RESPECTO A LA IDA: Albacete Balompié 1 – 1 U.D. Socuéllamos

El Alba ponía fin a una racha sin encajar gol

Empate que supo a gloria al Socuéllamos y a derrota para los intereses de los de José Manuel Aira que veían como se cortaba una racha de cinco partidos sin que perforaran la portería de Tomeu Nadal.

En la primera mitad tampoco es que hubiera un aluvión de oportunidades, pero el conjunto local dominaba sin hacer nada del otro mundo, parecía que el gol tenía que llegar de un momento a otro y así fue, José Fran se iba por banda y ponía un centro perfecto para que Héctor Hernández adelantara a los blancos.

Tras el descanso, se respiraba un ambiente y una sensación de tranquilidad extraña, como si la cosa no fuera con el Albacete, y el Socuéllamos aprovechó esa “pájara” para marcar un gol raro, de esos que no tienen mucha explicación, Javi Lillo tenía el balón por la banda derecha, avanzó hacia el centro y disparó o centró, aún no sabe ni él que quiso hacer aquella tarde, pero el balón entró ante la mirada de la defensa blanca y sobre todo de la de Tomeu que hacía la estatua y solo podía contemplar como entraba en su portería.

El descuento estuvo más entretenido que todo el partido, ya que a Gálvez se le anulaba un gol cuanto menos dudoso, según el toque de Eloy Gila que prolongaba, podía haber subido o no al marcador, el colegiado no lo concedió. Al igual que no concedió penalti en un claro agarrón de Jacinto sobre Delgado, donde privó a los albaceteños de al menos tener la posibilidad de conseguir dos puntos más.

Con esto se llegaría al final, el Alba no aprovechó adelantarse en el marcador, y el Socuéllamos se llevaría un botín que para nada esperaban y que celebraron como si fuera una victoria, mientras que la afición local se marchaba del estadio sin saber muy bien como su equipo había dejado escapar un partido así.

You must be logged in to post a comment Login

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.