2017 para la historia: La vuelta a Segunda y el cambio de Aira por Enrique Martín

Tras un año en el infierno, el Albacete lograba lo más complicado, volver al fútbol profesional en una temporada. Pocos son los equipos que lo consiguen y el Alba por suerte puede disfrutar de nuevo de la élite. La temporada comenzaba mal y el 5-1 en Soria puso fin a la era de José Manuel Aira. Llegaba Enrique Martín para levantar un situación complicada y cambiar la identidad del equipo al 100%

A pesar de conseguir el ascenso, el entorno y la afición dudaba de José Manuel Aira. El técnico berciano, a lo largo de la temporada se mostraba fiel a su estilo e idea de juego, y no lo abandonaba ni cuando los resultados no acompañaban.

José Miguel Garrido decidía la continuidad del entrenador que además tenía una cláusula para seguir un tercer año en caso de cumplir los objetivos. Con la venta del club en julio al Grupo Skyline, los nuevos gestores se encontraron con un club en el que la mayoría de futbolistas seguían por el tipo de contrato que habían firmado el año anterior. Además de un técnico que, como mínimo, estaban obligados a no destituir hasta que pasaran seis jornadas.

La dirección deportiva que ahora encabeza Nico Rodríguez realizaba fichajes y también buscó dar salidas. El Albacete no se movió mal del todo, pero tarde. Faltaba un fichaje de renombre y no llegaba hasta que el mercado se cerraba. Román Zozulia fichaba por los blancos gracias a que rescindió en el Betis y estaba libre.

La pretemporada no dejaba claro el nivel al que el equipo podía comenzar la competición. Llegaban muchos futbolistas nuevos en poco tiempo y era necesaria una adaptación. A pesar de ello, el Albacete debutaba en Granada en su vuelta a Segunda y sumaba un gran empate en Los Cármenes.

Posteriormente el equipo fue un desastre. Llegaron cuatro derrotas consecutivas y lo peor, el Alba no transmitía buenas sensaciones. Aira ya se encontraba en el alambre, pero no podía ser destituido y el Oviedo visitaba el Belmonte. Ese día, los blancos lograban remontar un 0-1 en los instantes finales del partido, gracias a dos golazos de Bela y Quim.

Los primeros tres puntos subían a la tabla y el técnico tuvo otra oportunidad en Soria. El Albacete viajaba con la intención de demostrar que la mejoría era cierta, pero lejos de eso, salía humillado de Los Pajaritos. Al descanso 1-1 con un golazo de Zozulia. Pocos podían pensar en el 5-1 final. Fue la gota que colmó el vaso y la dirección deportiva decidía destituir a Aira. El equipo era penúltimo con cuatro puntos. El berciano se despedía con la cabeza alta, pues a pesar de la mala situación, había logrado devolver al Alba a Segunda.

Enrique Martín llegaba con un discurso que se está cumpliendo

Nico se tuvo que mover rápido para buscar un sustituto de garantías. Muchos técnicos se ofrecían al Alba, pero el director deportivo lo tuvo muy claro. Enrique Martín firmaba como sustituto de Aira y daba comienzo a una nueva etapa.

Desde su llegada, el técnico navarro demostraba que tenía las ideas claras. En la presentación indicaba que antes de Navidad quería al equipo fuera del descenso y a mitad de tabla. Después vendrían dos meses intensos para ver realmente por lo que luchará el Alba. Y no descartaba luchar por el play off.

Un discurso en el que sus jugadores han creído y que tiene encantada a una afición que también necesitaba nuevas ilusiones. Con tan sólo dos días en el banquillo, el Alba lograba un triunfo importantísimo ante el Lorca. Tomeu, que había sido suplente en los dos partidos anteriores, detenía un penalti en el descuento con el 2-1 y dejaba los tres puntos en casa.

El Alba había cambiado de sistema, Martín desde un principio apostó por un 1-5-3-2, jugando sin bandas, pero con los laterales incorporándose al ataque. Los blancos ganaron equilibrios, consistencia y empezaron a competir contra cualquier rival. En su segundo partido perdía por la mínima ante un Osasuna que era líder. Posteriormente, el Albacete estuvo siete jornadas seguidas sin perder. Ganando dos partidos y empatando cinco.

Los blancos caían en Cádiz ante un rival que estaba intratable. Posteriormente, vencían a Valladolid, empataban con Zaragoza y en el último partido de 2017, llegaba la primera victoria como visitante ante el Barcelona B.

Enrique Martín cogía las riendas con el Albacete en penúltima posición con 4 puntos. Ha logrado en 13 jornadas 21 puntos que han llevado a los blancos a terminar el año en mitad de la tabla con 25, cinco por encima del descenso.

De momento los presagios que el técnico defendía en su presentación se van cumpliendo y el Alba cumple con los objetivos que se marcaban tras el ascenso.

 

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.