Respecto a la ida: Albacete 2 – 1 Sevilla Atlético

Segunda victoria de Enrique Martín en el banquillo, con sufrimiento incluido y doblete de un César De la Hoz que se estrenaba como goleador ante el filial sevillista 

Saltaba al terreno de juego el Albacete Balompié con la segunda equipación en apoyo a la lucha contra el cáncer de mama. Y  llegaba con buenas sensaciones, el equipo de Martín empezaba a dar síntomas de equipo rocoso, sobre todo en casa, y así se demostró en aquel partido jugado en el mes de octubre.

Y empezaba la cosa bien para los intereses manchegos nada más comenzar, en el minuto cuatro de partido, se adelantaba por medio de César De la Hoz, que cazaba un balón en la frontal del área y disparaba ajustado al palo. El filial sevillista no daba señales de vida, el Alba estaba haciendo un buen partido y no dejaba opciones para las jóvenes promesas dirigidas por Tevenet.

Pasaban los minutos y los jugadores de Enrique Martín se encontraban cómodos sobre el terreno de juego, de hecho, Dani Rodríguez hizo la pillería de la tarde junto a su aliado César De la Hoz para subir el segundo gol en el marcador. El gallego y el cántabro, en una falta en el borde del área, se hablaron y ante el desconcierto en la defensa rival tras la falta pitada, Dani pasó a César, y éste, disparó sin oposoción haciendo el dos a cero en tan solo veinte minutos de encuentro.

Se llegó al descanso con la tranquilidad del trabajo bien hecho, pero eso a veces es un arma de doble filo, y así pasó. El conjunto de «La bruja de Campanas» salió en la reanudación con una relajación que apunto estuvo echar por tierra lo conseguido en la primera parte. El filial empezó a jugar y a tocar, porque los filiales se sabe que son capaces de lo mejor y de lo peor, y lo peor vino cuando recortó distancias Carlos Fernández. El gol puso nervioso a la parroquía local y a los propios jugadores, ya que empezaron a asediar la portería defendida por Tomeu Nadal, pero las ocasiones se quedarían ahí, en ocasiones.

Y tras un partido que en principio parecía plácido, se convirtió en un manojo de nervios para los que presenciaban el choque y su equipo era el Alba. Por fin el colegiado ponía fin al partido y se lograba una nueva victoria, que servía como bálsamo tras la derrota en la jornada anterior en Pamplona.

Victoria sufrida para dormir fuera del descenso (2-1)

 

 

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.