BannerMarmolesSimonOK
Aúpa Alba

Opinión: ‘Todo sobre mi Bela’

Desde hace algunos años una idea me ronda la cabeza. En el fútbol moderno no puedes encariñarte de ningún jugador. Los representantes hacen y deshacen como la alcahueta en la obra de Fernando de Rojas. Muy manchego todo, ya ven.

El último caso en el ‘Alba’ es el de Jeremie Bela. El francés ha destacado durante las dos temporadas en el equipo blanco. Si bien en el primer curso no se explotaban sus cualidades debido al juego que practicaban los jugadores entrenador por Enrique Martín: saque de Tomeu Nadal, balón a su defensa, vuelve a Tomeu, y patadón para arriba. Javier Clemente estaría orgulloso.

En la primera temporada nuestro protagonista, jugó como delantero en un 5-3-2 siendo compañero de Roman Zozulia.

Recapitulemos hechos llegados a este punto: en Octubre es escenifica una rueda de prensa en la que se dice que el extremo francés está renovado durante tres temporadas en función de una serie de partidos disputados. “Se están apuntalando las bases del Alba de futuro”, señalaba el director Deportivo Mauro Pérez.

Desde finales de Mayo, empiezan a surgir informaciones desde Francia en la que se afirma que Jeremie “no se siente valorado. “¿Pero no estaba renovado?”. Se repetía todo el albacetismo, días antes de la lucha por el ascenso a Primera.

Víctor Varela, Vicepresidente y Consejero Delegado aseguró el jueves que “no teníamos constancia ni siquiera de que hubiera un despacho de abogados asesorándole. Se puso en contacto con nosotros mediante carta ”. No se puede mentir tan mal. Porque una cosa está clara; aquí alguien miente: ya sea el jugador con su equipo de abogados o el club con la duración del contrato. E incluso puede que aquella escenificación antes mencionada fuese hecha en un mundo paralelo como en la saga Matrix.

La duda que entra aparte de todo lo ya escrito es sobre el modelo de plantilla queremos: si una plantilla en la que haya una estrella cuyo nombre sea reconocido, o un equipo que no tenga estrellas pero que sea una unidad en todos los sentido.

La renovación de Zozulia puede que nos haya salido cara. No dudo del trabajo de Roman y de todo lo que aporta, pero si para renovarlo hemos descuidado otras zonas del campo, mira todo el mundo es sustituible. Lo mismo le aplico al francés.

Otra cosa que me escama, es tanto misticismo y tanto “pio, pio que yo no he sido” disfrazado en acuerdos de confidencialidad. Entiendo que no se puedan airear, pero una cosa es eso, y otra muy distinta es tanto secretismo. Lo único que generas con esto es como dicen en mi pueblo “El chismorreo y el especule”. En las tertulias y los programas de radio está bien; pero los aficionados se tienden a empachar.

En fin, espero que todo se resuelva en los Tribunales y que ambas partes se vean beneficiciadas: Bela porque se vaya a un sitio mejor, y el Alba porque le saque a los abogados lo que corresponda. Sería lo justo.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.