Más de 300, otra batalla en las termópilas

El pasado viernes más de trescientos espartanos se dieron cita en las Termópilas de Granada liderados por el Rei Manaj Leónidas, el ambiente olía a historia, los espartanos desde su llegada ya daban guerra en las calles, y clamaban la victoria contra un reino tirano compuesto por miles de soldados cegados por las riquezas de su rey, que esperaban con tácticas y tecnologías ineficaces al mismo tiempo que inofensivas.

La batalla comenzaba con los gritos de los más de 300 espartanos que enmudecían a los miles de soldados del reino tirano de Jerjes. Los persas, lejos de intimidarse ante tal estruendo, atacaban con todo lo que podían, incluso con pirotecnia, pero una y otra vez se golpeaban contra un muro infranqueable compuesto por defensas de élite criados desde infantes para ese fin. El primer susto llegó a las filas del ejército espartano, cuando Román Éurito estuvo a punto de perder un ojo, pero como buen espartano decidió seguir luchando al lado de Leónidas. Todos los espartanos defendían, esperando el momento perfecto para atacar, y tanta paciencia y sacrificio dio sus frutos, Leónidas aprovechando su picardía, le hace la cama al mejor y más sanguinario general de Jerjes, pero este al no aceptar la superioridad intelectual y física de Leónidas le propicia un violento golpe en la cabeza que le obliga a dejar la batalla. Entre la confusión, se descubre que todo estaba orquestado, ya que existía un traidor, el traidor era el jorobado Efialtes de Tesalia (Areces Franco), este había traicionado su profesionalidad, había traicionado a los espartanos y había traicionado el arte de la guerra, mostrando el camino al ejercito persa de Jerjes para derrotar y machacar a los espartanos, que aún así no cedieron ante tanta tiranía.

 

Lo vivido el viernes, podría haber sido una película, de hecho se cuenta sola, pero cierto es que el Granada es un equipo merecedor de estar donde está, no solo por su juego, sino por su actitud en el terreno de juego, pero también es cierto que el viernes, de no ser por los desaciertos del colegiado, el resultado sería otro. Entiendo a la directiva, pues entrar en una guerra con “La Mafia” puede ser peor que la enfermedad, pero existen cauces lejos de la chabacanería y las malas formas. Insto por segunda vez a la directiva, que no se arrugue, que aproveche el buen momento de nuestro Club para decir alto y claro que no somos estúpidos, que sabemos de fútbol y que como profesionales, exigimos la misma profesionalidad en todos los estamentos de nuestro deporte.

Con permiso de la redacción de aupaalba.es quisiera apodar a nuestros jugadores, para hacerles ver que vemos en cada uno de ellos sus virtudes, y que representan a día de hoy nuestro orgullo como albacetistas, ya que su compromiso, deshacen tantos años de sufrimiento.

Tomeu Nadal: Santo

Tejero: Flecha

Arroyo: Capo

Olivera: Flash

Gentiletti: Zorro

Jon Erice: General

Susaeta: Radar

Febas: Electro

Malsa: Doctor

Eugeni: Mago

Bela: Bala

Zozulia: Gladiador

Acuña: Lobezno

Rei Manaj: Leónidas

Ortuño: Rifle

Gorosito: Tanque

Caro central: Muro

Fran Garcia: Tornado

 

José Luís Ruiz

¡Aupa Alba!

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.