BannerMarmolesSimonOK
Aúpa Alba

No me llamen Eugeni, llámenme EuGENIO

Hay jugadas que definen a los jugadores, que te dan una radiografía de lo que es capaz cada jugador, pero cuando son los jugadores, los que definen la jugada y eligen el cómo terminarla, no estamos hablando de un cualquiera.

Podría decirse que el balón que puso Tejero no era malo, pero tampoco mentiríamos sí dijéramos que no fue su mejor centro. El balón llegaba medio bombeado y Eugeni le metió una bomba.

 

Nada más comenzar el partido, a Eugenio se le quedó una pelota botando en casi el centro del campo, la reventó sin pensar con una volea y detrás mío en la grada se escuchó: “¡Sí claro, es que si mete eso!” Eugenio le escuchó.

La cosa ya no va ni siquiera de intentarlo. Empieza por que se te ocurra, porque no a todo el mundo se le ocurre, continúa con el atrevimiento de hacerlo y prosigue con que te salga.

La gente que no había podido ir al Belmonte este año, incluso para aquellos que era su primera vez, amortizaron la entrada, Eugeni les puso la camiseta de una chilena a todos. El de ayer es de esos goles que enseñas a tu amigo de aquí a unos meses, un gol que has visto hoy unas 100 veces y que seguramente veas otras cien de aquí a finales de año.

Mis amigos y yo llevábamos tiempo enamorados de este chico. No hace ruido, no corre mucho, no lleva tatuajes ni pendientes, ni el último corte de pelo, ahora, tiene un idilio con el balón que pocos tienen y quedarse sólo con este gol después de todo lo que genera, sería muy injusto.

La temporada que está haciendo es tremenda y si un gran acierto del Huesca fue ficharle, un error más grave fue dejarle marchar. Ese golpeo, desplazamiento y visión de juego no se ve habitualmente en muchos jugadores de Segunda.

El partido de ayer es un golpe en la mesa, una declaración de intenciones una vez más de lo que puede hacer este grupo, y de la calidad individual que podemos sacar en momentos de máxima presión. Quedan veinte y en veinte más soñaremos, aunque algunos ya estén soñando.

La imaginación siempre en alerta, nunca sabes cuándo puedes necesitarla.

Fdo. Eugeni Valderrama.

Artículo realizado por León Morata Ydáñez (@09lmy)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.