Aterriza como puedas

Así se tituló la película que fue todo un éxito tanto en la comedia norteamericana como en el resto del mundo en los años 80. Además de disfrutar con las incongruencias abordo del Boeing 707 en compañía de Ted Striker y la tripulación, en la torre de control y ayudando a llevar el viaje a buen puerto, encontrábamos un personaje que nos mostraría que cada cosa, o incluso cada vicio, tiene su momento y un por qué.

Steve McCroskey, supervisor de la torre de control nos dejaría una ristra de vicios, los cuales iba dejando a su manera conforme avanzaba la trama: «Elegí mal día para dejar de fumar», «escogí un mal día para dejar de beber», «escogí un mal día para dejar los tranquilizantes», » elegí un mal día para dejar de oler pegamento».

Pues eso le pasó al Alba el sábado, que simplemente eligió un mal día y cuando uno tiene un mal día va cuesta abajo, sin frenos y con el viento a favor. Se escogió un mal día para continuar con su mala racha de cara a puerta en casa, Zozulia desde que consiguió su séptimo gol ve la portería diminuta y escogió mal día para no recuperar la senda goleadora, Tomeu eligió mal día para no medir bien en la falta que costó el gol(críticas por cierto un tanto excesivas, ya que el mallorquín está siendo de lo más regular esta temporada) y el equipo en general eligió un mal día para dejarse llevar por una afición que quería una victoria en casa y esa desconexión defensiva costó la acción de la falta por el mal repliegue del equipo.

Que bueno que era el empate cuando mirábamos ayer tarde la clasificación. Pues ahora a 7 por encima del objetivo y la semana que viene al «Molinón», confiando que el equipo vuelva a dar la cara ante un grande de la categoría y sino pues a esperar resultados.

¿Cuántos partidos lleva el Barça sin conocer la derrota en Liga? ¿De récord verdad? Pues eligieron un mal día para perder, ya que en vez de sábado o domingo, les cogió en martes. La primavera nos ha dado alergia, pero el remedio es casero: recuperar esa seguridad defensiva que era característica y seña de este equipo. Llevemos este Boeing 747 a tierra, aterrizando como podamos y a poder ser con menos turbulencias.

Artículo realizado por León Morata Ydáñez (@09lmy)

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.