Nico Gorosito: «Estoy preparado para jugar el domingo, quiero jugar»

El central argentino dice estar digiriendo todavía las emociones vividas el pasado miércoles en su vuelta a los terrenos de juego nueve meses después

Nico Gorosito volvía a jugar nueve meses después un partido de fútbol. Una desafortunada lesión en el pie le ha privado todo este tiempo de poder estar al lado del equipo, incluso en muchos momentos ha pensado en tirar la toalla como él mismo ha confesado, pero cree que ahora ha llegado el momento definitivo de su vuelta.

Cuesta asimilar el haber vuelto a jugar

«Todavía estoy en esa emoción que no puede parar en mi cabeza. Me sentí otra vez jugador, me sentía un niño con juguete nuevo. Tenía tantas ganas de volver a jugar, pisar el césped, ayudar al equipo. Pasaron muchas sensaciones por mi cabeza y las estoy tragando en este momento. Eran tantas las ganas de poder estar después de tantos meses de calvario que por fin salí y me sentí feliz de volver».

«No podía dormir. Mucha gente me escribía y me mandaba mensajes. Vivía ese momento de tanta felicidad que no me daba cuenta de que realmente he vuelto a jugar y estuve ahí».

«Mucha gente me apoyó mucho y deseaba que volviese a jugar. Mis seres queridos y gente me rodea creían que iba a volver, pero siempre fueron mensajes de que iba a llegar el momento y por fin el día llegó».

Se sintió bien físicamente en su vuelta a un terreno de juego

«Fue mejor de lo que esperaba. Se me pasó por la cabeza que me iba a costar. Me sentí muy bien físicamente hasta los últimos minutos. Al final sentía los gemelos que se me iban a subir, pero me sentí bien. Me sorprendió que estaba tan bien. La ansiedad de querer jugar, era un plus».

Quiere volver a jugar ante el Huesca

«Estoy preparado para jugar el domingo. Quiero jugar, está en mi cabeza. Más allá de que el míster dijo que iba a hacer rotaciones».

Incluso se le pasó por la cabeza dejarlo todo y colgar las botas

«Antes lo comenté, tuve momentos de pensar en colgar las botas e irme a mi casa. De estar casi todos los días fastidiado, con la misma rutina. Intentaba ser optimista, hacía 2 o 3 días bien y tenía que parar una semana o dos. Se me acumularon muchas cosas, con mi familia. A nivel psicológico era muy duro, pensé ir a un psicólogo. Tienes a gente que me llenó de mensajes de ánimo y me apoyaron. Mi mujer y familia me aguantaron mis cabreos todos los días. Al final lo fui superando y ya está. Me siento interesado en el equipo y sacar esto adelante».

Positividad ante todo para superar los problemas

«Hay que darle valor a la vida. Vivo para esto, este trabajo es algo más corto, tiene menos años. Hay que darle valor a los amigos, familia y lo que te rodea. Vivir el día a día con la mayor felicidad  del mundo y ser positivo y optimista. Pasa todo muy rápido. Pasaron 10 meses de lo mío y ya puedo jugar, lo pasé muy mal. Nada de cabrearse y ser siempre feliz. Eso me sacó a mí adelante. El club hizo un esfuerzo muy grande para que me quedase, yo me quería quedar y sentía que son 42 partidos y no podía jugar ninguno. Hay que pasar página».

Tras la victoria ante el Extremadura, el equipo se quita un peso de encima

«El equipo siempre estuvo fuerte, entrenando a tope. La victoria te da algo más de confianza para el próximo partido. Para nosotros van a ser todas finales. Hay que mentalizarse. Se sumaron tres puntos, fuera de casa y te quitas la espina de pensar que sí se puede. Necesitábamos sumar, a pesar del partido. El vestuario está preparado para eso».

La salvación pasa por mantener la línea mostrada en los dos primeros partidos

«Mantener esta línea, trabajando fuerte. Trabajar el tema psicológico y mental, la recuperación. Si uno está mal que lo diga porque hay que seguir adelante. Si estamos todos bien, podemos luchar cada partido para ganarlo».

A pesar de salir del descenso, no se ha conseguido nada

«No hicimos nada. Nos dio ese subidón o toque de confianza. Quedan muchos más partidos que hay que afrontarlos de esa manera».

¿Habrá que llegar a los 50 puntos?

«Pensamos en nosotros, si se pueden sumar mejor. Más adelante se verá. Siempre se habla de los 50 puntos. Necesitamos seguir en esta línea. En casa hay que sumar sí o sí y fuera rascar algún puntito o ganar también».

La importancia de que todos estén enchufados en el objetivo

«Necesitamos que todos estén bien. Si alguien está tocado tenemos que saberlo enseguida. Habrá ocasiones para todos. Físicamente tenemos que estar bien, descansar y entrenar bien. También mentalmente preparados todos para cuando llegan los partidos finales. Si estamos todos el equipo es fuerte».

¿Dónde está el futuro de Nico Gorosito?

«Me gustaría quedarme porque he tenido una sola lesión fuerte y me ha costado meses de recuperación. Le debo mucho al club. Hicieron un esfuerzo grande para que me quedase y no pude pagar el esfuerzo que hicieron. No he dado todo lo que puedo dar. Más allá de eso e intentar que todas las jornadas que pasaron ahora puedo jugar y demostrar que estoy bien y puedo ayudar mucho al equipo».

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.