BannerMarmolesSimonOK
Aúpa Alba

La hora de los valientes

El Albacete recibe al Barça B con la obligación de vencer para intentar cerrar la permanencia. Cualquier otro resultado, podría complicar la continuidad de los blancos en Segunda. Es el momento de dar un paso al frente y demostrar que la plantilla se quiere quedar en la Categoría de Plata

Las finales no se juegan, se ganan. El Albacete tiene una el domingo a las 20,30 horas en el Belmonte y más de 10.000 almas intentarán llevar al equipo en volandas ante el Barcelona B.

Poco importan las nueve jornadas consecutivas sin vencer, la mala racha de resultados o el estado anímico de la plantilla. Quedan dos jornadas para el final y está prohibido fallar. Los tres puntos pueden dar la permanencia matemática. Todo lo demás, podría llevar al Alba cerca de Segunda B y eso es algo que nadie quiere visualizar.

Enrqiue Martín ha querido mentalizar a los suyos de la importancia del choque con una concentración durante la semana en el Pinatar Arena. El técnico pretendía hacer grupo y de alguna forma que la plantilla sólo piense en la victoria ante el filial blaugrana.

El entrenador del Albacete no podrá contar con Jon Erice por sanción y Gaffoor por lesión. La duda es saber si finalmente podrá contar con Gorosito y Saveljich. La necesidad podría obligar a forzar la salida al campo de ambos, pero sería muy arriesgado y Martín deberá pensarlo bien.

Lo cierto es que el once se deberá recomponer, y con la baja de Erice se abre un hueco en el centro del campo. Veremos si Gálvez o De la Hoz ocupan ese lugar, ya que parece que Dani y Susaeta tienen asegurados los otros dos puestos. En defensa y dependiendo de las recuperaciones, Martín puede incluso plantearse la entrada de Cifu en el carril diestro, para alinear a Arroyo de central.

En punta de ataque la pareja Bela y Zozulia es indispensable. Se espera que rindan al máximo nivel y de su acierto dependerá la vuelta a la senda de la victoria.

Por tanto, el Albacete podría saltar al Carlos Belmonte con: Tomeu, Cifu, Arroyo, Chus Herrero, Delgado, Bíttolo, Gálvez, Susaeta, Dani Rodríguez, Bela y Zozulia.

Barça B

El Barcelona B lucha por salir del descenso a la desesperada. Hace unas jornadas, Gerard López era destituido y García Pimienta ocupaba su lugar en el banquillo. En los dos últimos partidos el filial blaugrana ha superado a Sporting en El Molinón y Cádiz en el Miniestadi. Esos triunfos le dejan a dos de la salvación, por lo que saltarán al Belmonte con mucha motivación.

Se trata de un equipo joven que tuvo que reforzarse en invierno con futbolistas experimentados para intentar no perder una categoría que conseguían la campaña anterior.

El equipo culé juega con un innegociable 4-3-3. Ortolá es un fijo bajo palos. En defensa están en los laterales Cucurella y Palencia, y por el centro Rodrigo Tarín y David Costas. En el centro del campo Cristian Rivera con Vitinho y Ferran Sarsanedas. En ataque como extremos una de las sensaciones, Nahuel Leiva, junto con Aleñá que es el pichichi con 11 goles y Marc Cardona.

El Barça B lleva el sello total del primer equipo, con jugadores criados en La Masía y una apuesta certera por el buen trato del balón. Tocan manteniendo la posesión del esférico hasta agotar al rival y una vez ahí, Aleñá se suele meter entre líneas para combinar aprovechando los espacios, siendo el Messi del filial blaugrana.

En el capítulo de altas y bajas, García Pimienta recupera a Ruiz de Galarreta y Aleñá respecto al último partido disputado en casa ante el Cádiz. Un choque que se perdieron ambos por sanción. De la convocatoria se han caído por decisión técnica: Alberto Varo, Samu Araujo, Martínez, Hongla y el inglés McGuane. Tampoco han viajado a tierras manchegas los lesionados de larga duración Jose Arnáiz, Abel Ruiz y Oriol Busquets.

El Belmonte prepara sus mejores galas para vivir una vez más un partido que puede calificarse como final. El Albacete quiere mantener a toda costa una categoría que merece y que costó mucho recuperar. Tras dos meses sin vencer, el Alba se ha complicado la vida, pero por suerte depende de sí mismo.

El estadio presentará una gradas en las que más de 10.000 personas intentarán llevar a los suyos al triunfo. La victoria puede servir para cerrar la permanencia y no se piensa en otra cosa que no sea sumar de tres.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.