Respecto a la ida: Albacete 0 – 0 Huesca

Partidazo el realizado por el conjunto manchego, con un Susaeta como protagonista, el cuál dispuso de varias ocasiones para poder haber ganado a un Huesca que defraudó en su visita al Belmonte

Empezaba el partido y empezaba el espéctaculo de Susaeta, el jugador eibarrés dio un recital de como lanzar faltas, pero la suerte le fue esquiva. Lo intentó de todas las maneras, pero el guardameta Alex Remiro unas veces y los palos en otras, dejaban sin premio a un Albacete que fue mucho mejor que su rival.

De las ocasiones más claras destacamos las de Néstor, el centrocampista primero lanzó el balón a la cruceta, cuando la distancia era más que considerable, pero para él no tenía pinta de que le importara.

A la siguiente Remiro si que tuvo que aparecer para que no entrara el balón. La falta en este caso estaba un poco más escorada, y el arquero navarro estaba bien colocado para poder blocar el disparo.

A la tercera parecía que iba a ir la vencida, pero ni con esas. Susaeta lanzaba al otro lado y se encontró con el poste, además el balón golpeo por dentro y se marchó paseandose por el área pequeña, sin que nadie fuera al remate.

Del Huesca, poco o nada que decir, los acercamientos por las inmediaciones de Tomeu Nadal brillaban por su ausencia, ya que el dominio y las ocasiones eran del Alba absolutamente.

Tras el paso de vestuarios, quizá veríamos un cambio en el equipo oscense, pero nada más lejos de la realidad. La opción de marcar el primero de la tarde la tuvo, quien sino, nuestro protagonista, Susaeta lanzó una falta al borde del área, pero de nuevo Remiro desbarataba la acción.

No obstante, al final, el que tuvo la oportunidad más clara fue Bíttolo, al cual le hacían un pase de la muerte desde la derecha, pero su disparo fue flojo y mal colocado. La victoria estuvo ahí, con todo el merecemiento, pero ese día el balón no quería entrar, que le pregunten a Susaeta.

Aún se pudo llevar el partido el Huesca con una ocasión clara, pero Melero estrellaba su remate en el cuerpo del Chimy Ávila.

La peor parte se la llevó Bíttolo, los puntos que se escaparon del Carlos Belmonte se los llevó él, en este caso de sutura. El argentino recibía de Zozulia una patada que le daba en sus partes nobles de manera fortuita, tuviéndose que retirar. Recordamos que la jornada anterior el ucraniano ya mandó a vestuarios a Chus Herrero por hacerle una brecha.

En definitiva, aquél día se vio a un gran Albacete, que dominó de principio a fin a una Sociedad Deportiva Huesca que no demostró su buena racha y el porqué es el líder actual. Todo gracias al trabajo de un equipo que estaba dando muestras de su fortaleza, sobre todo en casa.

La suerte da la espalda al Albacete

 

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.