Ramis en El Transistor: «Después de no ganarle al Dépor la semana pintaba fea»

El ya ex técnico del Albacete Balompié pasó por los micrófonos de El Transistor en Ondacero para analizar su salida del conjunto manchego este mismo lunes

Luis Miguel Ramis ha pronunciado sus primeras palabras como ex entrenador del Albacete Balompié. Lo ha hecho junto a José Ramón De la Morena en El Transistor de Ondacero.

El madrileño ha afirmado que tras la destitución de hoy, el día ha sido duro, «ha sido un día triste».  Además añadía que tras la derrota en el Tartiere ante el Oviedo ya preveía lo que podía ocurrir, «anoche me lo imaginé».

 

Comentaba además que ya después de la derrota ante el Dépor no todo había sido un jardín de rosas, y es que la cuerda se estaba tensando demasiado y temía que se rompiese por donde siempre lo hace, «la semana anterior no vino todo rodada. Después de no ganarle al Dépor habiendo merecido algo más, la semana pintaba fea. Interiormente todo ese tipo de sensaciones las tiene que asumir el entrenador y dejar de lado a los futbolistas. Son cosas que uno tiene que interiorizar y tratar de no airearlas para que la plantilla esté tranquila».

Para un entrenador como Ramis, que sabe que el fútbol es inestable y constantemente tiene que cambiar de destino, la vida se resume en viajar y trabajar allá donde le reclaman, «estamos acostumbrados a cambiar de ciudad. Como entrenador he dado alguna vuelta. Tengo un campamento base en Madrid y voy llevándome lo que necesito. Estoy en Albacete, vives en un piso de alquiler como todos porque no tienes una vida estable en cuanto a poder hacer muchos planes. Sabes que siempre acabas volviendo a su campamento base, en este caso Madrid».

«No es nada fácil la vida del entrenador. Compensa mucho por lo que nos gusta. Me he formado en otros ámbitos, he ido a la universidad, pero de pequeño mi pasión era el fútbol y he dedicado mi vida entera a ello. No lo cambiaría por nada».

Ya en tono de charla con el periodista de Ondacero, Ramis declaraba que en su juventud y época como jugador se formó en la universidad, «estudié química. Cuando era jugador del Madrid terminé la carrera, me especialicé en bioquímica».

Finalmente el defensa se abrió camino en el fútbol y hasta el día de hoy continúa ejerciendo de entrenador. Algo que, sin duda, y a pesar de los inconvenientes volvería a elegir, «es tu pasión y al final empiezas de pequeño. Todo va bien, vas creciendo y cada vez te vas arrimando a toda la pasión que tiene el fútbol. Se viven momentos mejores y peores. El que entiende el deporte profesional sabe que está expuesto a eso. Volvería a tener la vida de deportista que he tenido. No me arrepiento. Tiene inconvenientes, te cuesta muchas cosas, pero es nuestra pasión, nuestro trabajo y con lo que disfrutamos. El fútbol te va dando oportunidades si haces las cosas bien. Es una carrera de fondo y hay que insistir en lo que disfrutas».

Hablaban de la poca memoria que tiene el fútbol. La pasada temporada Ramis realizó una de las mejores temporadas del club en su historia, incluso intentando el ascenso a Primera División, para esta temporada cambiar y llevar al equipo a los puestos de descenso donde se encuentra ahora mismo, «nuestro trabajo es ese y más en clubes humildes que pelean cada temporada por hacerse con jugadores para poder competir. Es un trabajo donde no todas las temporadas aciertas. Al final las posibilidades del club son las que son, es un club humilde y es normal que cada temporada se varíe. Es responsabilidad nuestra sacar partido a esas situaciones. Estoy seguro que volverán a reconducir la situación y no pasarán apuros».

A lo largo de su carrera, Ramis reconoce haber encontrado jugadores con experiencia que le han ayudado en los vestuarios, y agradecía públicamente esa ayuda a los que hasta hoy eran sus jugadores, «tengo la suerte de como entrenador, haberme encontrado a jugadores que han sido ejemplo. Ningún jugador nos ha dado problemas y nos han ayudado con la gente joven. Tanto en Almería como en Albacete todos los jugadores que tenían trayectoria nos han ayudado. Son personas increíbles y que nos han ayudado mucho. Son muy importantes dentro del vestuario. La parte de formación la disfrutas mucho porque la he vivido durante muchos años».

Ya por último y como curiosidad, cuando Ramis fue destituido del Almería en 2017, fue precisamente Lucas Alcaraz quien le sustituyó. Hoy en Albacete, se da la misma circunstancia dos años después. Ambos técnicos se conocen, aunque no guardan una relación más allá de lo profesional, «no le conozco mucho. Como compañero de profesión le he saludado, pero como amigos no le conozco. Estoy en Albacete, estaré unos días y luego marcharé para Madrid a seguir trabajando. Tengo que hacer unas clases en la Federación Española en un máster. Disfruto con el fútbol y viajaré para seguir formándonos como siempre he hecho».

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.