BannerMarmolesSimonOK
Aúpa Alba

Una de cal y dos de arena (1-2)

El Albacete Balompié, que había realizado la mejor primera mitad de lo que va de Liga y vencía 1-0, acabó tirando el partido en la segunda mitad ante un Oviedo que fue justo vencedor

El Albacete es capaz de lo mejor y lo peor en 45 minutos de diferencia. Una vez más ha quedado plasmado, ya que la primera parte de los de Ramis fue de lo mejor que hasta la fecha se había podido ver, sin ser una maravilla. Intensidad, ocasiones, control del juego y victoria momentánea por 1-0. Un trabajo que los blancos tiraban por la borda en la segunda mitad. El Oviedo encerraba al Alba en su campo, fue a por el partido y le acabó dando la vuelta de forma justa. Los errores, la falta de concentración, el cansancio… El Albacete no daba con la tecla, incluso así, tuvo algún gol más para que el resultado hubiera sido otro.

La afición del Albacete tenía ganas de disfrutar de un buen partido y lo cierto que los primeros 45 minutos de los blancos, como indicamos antes, fueron de lo mejor que se ha podido presenciar está campaña. El Alba tuvo el balón, hizo llegadas peligrosas y se adelantó en el marcador de forma merecida con un golazo de Dani Ojeda. Cierto es que pudo encajar en un par de llegadas del Oviedo, pero Tomeu y la defensa lo evitaron.

Los primeros minutos fueron de tanteo, pero desde muy pronto los de Ramis daban un paso al frente para ir a por el partido. El Albacete puso intensidad, adelantaba líneas y cuando no tenía el balón, robaba muy rápido. Intentaba superar a la defensa ovetense con centros desde las bandas, y en una de esas jugadas, Barri pudo hacer el primero recogiendo un rechace en el centro. El futbolista veía como el balón caía franco en la frontal y entrando en carrera, soltaba un latigazo que se marchaba lamiendo el palo largo. Era el minuto 13 y los primeros aplausos llegaban desde la grada.

El Albacete estaba con ganas de gustar y en el minuto 20, Susaeta probó fortuna con un zurdazo desde fuera del área. Champagne atrapaba sin demasiados problemas. Los de Ramis en ese momento ya eran dueños del partido y faltaba una buena conexión para anotar el primero.

Antes del gol, el Oviedo daba un buen susto. Su mejor hombre, Saúl Berjón entraba por la izquierda y con el interior de su pierna derecha, sacaba un latigazo cruzado al que Tomeu respondía con un paradón.

En el minuto 31, el Albacete inauguraba el electrónico en una bonita jugada. Dani Ojeda recibía en el costado izquierdo, controlaba y se marchaba para el centro. Abría el cuero a la derecha para Susaeta y se metía en carrera al corazón del área. El capitán sacaba el guante, centraba un balón magnífico y Ojeda llegaba de cabeza para picar a la red. Primer tanto del atacante con la camiseta del Alba para poner el (1-0) y celebrarlo con muchas ganas.

Pudo hacer el segundo el conjunto de Ramis antes de marcharse a la caseta en un par de llegadas peligrosas. En la primera un gran centro de la muerte lo saca como puede Mossa. El balón le llega a dar de rebote en la mano, pero el colegiado consideró que no había voluntariedad. En el 41, Fran García centraba desde la izquierda y Zozulia se lanzó en plancha para rematar con todo. El cuero se iba por poco.

Así se llegaba al descanso, con un buen Albacete que contralaba el partido como quería. Lo cierto es que el Oviedo no daba sensaciones de peligro, sólo cuando Berjón se hacía con algún esférico. Lo peor de los blancos es que se marchaban con ambos centrocampistas con amarillas, y eso condicionó mucho a Karim y Barri.

Remontada del Oviedo merecida

Pocos podían pensar el cambio de imagen del Albacete a la vuelta de vestuarios. El equipo intenso de la primera parte que tocaba bien el cuero, se convirtió en un conjunto falto de intensidad, que cometía errores infantiles y que no dio calma al choque en ningún momento. A eso tocaba sumar un Oviedo que se fue con todo a dar la vuelta al marcador y que avisó nada más reanudarse el choque en un gran disparo de Borja desde la frontal que salía rozando el palo corto.

Ramis en el 67 quitaba del campo a Ojeda para dar entrada a Acuña. El extremo se llevaba la ovación por el gol y el trabajo, pero no estaba siendo el peor para ser cambiado. Jugadores como Pedro habían aportado menos y están teniendo más oportunidades.

En el minuto 70, Saúl Berjón pudo hacer el gol de la jornada y posiblemente de la temporada. En un córner desde el costado izquierdo, el ’10’ sacaba directo, con muchísimo efecto y el balón fue despejado por la madera al pegar en el palo largo. Casi hace un golazo olímpico.

Fue el aviso para lo que venía pues en el 74, Sangalli puso el empate cerrando una magnífica contra. Era el Alba el que atacaba por la derecha, Caro llegaba a línea de fondo, pero su centro no lo remataba nadie y despejaba la defensa. El Oviedo se iba al ataque con Obeng ganando la espalda de Caro que no había tenido tiempo de volver. El delantero cedía para Berjón y este a su vez al centro por donde entraba Sangalli. El extremo ganaba en el área a Fran García y ante Tomeu, disparaba raso para superarlo por bajo (1-1).

El jarro de agua fría fue tremendo, pero los ovetenses lo estaban mereciendo. Su técnico quiso ir a por el partido con todas las consecuencias, lo que pudo también costarle caro. En el 83, Zozulia casi marca con un disparo cruzado que tras tocar en un rival se iba a córner rozando el palo. Y en el 84, Acuña se quedaba sólo delante de Champagne y con todo a su favor, soltaba un zapatazo al que el meta respondía con muchos reflejos. Gran mano del meta para despejar y mala definición del delantero.

El partido se estaba volviendo loco y el Albacete salía perdiendo, ya que en los locales se notaba más el cansancio. Poco después del mano a mano de Acuña, Karim dispuso de un tiro que acabó atrapando el meta visitante y en la contra, Tomeu salvaba los muebles con un paradón a Sangalli.

En la locura del final, apareció Borja Sánchez para poner cordura. Juanjo Nieto que había entrado de inicio en la segunda mitad y fue una de las claves, se incorporaba por la derecha. Tras dejar a varios rivales por el camino, cedía un balón raso al semicírculo del área. Allí estaba Borja para de primeras golpear con el interior al palo largo y superar a Tomeu con un golazo (1-2).

No quedó tiempo para más, el Oviedo fue capaz de dar la vuelta al resultado porqué quiso la victoria y su entrenador demostró más ambición. El Alba tiraba en la segunda parte el gran trabajo de los primeros 45 minutos. Ahora sólo queda levantar la cabeza y reflexionar. Ya que el técnico tampoco acertó con los cambios y hoy el partido no sólo lo pierde la plantilla, también un Ramis que no supo reaccionar.

FICHA:

ALBACETEBALOMPIÉ     1

REAL OVIEDO                  2

Albacete Balompié: Tomeu, Caro, Arroyo, Kecojevic, Fran García, Karim, Barri, Pedro (Capezzi, minuto 82), Susaeta (Álvaro Jiménez, minuto 79), Ojeda (Acuña, minuto 67) y Zozulia.

Real Oviedo: Champagne, Sangalli, Carlos Hernández, Bolaño, Mossa, Omar Ramos (Juanjo Nieto, minuto 46), Tejera, Lolo González, Saúl Berjón, Joselu Moreno (Obeng, minuto 61) y Borja Sánchez.

Goles: 1-0. Minuto 31, Dani Ojeda; 1-1. Minuto 74, Sangalli; 1-2. Minuto 88, Borja.

Árbitro: Pulido Santana, Colegio Canario. Amonestaba a los locales Karim y Barri; y a los visitantes Omar y Lolo González.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 11 en la Liga SmartBank, disputado en el Carlos Belmonte ante 9.069 espectadores.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.