La primera vuelta del Albacete Balompié vista por José Montoya

8 de Junio de 1991. Noche calurosa de verano en Albacete. Cientos de personas duermen al raso intentando conseguir una de las últimas entradas que se pondrán a la venta para el partido más importante de la historia del fútbol albaceteño y castellano-manchego. Hay expectación máxima en el ambiente. Tal es así que dos emisoras radiofónicas de Costa Rica se trasladan a la ciudad para retransmitir las andanzas de Conejo y sus compañeros. Floro concentra a sus hombres en el Parador Nacional para alejarse de la euforia de la gente. El destino diría que el ‘Alba’ ganaría al Salamanca (2-0) con goles de Zalazar. Tal es la alegría que el Presidente de la Junta por aquel entonces, José Bono, subrayó: “La verdad es que estoy emocionado, se me han saltado las lágrimas al ver que un equipo de Castilla La Mancha ascendía a Primera División. Hoy, todos los ojos de la región estaban con el orgullo de Albacete y de nuestra gente ¡Enhorabuena!” Esa fecha marcaría el punto y seguido, iniciado en 1989, de la época de mayor esplendor del fútbol regional y del Alba, en particular. Serán cinco temporadas en las que no solo el equipo y la ciudad, sino la Región se verá beneficiada por una publicidad impagable en todos los espacios deportivos. Bautizados con el apodo del ‘Queso Mécanico’ nos quedamos a un punto de que nos conocieran por Europa.

14 de Junio de 2003. Ciudad de Zaragoza. Mientras el equipo entrenado por César Ferrando se encuentra viajando a la capital aragonesa los peñistas de ambos equipos se citan para ver en un bar el partido que matemáticamente llevará a ambos a Primera División. Un Racing de Ferrol-Levante, dará el último empujón a ambas escuadras para retornar a la ‘Liga de las Estrellas’. Los gallegos, entrenados por Luis César, lograrán un triunfo vital aunque insuficiente para lograr su objetivo. Serán dos años en Primera de los que el primero estará marcado por el trabajo, el tesón y la constancia; el segundo por las prisas, la apatía y el hundimiento, tanto de jugadores como de directivos.

 

Tras estas dos miradas al pasado: toca hablar del Presente. Es cierto que solo llevamos veintiuna jornadas de Liga; que quedan 63 puntos en juego; que hay equipo para soñar… a un servidor, le enseñaron a ser cauto, andar con pies de plomo no solo en el fútbol sino en todas las facetas de la vida. Tras la primera vuelta de la Liga. Mis sensaciones son:

Hay pólvora arriba: El ‘Alba’ ha celebrado 30 dianas; hasta la jornada pasada era el segundo equipo más goleador, tras el RCD Deportivo De La Coruña

Hay que aprender a controlar los partidos. Lo explico: en muchas jornadas el equipo ha sufrido el llamado ‘Deja Vu’ de las segunda parte”. El equipo sale tan enchufado en los primeros actos que carece de falta de derroche en los segundos (Cádiz y Zaragoza en casa son los ejemplos más palpables de esto que digo).

Sufrimos a balón parado: tenemos una de las defensas más bajas (1,80 de media) y en definitiva eso nos dificulta la defensa del balón parado y aunque se ha frenado un poco la hemorragia con Gentiletti: durante el primer tercio de Liga se encajaron 12 goles en 9 partidos, mientras que en los siguientes 10 apenas se han encajado 6 goles.

Ya pensando en global por posición: mis valoraciones son:

Porteros: Con Tomeu, tenemos el puesto cubierto. Ya ha demostrado en los años que lleva aquí sus reflejos bajo los palos; aunque debería mejorar la colocación en los saques de falta. Churrupi sólo ha jugado contra el Zaragoza y creo que pudo hacer más en el segundo gol.

Defensas: Tenemos siete defensas (casi dos hombres por puesto) si bien Ramis utiliza a Arroyo de central, por lo que siguiendo los planteamientos del técnico, me faltaría un lateral derecho. Repito que me ha sorprendido Santiago Gentiletti: pensaba que con su edad venía a retirarse como tantos otros en el ocaso de sus carreras. Pero ejerce de mariscal, lo que me recuerda a Fran Noguerol. En el lateral izquierdo empezó jugando Fran García, al que la ‘mili’ en Fuenlabrada le ha sentado de lujo: se ha adaptado a la Segunda A, desde el primer partido ante el Dépor en el Belmonte.

Olivera: una de las sensaciones del equipo. El cedido del Getafe, ha demostrado todo su potencial ofensivo: marcando un gol y dando numerosas asistencias. El uruguayo es un gran acierto de Mauro Pérez. Capaz de hacer jugadas ‘maradonianas’ contra el Elche, me ha dejado dudas en defensa, en los balones a la espalda

Centrocampistas: Sin duda alguna Aleix Febas y Eugeni son los jugadores que más impacto han causado de los nuevos. El ilerdense, surgido de la cantera del Lleida y fichado por el Madrid en 2009, es una de las grandes sensaciones ya no solo de nuestro equipo. También de toda la Liga. Ha disputado todos los partidos (1802 minutos) y es el jugador que más faltas ha recibido. También Eugeni ha sido una de las sensaciones de la primera vuelta: ha marcado 3 tantos. Dos de penalti y el famoso de chilena contra el Alcorcón. Bajo su apariencia de desconexión, se esconde un futbolista que intenta siempre dar el último pase a sus compañeros. Partidos como el del Francisco de La Hera son buena prueba de ello. Aparte del reciente fichaje de Álvaro Peña, se necesita en mi opinión, un mediocentro.

Delanteros: aquí incluyo a los Bela, Acuña: es decir a jugadores que siendo atacantes, juegan por las bandas en un 4-2-3-1 que a veces propone Ramis o en el 4-4-2. Bela: es el máximo realizador de nuestro equipo con 7 goles. Con chispa, rápido habilidoso… así salta el francés al campo. Servidor pensaba tras el parón navideño que iba a venir fuera de forma. Parece que el año pasado escarmentó ¡Que siga así ‘monsieur’ Jérémie!

Acuña: todo pundonor el paraguayo. Cuando salta a calentar se lleva el aplauso de la afición y en los últimos años no era nada habitual, salvo con el díscolo Calle en Segunda B quizás. Con su velocidad, rompe a las defensas rivales y demuestra siempre un salto poderoso. Su mejor partido fue contra el Zaragoza: como todo el equipo en aquel partido hizo un gran primer tiempo, pero se terminó desfondando como todo el equipo.

Ortuño: Una de las “decepciones” de este año. Fichaje estrella de la propiedad ‘Skyline’, el murciano no ha cumplido con las expectativas. Llegados a este punto tengo que decir que no es culpa suya, ya que solo es un rematador nato. No le pidas presionar que no lo hace y menos, contando con los pocos minutos con los que cuenta. En el calado entre la afición me recuerda a Benzemá; o lo amas o lo odias…

Rei Manaí: El internacional albanés es una de las gratas sorpresas de esta primera vuelta. Ya sea acompañando a Zozulia o por detrás de él, ha marcado goles importantes (empate contra el Dépor o la victoria ante el Rayo Majadahonda) que han dado puntos. Luchador incansable, no se lo tiene que pensar mucho a la hora de buscar situaciones de gol. Eso, le ha podido pasar factura en el apartado asistente. Buena pareja, escudero… pongan el adjetivo que quieran del (pónganse en pie) líder ‘espiritual’ para un servidor de este equipo.

Zozulia: Que decir de Román… es el espíritu de este equipo. Sus peleas con las defensas son continuas (y sus cabreos en ucraniano cuando falla también). Las defensas rivales ‘juegan’ sirva el juego de palabras con esa forma de proceder en el campo (Recordemos que le costó la roja en Elche). En su defensa decir que desde aquello tiene las mismas amarillas que entonces. Yo simplemente espero que doble la cifra de goles en la segunda vuelta (si mete más “miel sobre hojuelas, claro). No hace falta recordar la serie de casualidades que le trajeron aquí. Voy a jugar a ser pitoniso: en un hipotético, sustantivo con A. que significa aumentar de categoría (lo siento, no quiero gafarlo que ponga el lector la palabra) tengo dudas de que el ucraniano acepte la suplencia habitual…

Otros jugadores

Malsa: ha salido para darle descanso siempre a los centrocampistas, siendo más defensivo. Solo ha jugado 373 minutos. Que tenga más suerte en la segunda vuelta, si es que no sale

Barri: Su caso es idéntico al de Malsa, apenas ha jugado el salmatino. Para mi el salmantino lo hizo bien el día del Zaragoza

Caro: de los mejores de principio de año. Metió dos goles de cabeza y era uno de los mejores. La irrupción de Gentiletti le ha condenado al ostracismo. Vio la roja contra el Almería y desapareció de los partidos. Que tenga suerte el sevillano.

Tras este análisis con retrospectiva incluida, para motivar sobre lo que nos puede venir, decir que nos espera una segunda vuelta de emociones fuertes, empezando por el partido del Domingo en Riazor

¿Sera este nuestro año?

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.