BannerMarmolesSimonOK
Aúpa Alba

Caminante, no hay camino

“Caminante, son tus huellas el camino y nada más; caminante, no hay camino, se hace camino al andar.”

En esas andamos, caminando, 50 kilómetros, etapa tras etapa y sin bajar el ritmo. Igual nos da que llueva, truene o sople el viento, seguimos sumando.

La de ayer no es una victoria cualquiera, es una de equipo de arriba, de los que tienen flor y ganan partidos por inercia, en contraposición a equipos como el Elche, que los pierden sin saber cómo.

 

Nosotros ya hemos estado ahí, no hay que irse muy lejos, simplemente unos meses. Cada fin de semana rezando por empatar, ahora cada fin de semana la gente se preocupa por si empatamos.

El partido se puso de cara, Acuña en una jugada “maradoniana” fue el más listo de la clase. El Elche empezó a apretar y el partido se puso tenso. Zozulia se equivocó, se convertiría en juez y verdugo, mordió el anzuelo y uno menos. Ya tenemos vídeos del violento ucraniano hoy en todos los periódicos. Felicidades a todos.

Después de una primera parte muy pobre del Alba la segunda no pintaba muy allá.

Apareció entonces la “Locomotora uruguaya”. Hacía tiempo que no veía tal despliegue ofensivo, defensivo y físico en un lateral, una barbaridad. Si ayer se repartieron carnets de Primera División, Mathías Olivera se los llevó todos a su casa. Ortuño ofreció al Martínez Valero una “master class” de 45 minutos de lo que debe hacer un nueve cuando su equipo está con diez. La bajaba, la daba, tiraba contras, provocaba faltas, partidazo del yeclano.

Arroyo y Gentiletti hicieron pequeño a Sory, Tomeu simplemente un día más en la oficina y Malsa sostuvo el medio campo. El trabajo del equipo inconmensurable, algunos parecían tener tres pulmones.

En resumen, ayer por circunstancias si pierdes o empatas te vas a casa mal, pero era lo que tocaba, se te pone el partido cuesta arriba y te dejas llevar. Para este grupo no va así, este Alba se pega un tiro en el pie, se corta el pie y sigue su marcha, lo vimos con Bela la semana pasada, ayer con Zozulia.

No sé dónde llegaremos siguiendo este camino, dónde somos capaces de llegar tampoco me lo quiero imaginar, simplemente disfrutemos el proceso; “caminante, no hay camino, sino estelas en la mar”.

Artículo realizado por León Morata Ydáñez (@09lmy)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.