BannerMarmolesSimonOK
Aúpa Alba

¿Realidad o ilusión?

Pues esto va así señores, ni hace dos o tres semanas este equipo iba a llegar a Play Offs seguro y éramos un equipazo, ni ahora somos lo peor de la categoría, los que peor fútbol hacemos y parecemos una banda, no amigos, no.

Suele decirse que el fútbol es un estado de ánimo y razón no le falta a quien lo dice, pero siempre debe decirse con objetividad o al menos con toda la posible y sabiendo de qué equipo estamos hablando. En esta ocasión del Albacete Balompié, y si la memoria no me falla, en la jornada 7 mucha gente nos daba por muertos. Que el equipo no apuntaba al optimismo está claro, que se necesitaba un cambio también, pero recuerdo: era la jornada 7 y se venía de perder 5-1 en “Los Pajaritos”.

Ayer salía del Carlos Belmonte y parece que nos hemos olvidado de todo eso, de cómo estaba el equipo en octubre y dónde está ahora. ¿Quién de nosotros no hubiese firmado entonces llegar a la segunda vuelta como llegó el equipo? No sólo en la tabla, sino compitiendo y teniendo opciones en todos los partidos hasta el final. Desilusión, enfados con los futbolistas, con el técnico, con el planteamiento y con el arbitraje, eso fue ayer el final del partido.

Enrique Martín es un motivador nato y ha sido lo más parecido a convertir el agua en vino que hemos visto este año en Albacete, pero esa motivación que él trasmite a jugadores y afición hay que leerla entre líneas porque a veces se corre el riesgo de chocarte con algo que nos baja de la nube, algo tan simple como la realidad.

Crédito más que de sobra para este grupo, van a tener grandes días y otros en los que las cosas no salgan. Enrique Martín va a acertar y se va a equivocar, pero en eso consiste ser entrenador y lo hará por el bien del grupo, ya conocemos al navarro y exprime al máximo lo que tiene y lo que le dan.

Esta temporada está siendo una montaña rusa de la que parece no queremos bajar, cuando el equipo hace dos buenos partidos empezamos a echar cuentas, a sumar, a quitar, a planificar cómo quedaremos en dos semanas en la tabla y la cosa no va así. El objetivo es y será la permanencia, el querer más está bien, ser ambiciosos nunca resulta negativo en ningún aspecto, pero todo lo que sea ir más allá de mantener la categoría se consigue a raíz de esa base.

Recordemos de dónde venimos, dónde hemos estado y dónde estamos ahora. Valorarlo, pensarlo y elegir de cara a esta segunda vuelta: ¿Realidad o ilusión? Yo lo tengo claro.

 

Por León Morata (@09lmy)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *