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.