El día que jugamos contra La Hoya Lorca

Foto: Ana Díaz

Aquella vez el Alba le ganó la partida al Lorca, recogió el liderato y ascendió a Segunda

Muchos recuerdan como hace tres años el conjunto dirigido en aquel momento por Luis César Sampedro, doblegaba a La Hoya Lorca con un solitario gol de Carlos Moreno que daba los tres puntos y el liderato.

Corría la trigésimo segunda jornada de liga y el Albacete llegaba a ese partido por detrás en la tabla, después de haber visto como el equipo lorquino se distanciaba como primero con un colchón importante de puntos, pero el Alba consiguió recortar muchos de esos puntos y se daba la circunstancia de que si se le ganaba a La Hoya se ponía líder del grupo IV de Segunda División B.

Entrando en el partido de aquél sábado de marzo, ante más de trece mil aficionados, el Albacete sabía lo que se jugaba y le puso el empeño necesario para poder cerrar cuanto antes el partido. Los destellos de un joven Samu, la calidad en la medular de Indiano, la rapidez por banda de César Díaz y el olfato goleador del pichichi Rubén Cruz. Pero venía el líder de la clasificación y eso se notaba, además con jugadores de mucha calidad, dos de los cuales están actualmente defendiendo nuestros colores, como son los casos de Fran Carnicer y Josan.

El Albacete tuvo más oportunidades de abrir la lata murciana, pero la defensa estuvo muy seria y con un gran portero detrás de ella como era el albaceteño Alberto Cifuentes. Pero aquel día los de Luis César tenían que ganar, así lo hicieron. El gol de la victoria llegaría cuando el encuentro estaba acercándose a la recta final. El Alba sacaba un córner magistralmente lanzado por Carlos Indiano, y allí estaba el otro Carlos, el lateral derecho, que se adelantaba a todos e interceptaba un cabezazo que se colaba en la portería de nuestro paisano con suspense. El balón entraba y saltaba la locura y el delirio en el Carlos Belmonte, la afición celebraba más que una victoria, celebraba el poder superar en la tabla a un equipo que estaba siendo un quebradero de cabeza para más de un albacetista. Se conseguían más que tres puntos, se conseguía la ilusión de una ciudad por ver como tenía más cerca el objetivo de ser primero y obtener el ascenso de manera más fácil, tras tres años divagando por segunda B.

En definitiva, lo que se vivió aquella tarde quedará en la memoria de muchos, de esos partidos que hacen afición, de los que gusta ver cuando es tu equipo el que gana, y que esperamos que este domingo se vuelva a repetir contra el mismo equipo que se nos cruzó en el camino hace tres años y que nos dejó tan buen recuerdo.

¡Aúpa Alba!

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.