Alcaraz: «El partido se juega con la cabeza, pero se gana con el corazón»

El  técnico ha realizado la última previa de la temporada antes de la final del lunes en Cádiz. Sabe que no será sencillo, pero confía en sumar de tres y lograr el objetivo. Con pocos días de descanso desde la victoria ante el Zaragoza, el granadino tiene claro que hará cambios en el once, pero otros jugadores deben repetir

Lucas Alcaraz y su cuerpo técnico prepararon en la mañana del domingo en la Ciudad Deportiva los detalles de la final de mañana ante el Cádiz, si bien sobre el césped la sesión fue suave.

A la conclusión del trabajo en campo y despacho, Lucas Alcaraz se sentó en la sala de prensa para responder a las preguntas que de cara a mañana le llegaron hacer los medios de comunicación.

Después de la victoria del viernes, ¿cómo se gestiona mentalmente este partido? Ha tenido que insistir en aquello de pies en el suelo…

«La situación es que hay que ganar el partido porque los demás van a hacer lo mismo. Los jugadores tienen esa percepción. Hay que insistir en dar normalidad a las cosas, tener el grado de activación adecuado y hacer las cosas con mucha cabeza, intensidad, pasión, pero con mucha cabeza…».

¿Deben salir en Cádiz a marcar pronto para que luego no les pueda la ansiedad o es mejor ir «masticando» el partido hasta ver el momento adecuado para aumentar los ataques?

«Decir cómo va a ser el partido es muy difícil. ¿Quién iba a predecir el otro día que íbamos a ir 3-1 al descanso? Difícilmente. Nosotros tenemos que intentar mantener un ritmo alto durante todo el partido. Tenemos muchos jugadores con molestias, tenemos que medir los esfuerzos. Ponerse por delante en el marcador sería importante si pudiésemos elegir, pero tenemos que estar preparados para todos los escenarios».

En su dilatada carrera ya ha vivido situaciones similares…

«Así es. En Primera y en Segunda. Son partidos difíciles de jugar. El aspecto mental te come. Pero hay que estar fuerte, controlar el pensamiento, controlar la ansiedad y jugar de una forma lo más fría posible dentro de la máxima intensidad posible. El partido se juega con la cabeza, pero se gana con el corazón. Las dos cosas son importantes».

¿Cómo se encuentra el equipo a pocas horas de jugárselo todo? ¿Hará pocos cambios en la alineación tras Zaragoza o este partido requiere de otra alineación?

«Cambios hay que hacer. Fundamentalmente por lesiones y porque hay jugadores que pueden repetir esfuerzos y otros no. Hay posiciones en las que tampoco tenemos posibilidades de cambio y tendrán que tirar con lo que puedan. El equipo es consciente de que ha vuelto a depender de sí mismo, pero también de la dificultad que entraña ganar al campeón en su casa. Hay que ser optimistas, pero desde un punto de vista bastante cerebral. Un optimismo que no nos haga estar en el estado de concentración o activación que no sea el adecuado. Un optimismo realista».

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.