BannerMarmolesSimonOK
Aúpa Alba

¡Que siga la racha!

El Alba consiguió su segunda victoria a domicilio de la temporada en un disputadísimo partido contra un Mallorca que peleó de principio a fin sin dar tregua pero que pagó muy cara su falta de acierto en el remate en la primera parte y especialmente la absurda expulsión de uno de sus centrales a comienzos de la segunda. Después de seis jornadas los pupilos de Ramis han sumado 12 puntos de 18 posibles, continúan invictos y presentan su candidatura a equipo revelación de la temporada. Sólo el tiempo dirá dónde está el techo de este equipo pero este comienzo tan ilusionante invita a soñar, de eso no cabe duda

No pudo empezar mejor el encuentro para nuestro Alba ya que solo necesitó dos minutos para adelantarse en el marcador: buen balón bombeado al área desde la izquierda por parte de Eugeni, que Zozulia recibe en el punto de penalti arrastrando a los centrales baleares a su posición y dejando de cara el balón a Manaj que desde la corona del área lo pone en la escuadra de la portería local. Un remate imparable en una jugada de tiralíneas y que obligaría al Mallorca a remar contra corriente prácticamente durante el resto de los 90 minutos.

Sin embargo no se vinieron abajo los bermellones en busca del empate, sumando muchos jugadores arriba y buscando por banda a Aridai y sobre todo a Lago Junior, que fue la pesadilla de la defensa manchega a lo largo de toda la mañana. Sufrió el Alba después de marcar con las continuas llegadas al área del Mallorca y tuvo ese poquito de fortuna que siempre hace falta con un remate al larguero del propio Aridai en el minuto 13.

Intentaba el Alba sacudirse el dominio local con contragolpes puntuales y tiros lejanos desde fuera del área que no sorprendieron a un bien colocado Reina. Eran minutos de agobio que afortunadamente fue de más a menos a medida que pasaba el tiempo pero que le costaron sendas amonestaciones a los laterales blancos Tejero y Fran García. El propio Lago Junior buscó el penalti y la segunda amarilla en sus duelos con el lateral derecho pero no consiguió su objetivo ni las faltas laterales les dieron el empate. Con un choque fortuito muy feo entre el delantero Manaj y el capitán balear Xisco Campos, que tuvo que ser retirado en ambulancia, concluyó la primera parte.

Empató pronto el Mallorca

El comienzo de la segunda parte nos dejó una de esas jugadas aisladas que condicionan tanto el resultado final en un partido de fútbol: en un forcejeo en la frontal del área después de un remate sin peligro, el central local Raíllo golpeó con el brazo en el rostro de forma intencionada a Zozulia y se fue al vestuario antes de tiempo. El Mallorca perdía a sus dos centrales titulares antes del minuto 50 y afrontaba el resto del partido por debajo en el marcador y con un jugador menos. A pesar de esta expulsión la suerte le fue favorable a renglón seguido, ya que un remate desde el costado izquierdo de Lago Junior que no supieron tapar bien entre Tejero y Acuña rozó en la pierna de este último y se envenenó lo suficiente para que Tomeu no pudiera evitar el empate. Vuelta a las tablas cuando peor pintaban las cosas para los locales.

A pesar del gol en contra el Alba no se vino abajo, adelantó las líneas y fue en busca de la victoria aprovechando su superioridad numérica y los mayores espacios que dejaba el Mallorca. El gol en contra era un jarro de agua fría, sí, pero había que aprovechar ese “tiro en el pie” que se había dado el rival quedándose con 10 de igual forma que el Reus y en el Lugo aprovecharon los graves errores defensivos del Alba en Liga y Copa respectivamente. La victoria era posible y las estadísticas del partido, muy parejas hasta ese momento.

Acuña fue la clave

Emergió entonces la figura de un jugador que ya sabíamos que es un luchador incansable, pero que en esta ocasión no sólo peleó sino que además marcó por partida doble: Javier Acuña. Paradojas del destino, sentenció un partido contra uno de sus ex equipos, con el que no fue capaz de marcar ni un solo gol. Ya dice el refrán que no hay mejor cuña que la de la propia madera y Acuña supo hacer leña del árbol caído, nunca mejor dicho: pocos minutos después del gol mallorquín, un excelente centro de Fran García desde la izquierda lo remató de cabeza en plancha Acuña en el segundo palo dando la victoria momentánea al Alba. Minuto 59, otra vez por delante en el marcador y el Mallorca a pelear de nuevo.

Llegaron entonces unos minutos de toma y daca donde el Alba supo nadar y guardar la ropa. Las ocasiones se alternaban y el Mallorca, ya con bastante menos gasolina, apretaba menos que en la primera parte. Pero como tantas y tantas veces apareció Tomeu al rescate cuando más lo necesitábamos, desviando a corner en el minuto 86 un peligrosísimo remate del central local Valjent que ya se colaba en su portería. ¡Cuántos puntos nos da a lo largo de la temporada el arquero mallorquín! Lo hizo la jornada pasada contra el Cádiz y hoy volvió a estar en el sitio justo en el momento adecuado. Grande.

Y de lo que pudo ser el empate in extremis para los baleares, llegó la sentencia por parte del Albacete, esta vez con una gran internada por la izquierda de un Bela mucho más fresco que su par y que Javi Acuña supo llevar a la red aprovechándose del rechace. Minuto, 1-3 en el marcador y los 3 puntos que ya no se iban a escapar del zurrón. Aún tuvo tiempo Eugeni en otra contra de marcar el 1-4 pero su remate salió rozando el palo.

Después de seis jornadas el Alba continúa sin perder en esta temporada y se coloca, quién lo iba a decir, temporalmente como segundo clasificado después de un Málaga que lo ha ganado todo. La semana que viene nos visitará otro equipo siempre candidato al ascenso, el Real Zaragoza de Imanol Idiákez, que sin duda vendrá con ganas de resarcirse después de su derrota 0-2 contra el Lugo. Desde aquí queremos animar a toda la afición del Alba a que arrope al máximo al equipo el próximo viernes 28 a las 21.00 en el Carlos Belmonte para que, pasito a pasito y con la ayuda de todos, sigamos viviendo este comienzo de ensueño.

FICHA

RCD MALLORCA   1

ALBACETE             3

RCD Mallorca: Reina; Fran Gámez, Xisco Campos (M. Valjent, min. 45+11), Raíllo, Salva Ruiz; Aridai (N. Meirveil, min. 73), Pedraza, Salva Sevilla, Lago Junior; C. Castro (D. Rodríguez, min. 51) y A. López.

Albacete Bpié: Tomeu; Tejero, Arroyo , Caro, F. García; Susaeta (Acuña, min. 23), Jon Erice, Febas (Diego Barri, min. 82), Eugeni; Zozulia y Manaj (J. Bela, min. 72).

Árbitro: Gorka Sagüés Oscoz (Colegio vasco). Muy protestado por el público local a raíz de la jugada que provoca la lesión de Xisco Campos. Riguroso pero correcto en la expulsión de Raíllo. Sin mayores complicaciones a lo largo del encuentro.

Amonestaciones: Salva Sevilla, Dani Rodríguez y Alex López por el Mallorca y Tejero y Fran García por el Albacete. Expulsó al defensa local Raíllo por agresión a Zozulia en el minuto 48.

Lo mejor: Trabajada victoria del Alba ante un Mallorca que peleó sin descanso. Supo sufrir y aprovecharse de los errores locales para llevarse los tres puntos.

Lo peor: Sufrió demasiado el Alba con el marcador a favor, incluso estando un jugador más.

Estadio: Son Moix, 7.682 espectadores. Mañana calurosa en la capital balear. Césped en buenas condiciones.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.