Puesta a punto «made in» Albacete por José Luis Ibáñez

La nueva temporada del Albacete Balompié acarrea también un nuevo cuerpo técnico. Este esta formado por Lucas Alcaraz y Chus Cañadas como su asistente, además Carlos Cano continúa como entrenador de porteros. El resto, preparador físico y readaptador de lesiones, llevan sangre y adn albaceteño.

El el apartado físico, quien debe poner a punto a la primera plantilla no es otro que José Luis Ibáñez. Habitual de las categorías inferiores y al que ahora le ha llegado una gran y merecida oportunidad.

 

 

Empecemos por el principio. ¿Qué supone para ti ser el nuevo preparador físico del primer equipo?

Ser el preparador físico del Albacete Balompié supone un sueño cumplido a nivel profesional. Sé que esta apuesta conlleva una gran responsabilidad para el club y yo ahora mismo sólo trabajo para devolver esa confianza depositada. Quiero que se vea que en la cantera hay muchos profesionales preparados para dar el salto. Y que si yo lo he conseguido muchos compañeros míos el día de mañana pueden conseguirlo.

Has pasado de vestir la camiseta del Alba en categorías inferiores, de la butaca del Belmonte… al banquillo junto a Lucas Alcaraz.

He pasado 10 años como jugador de la cantera, desde benjamín hasta juvenil. Luego he pasado cuatro años como trabajador de la cantera. Y ahora preparador físico del primer equipo. He pasado los últimos cinco años viendo el fútbol con los compañeros de la cantera y mi familia y ahora voy a estar abajo. Era algo impensable para mí.

La llegada de Lucas y la apuesta del Club han acelerado tu presencia en el primer equipo…

Siempre dicen que hay que estar en el momento oportuno el día justo. Estaba trabajando feliz en cantera, pero a raíz de unos cambios estructurales, la dirección deportiva se fijó en mí para ser readaptador. Ese es el primer paso y a los seis meses llega el colofón de que Lucas me transmite la confianza de entender que puedo ser la persona adecuada para dirigir la preparación física este año.

Pretemporada atípica después de tan solo tres semanas de vacaciones y un final de LaLiga tan intenso… ¿Cómo han llegado los jugadores?

Los jugadores han llegado en un estado de forma mejor que si hubiesen sido unas vacaciones normales. Hace tres semanas y media estábamos compitiendo en una alta densidad de competición, 12 partidos en seis semanas. Toda la plantilla compitió cada tres días y eso te da un aspecto condicional altísimo. Si a eso le sumas tres semanas y media de vacaciones, estamos ante una pretemporada atípica en la que no hay que empezar tan de cero. Hay que ir de forma progresiva, ajustar las cargas. Hemos hecho las primeras 8 sesiones introductorias y los jugadores están rindiendo a un nivel de exigencia bastante alto. Están soportando esfuerzos que normalmente lo soportan una semana o dos previas a la temporada y estamos a falta de tres semanas para empezar la competición.

¿Cómo enfoca el trabajo de esta pretemporada?

La pretemporada está enfocada prioritariamente al modelo de juego de Lucas Alcaraz. El ADN del Albacete desde su llegada es el de un equipo muy corto, en el que estamos muy juntos, a no a más de 30 metros, en el que intentamos atacar y defender todos juntos en campo contrario o rival. Y eso te exige que tu equipo esté preparado para soportar tramos de partido muy exigentes. En poco tiempo se producen acciones muy intensas en partidos. Eso implica que prepare las tareas enfocadas a esos momentos de partido en el que los jugadores se encuentren con niveles de alta exigencia en competición.

¿Cuál es el objetivo de la preparación física en esta pretemporada? ¿Se mira hacia el primer partido o se trabaja hacia otro momento de pico en la competición?

Hoy en día la preparación física ha evolucionado mucho. El paradigma es llegar en el momento óptimo al primer partido de LaLiga. No es pensar en estar mejor en octubre o noviembre. Tenemos que preparar el primer partido, que lleguen en las mejores condiciones y lleguen, sobre todo, el máximo número de jugadores posibles. Una de las principales funciones de un preparador físico es prevenir lesiones. A raíz de ese primer partido que los jugadores empiecen a competir más irán cogiendo un nivel condicional mayor debido al estímulo de la competición.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.