BannerMarmolesSimonOK
Aúpa Alba

Respecto a la ida: Albacete 0 – 1 Lugo

Tercera derrota consecutiva de un Albacete que se hundía en la tabla, sin haber ganado en la temporada y sin haber marcado gol. Zozulia debutó ese día, con la esperanza de revertir la situación, en un partido, donde el Lugo se llevaría los tres puntos del Belmonte sin mucho esfuerzo.

El Lugo llegaba a tierras manchegas, al igual que el Albacete, sin haber ganado y sin haber conseguido marca un solo gol, los dos abajo en la tabla y dando malas sensaciones.

Los gallegos salieron con más impetu y de primeras se encontró con una gran ocasión, que sería salvada por Tomeu Nadal. El Albacete era mejor que su rival, y así se demostró con una ocasión de Gálvez de cabeza, pero nada más, no se llegaban a crear problemas serios al guardameta Juan Carlos.

En la reanudación se vieron más cosas que en la primera, la cual estuvo menos entretenida. El Albacete seguía a lo suyo, pero dando muestras de una gran falta de pegada arriba. El centro del campo hacía aguas, y de ahí nació el primer y único gol del partido. Susaeta controlaba un balón, donde el eibarrés se entretuvo y Campillo que pasaba por allí, le robó el balón y centró perfecto para que Iriome rematara de cabeza, si que nada pudiera hacer Tomeu.

Entonces llegó uno de los momentos más esperados por los albacetistas, el debut de Zozulia, que salió vitoreado, entre aplausos, ya que la afición estaba esperando como agua de mayo el delantero que marcara los goles que estaban haciendo falta para salir de ahí abajo. Y el ucraniano no defraudó, a pesar de no marcar, porque se dejó la piel, literalmente, tuviéndole que dar puntos por una brecha en la cabeza.

Volviendo al partido, todo salía mal, incluso cuando mereces empatar, porque el árbitro privó a los locales de poder hacerlo, ya que se tragó un claro penalti de Bernardo, que interceptaba la trayectoria del balón con la mano a un centro de Bela. El francés del Alba tuvo por contra la ocasión de empatar, pero disparó flojo y atrapó sin problemas el portero gallego Juan Carlos.

Y con esto se llegaba al final, la afición despedía con pitos a su equipo y gritos de ¡Aira vete ya!. Era la tercera derrota consecutiva, quizá no con merecimiento, pero el fútbol son goles y resultados. La cosa pintaba mal por el mes de septiembre.

El Albacete no carbura (0-1)

 

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.