¡Vaya caras al término del partido!

Dicen que la cara es el espejo del alma. Y en el caso de los jugadores del Albacete Balompié y el FC Barcelona B ayer, no puede tener más sentido.

Areces Franco señalaba el final del encuentro en el minuto 93 y ninguno de los dos equipos había conseguido su cometido.

El filial del Barça perdía matemáticamente la categoría, y al Albacete no le bastaba con el punto conseguido a tenor de los resultados de sus rivales.

Los chicos del filial azulgrana se enfadaban y pagaban su frustración protestando al colegiado, mientras que los jugadores del Albacete, con más corazón que ganas, se dirigían al centro del campo para agradecer a los más de 12.000 aficionados su apoyo.

Ya de camino al túnel de vestuarios las caras de los futbolistas eran todo un poema y es que sabían que habían perdido una oportunidad de oro para haber cerrado definitivamente la permanencia y no tener que viajar este sábado a Tenerife para jugarse el todo por el todo.

 

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.