Respecto a la ida: Albacete 0 – 0 Zaragoza

Empate sin goles en un partido que pudo haberse llevado cualquiera de los dos equipos. El Zaragoza no estuvo acertado de cara a puerta, el Albacete tampoco, pero en el cómputo general se dio por bueno el resultado.

Llegaban los dos equipos al Carlos Belmonte no muy lejos uno del otro, la diferencia existía en que el Zaragoza estaba pensado al menos en disputar playoff y el Albacete, al ser un recién ascendido, en no sufrir durante la temporada. Pero el fútbol no entiende de esto.

Y si hablamos de fútbol y del partido, la primera oportunidad la tuvo Dani Rodríguez, pero su disparo se marchó alto. Más tarde respondería Javi Ros con un tiro cruzado que se fue rozando el palo de Tomeu.

De nuevo el Zaragoza se acercaba a la portería del de Manacor con un lanzamiento de falta por parte de Grippo, donde disparaba y el balón impactaba en el larguero, el cual dejaría temblando, al igual que a los aficionados locales allí presentes.

El partido estaba entretenido y a la vez igualado con algunos acercamientos de ambos conjuntos. Pero para acercamiento, el que tuvo Espíndola, el argentino recibía un buen pase de Zozulia, la ocasión fue clarísima, pero una vez más, no conseguiría ese gol tan esperado por todos y su remate se marcharía al palo.

En la segunda parte dominó más el Zaragoza, pero el Alba de vez en cuando se acercaba a la portería de Álvaro Ratón, sobre todo con su hombre más peligroso, el pichichi Zozulia, que estaba enchufado tras haber marcado un doblete en el partido anterior.

La entrada al campo de Febas fue de lo más significativo en el ataque maño, el jugador volvió prácticamente loca a la defensa manchega, sobre todo a un Adri Gómez que aparecía después de mucho tras sustituir a Gaffoor y al que se le notó la falta de ritmo de competición.

El Zaragoza apretaba y apunto estuvo de llevarse el partido tras un pase de Febas para Papunashvili, que tras poner el corazón en un puño a la parroquia local, mandó por encima del larguero de Tomeu Nadal.

Y con esto se ponía el punto y final a un partido disputado, donde el Zaragoza tuvo algo más la posesión, sin quitar mérito a los manchegos que no se quedaron atrás y con varias ocasiones pusieron en problemas al equipo dirigido por José Ignacio González, el cual no pudo con este Albacete que estaba construyendo Enrique Martín, basado en la intensidad y en una idea de juego clara y que hasta el momento estaba saliendo a la perfección.

 

Del mal, el menos

 

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.