Ridículo en el Tartiere y de cabeza al descenso (3-1)

El Albacete cae a los puestos de quema, tras otro partido nefasto en el que el Oviedo pasó por encima. La situación es insostenible y Ramis podría ser destituido en las próximas horas

Nueve jornadas sin vencer, seis de ellas acabaron en derrota, entre otras las 3 últimas ante Lugo, Dépor y Oviedo. Los números son de descenso, de ir de cabeza a Segunda B y eso es lo que hace el Albacete, que tras el 3-1 en el Tartiere entra en puestos de quema de manera merecida.

No sirven las excusas, el partido una vez más fue nefasto. Tal vez la tensión ha pasado factura a los blancos, y ahora toca bajar al barro para sacar la situación al frente. La solución parece no encontrarla Luis Miguel Ramis y será la directiva la que deba decidir. El puesto del tarraconense pende de un hilo y puede que en Oviedo se corte.

El partido fue raro, plagado de errores por parte de los dos equipos y con infinidad de interrupciones. Ganó el menos malo o el que mejor se supo adaptar a las condiciones.

Entrando en el choque, pudo adelantarse el Albacete a los 9 minutos en una ocasión clamorosa para Acuña. En un balón suelto en el centro del campo y escorado a la derecha, Benito llegaba para sacar un pase milimétrico entre líneas al desmarque de Acuña. El delantero se marchaba sólo para encarar a Lunin, pisaba área y su remate cruzado al palo largo se marchaba desviado. No se pueden perdonar esas ocasiones, ya que en las últimas jornadas el Alba lo está pagando caro.

El Oviedo respondió en el minuto 22 en una jugada a balón parado. Falta a 30 metros de portería que le costaba la amarilla a Erice. Berjón colgaba el cuero al área y Rodrigo entraba para rematar de cabeza. Tomeu lograba atrapar sin demasiados problemas.

En el minuto 27, Ibra adelantaba al Oviedo tras una gran cabalgada de Juanjo Nieto por la derecha. El lateral se fue como un avión de todo el que salió a su paso. Llegaba al área, dejaba raso al lado contrario y allí estaba Ibra para empujar de primeras a la red. Con el Tartiere explotando de alegría y los locales celebrando el tanto, el colegiado consultaba al VAR. El fuera de juego del delantero era clamoroso y por suerte para el Albacete el gol fue anulado.

El Alba un día más no estaba en el partido, le costaba un mundo controlar el juego y no creaba nada de peligro a excepción de la ocasión de Acuña.

El Oviedo poco a poco fue saliendo a la contra con peligro y en el 36, Rodri caía en el área ante una patada al aire de Caro. Tras consultar con el VAR el colegiado decretaba penalti. Saúl Berjón tomaba la responsabilidad y en el minuto 38, Tomeu detenía el lanzamiento.

Pero la alegría duraba poco, pues en el 39 el Oviedo si que se puso por delante y en esta ocasión el tanto de Tejera fue legal. El centrocampista recibía en la frontal, miraba a portería y sacaba un disparo de puntera, que tocaba en el talón de Caro y a pesar de no parecer peligroso, se colaba por el palo corto en una mala estirada de Tomeu. Era el 1-0 y lo cierto es que el Alba con el paso de los minutos parecía un desastre.

Por suerte para los de Ramis el Oviedo tampoco estaba haciendo un buen partido y si minutos antes ocurrieron jugadas polémicas, justo antes del descanso una más a favor del Albacete. En un córner para los manchegos, Bolaño abraza a Zozulia en el punto de penalti y lo derriba. El colegiado estaba al lado de la jugada, señalaba los once metros y amonestaba al central.

Era el minuto 44, con el Alba por debajo en el marcador y con un penalti a favor. La responsabilidad era máxima para Pedro Sánchez. El atacante fallaba en lanzamiento, Lunin lo despejaba en primera instancia, pero el rechace quedaba en bandeja y Pedro empujaba a la red con la zurda (1-1). Tal vez era el milagro que necesitaba el Alba para despertar, en un partido en el que ambos conjuntos cometían infinidad de errores.

Tocaba una segunda parte de mucha tensión. La necesidad de los dos equipos era inmensa y los tres puntos en juego muy importantes.

Segunda parte desastrosa

Si el gol de Pedro daba cierta esperanza al Albacete, el inicio de la segunda mitad de los blancos desvanecía cualquier opción. Bolaño en el 47 daba el primer aviso con un cabezazo en un córner. Ibra no perdonaba en el 56 y esta vez su gol fue legal. Saúl Berjón la puso al segundo palo, Ibra entraba sin oposición y mandaba con un testarazo a la red. El (2-1) terminaba de hundir a un Alba que ha dejado muy malas sensaciones.

A pesar del mal partido, los de Ramis aún tuvieron la opción de empatar en el 67. Bolaño fallaba en un balón largo a la derecha. Zozulia llegaba para conducir hasta línea de fondo, poner un centro de la muerte al área pequeña y nadie pudo empujarlo a gol.

Pedro con un lanzamiento de falta en el 69 también estuvo cerca del empate. Su lanzamiento se marchaba cerca de la escuadra, pero esas ocasiones no tapan un partido desastroso.

Tras el baile de cambios, con debut de Querol incluido, los minutos pasaron y el Oviedo daba otro empujón antes del final. Tomeu en el minuto 84 salvaba un cabezazo de Carlos Hernández a la escuadra. Pero no pudo hacer nada un minuto después en el definitivo (3-1). Ibra recibía en el segundo palo, tuvo tiempo de controlar de espalda, girar y disparar mordido al palo largo.

Antes del final Lunin evitó que el Alba recortara diferencias con disparos de Benito y Querol. Y el colegiado anulaba un nuevo tanto de Ibra por un claro fuera de juego en un rechace del palo.

Poco más que contar de un partido para olvidar. Un choque en el que el Albacete no jugó a nada y fue un desastre, en comparación al equipo que hace una semana perdía de manera injusta frente al Dépor. El Alba entra en descenso, Ramis no parece dar en la tecla, y la solución es muy complicada, ya que las sensaciones son malísimas.

FICHA:

REAL OVIEDO                       3

ALBACETE BALOMPIÉ          1

Oviedo: Lunin,  Juanjo Nieto, Carlos Hernández, Bolaño, Mossa, Saúl Berjón (Jimmy Suárez, minuto 80), Luismi, Tejera, Sangalli (Yoel Bárcenas, minuto 75), Ibra y Rodri (Borja Sánchez,, minuto 70).

Albacete: Tomeu, Benito, Arroyo, Caro, Fran García, Jon Erice (Silvestre, minuto 61), Maikel Mesa, Álvaro Jiménez (Querol, minut 74), Pedro Sánchez (Susaeta, minuto 82), Acuña y Zozulia.

Goles: 1-0. Minuto 39, Tejera; 1-1. Minuto 44, Pedro Sánchez; 2-1. Minuto 56, Ibra; 3-1. Minuto 85, Ibra.

Árbitro: Gorostegui Fernández-Ortega, Colegio Vasco. Amonestaba a los locales Bolaño, Juanjo Nieto, Ibra, Tejera y Carlos Hernández; y a los visitantes Jon Erice, Tomeu y Pedro Sánchez.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 26 en la Liga SmartBank, disputada en el Carlos Tartiere ante 17.734 espectadores.

 

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.