Tomeu Nadal: «El partido de la ida es el espejo donde mirarnos»

Para Tomeu Nadal solo «quedan 90 minutos» para finalizar la temporada y sabe que de lo que resta, nada será fácil, «será un partido complicado y parecido al del otro día. El Valencia es un equipo con muchísima calidad que te puede hacer mucho daño. El espejo claro donde nos tenemos que mirar es el partido del otro día en Valencia, si seguimos esa línea tenemos muchas opciones».

Si hay un espejo donde mirarse como bien dice el bueno de Tomeu es en el encuentro de Mestalla. Un encuentro donde los primeros 45 minutos fueron de lo mejor de la temporada en cuando a concentración y compromiso, «la primera parte en Valencia fue de las mejores de la temporada. Interpretamos muy bien lo que pedía el partido. La segunda parte viene condicionada por el cansancio y el marcador. Estuvimos bien y las ocasiones que nos crearon las defendimos bien».

El juego que desempeñó el Valencia Mestalla y que intentará desplegar el domingo en el Carlos Belmonte es un juego de toque y desgaste hacia el rival. Los contrarios se ven obligados a realizar un alto esfuerzo no solo físico sino también psicológico, «te intentan desgastar con el balón. Es un trabajo físico y psicológico muy grande. Nosotros interpretamos muy bien lo que pedía el partido en cada momento y físicamente creo que el equipo ha llegado muy bien al tramo final».

Ahora, tras haber sufrido muchos golpes, el conjunto de José Manuel Aira parece haber aprendido la lección. Sabe cuando parar los partidos y sabe también cuando sobreponerse a las adversidades, «hemos aprendido a manejar los tiempos y lo que pide el partido en cada momento. He visto un antes y un después en el equipo tras la eliminatoria de Lorca, y Baleares, aprendimos».

El conjunto de Curro Torres tendrá la importante baja de Nacho Gil, uno de sus jugadores más verticales y con mayor peligro de cara a portería contraria. Tomeu Nadal sabe de la importancia de la baja, pero no duda en que tendrán recambios de garantías al igual que tiene el Albacete, «La baja de Nacho Gil es importante para ellos. Fue el jugador más dinámico que tuvieron y quien nos creo mucho peligro. Saldrá quien tenga que hacerlo y lo hará parecido. Vale igual para Delgado. Es importante para nosotros pero tenemos gente suficiente para suplir las bajas con el mismo nivel».

Todavía faltan varios días para la llegada del encuentro. La espera no se le está haciendo larga al vestuario del Albacete que sabe como asimilar este tipo de situaciones, «el vestuario tiene ganas de que llegue el domingo pero no nos obsesionamos con esto. Cuando quedamos eliminados de Lorca, en plan broma, decía que teníamos un mes más para estar juntos. Este vestuario es difícil de encontrarlo. Hemos aprendido juntos, llorado juntos y ojalá lloremos de alegría juntos».

Para Tomeu, el del domingo, es uno de los partidos más importantes de su carrera. Si para algo se hizo futbolista era para vivir este tipo de partidos y no quiere obsesionarse ni ponerse nervioso pensando en él, «es una final. Es importante, pero no me quiero presionar con eso. Hemos jugado con 4.000 y el otro día jugamos con 23.000. Estamos aquí para vivir partidos como estos. Son partidos de Segunda B con ambiente de Segunda o Primera. El otro día es de los mejores partidos que puede vivir un futbolista. Este domingo será mejor porque habrá más gente nuestra. Hay que disfrutarlo y conseguir lo que todo el mundo desea».

Por último Tomeu Nadal valoró la gran eficacia defensiva de su equipo en todo el play off. Hasta la fecha el equipo de Aira solamente ha recibido tres tantos y dos de ellos a balón parado. Un dato que invita al optimismo y que es debido al gran trabajo que realiza todo el equipo, «en todo el play off ha estado muy bien. Hemos encajado tres goles y uno en jugada. El equipo ha mejorado mucho defensivamente, ha juntado líneas y ha sufrido mucho cuando había que hacerlo».

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.