BannerMarmolesSimonOK
Aúpa Alba

El efecto Kabchi pasó por el Belmonte

El Albacete volvió a ganar en casa. Ganó su primer partido en la vuelta a Segunda, o como le llaman ahora, la Liga 123.

Se habían probado muchas cosas. Cambio de jugadores, cambio de sistema e incluso cambio de rutinas.

Lo cierto es que ayer, en el Carlos Belmonte, hubo un factor que pudo ser determinante para que llegase la primera victoria del Albacete Balompié y se ganase en casa después de mucho tiempo.

El ‘efecto Kabchi’ sobrevoló el feudo manchego. El actual Presidente y dueño del grupo inversor que aterrizó este verano en Albacete para hacerse con los mandos del club, hizo su primera aparición como Presidente en un encuentro oficial del Albacete Balompié. Segunda aparición pública si contamos el día de su presentación en sociedad.

Sobre la presencia David Kabchi en el palco del Carlos Belmonte se ha hablado mucho. Algunos se atrevían a asegurar que venía incluso con la intención de destituir al entrenador en caso de derrota.

Casualidad o no, lo cierto es que el ‘efecto Kabchi’ le vino de perlas a José Manuel Aira. Su equipo ganó y él, al menos, seguirá siendo entrenador del Albacete Balompié otra semana más.

Hablo del ‘efecto Kabchi’  como si hubiese sido él quien bajó a jugar al césped del Belmonte, y ni mucho menos.

Quizás, como comentaba al principio, se ha seguido insistiendo en la búsqueda de ese ‘algo’ que cambiase el pensamiento de los jugadores. Algo que permitiese al equipo ganar para poder resetear la mente y así conseguir esa primera victoria que ya estaba atenazando las piernas de los futbolistas.

Hubo cambios en el once. Carvajal sustituyó a Tomeu Nadal ante la sorpresa de la mayoría del público. Hubo cambios en el sistema. Se pasó a jugar con defensa de cinco, algo que aseguró todavía más el área del Albacete e hizo prácticamente inútiles las ofensivas de un Real Oviedo que a penas consiguió crear peligro durante la primera mitad.

Llamémoslo como queramos, quizás el ‘efecto Kabchi’ es aquel que consiguió imprimir Jeremie Bela al balón para realizar un golazo que hacía mucho tiempo no disfrutábamos desde la grada. O quizás el ‘efecto Kabchi’ fue la fuerza que sacó ‘El mago’ de su pierna izquierda para remontar el encuentro, reivindicarse y conseguir los primeros tres puntos de la temporada.

Como decía, que cada uno le llame como quiera. Lo cierto es que ayer en el Carlos Belmonte algo cambio. Sea el ‘efecto Kabchi’ o no, esperemos que esta victoria ante el Real Oviedo sirva para que cómo decía su entrenador el equipo y los jugadores crezcan en la categoría.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies