Achís

¡Pero qué mal les ha sentado la primavera a algunos! ¡Peor que al Alba oiga!

Después de la semana de críticas y descalificaciones a Enrique Martín (más dirigidas al plano personal que al deportivo por cierto) el partido de ayer contra el Sporting no servirá ni mucho menos para callar esas voces, que nada más lejos de querer ayudar a la situación del equipo, parecen estar deseando el fracaso del Alba para abalanzarse al técnico navarro.

Parece ser que hay gente que no es muy consciente que ayer jugábamos contra un equipo que acumulaba 10 partidos consecutivos en casa ganados y que por cierto, ocupa la segunda posición en la tabla, así que quizás, y solamente quizás, lleven algún que otro futbolista de calidad. Vamos, la misma historia que cuando vino el Rayo Vallecano al Carlos Belmonte.

El Alba hizo ayer en “El Molinón” una muy buena primera parte y se vio superado en el segundo tiempo ante un muy buen Sporting. El Albacete se echó atrás, Enrique Martín hizo cambios para intentar mantener el empate y de nada sirvió. Tanto fue el cántaro a la fuente que se rompió, o mejor dicho, volvió a romperse.

Las bajas reventaron al equipo en la segunda mitad, dando parte una vez más de lo importante que son futbolistas como Gorosito y Saveljich para este esquema. Gaffoor hizo un muy buen partido, Arroyo y Chus cumplieron como siempre, el problema es que ante estos rivales cumplir no basta y si tienes gente que te dé un saltito de calidad se agradece.

Las ocasiones se sucedían, Tomeu achicaba agua de todos lados y el gol con o sin cambios iba a llegar, estos equipos no perdonan.

Pero ayer tocaba volver a matar a Enrique Martín con los cambios. «¡Saca a Cifu!», llevaban pidiendo desde que llegó, pues ayer Cifu sin ritmo de partidos le tocó bailar con la más fea, se vio superado, y el chaval tiene culpa cero, bastante hizo. Pues adivinar… al acabar Cifu era malísimo, ya no servía. Esa es la tónica, esperar después de cada decisión detrás de la esquina para recordar que tú obviamente tienes la solución de los problemas del equipo manchego.

La semana pasada dimitía Lucas Alcaraz como técnico del Almería, dejando al equipo al borde del descenso y viendo que la cosa buena pinta no tenía. Se fue y es totalmente respetable, en juego también está su prestigio como entrenador. Pues Enrique Martín llegó hace unos meses con una situación bastante peor en la tabla que esa y contra viento y marea sacó al equipo adelante.

Vamos a sacar esto todos juntos, a tirar del equipo y a ganar los tres puntos ante el Cádiz. Ya habrá tiempo de que cada cual de su opinión para la próxima temporada. Por cierto, si estornudan no se alarmen, es que en primavera también salen los capullos.

Artículo realizado por León Morata Ydáñez (@09lmy)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.